Dios bendiga al equipo de evangelismo, incansables y a la <misión Monte Sinaí por sus aportaciones de alimento.