JESUCRISTO ADMIRABLE CONSEJERO

ISAIAS 9:6

6Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz.

 

INTRODUCCIÓN:

Cada Navidad volvemos a recordar los pasajes tan llamativos de Isaías, que predijo el nacimiento de Jesús por medio de la virgen. Uno de los términos utilizados es "admirable consejero".

Otras escrituras confirman que estos títulos implican divinidad: Admirable Consejero significa “sobrenatural” (especialmente Jue. 13:18)

JUECES 13:18 Y el ángel de Jehová respondió: ¿Por qué preguntas por mi nombre,  que es admirable?

Y es Yahweh de quien se dice que su “consejo es admirable” (NC) en:

ISAIAS 28:29  También esto salió de Jehová de los ejércitos,  para hacer maravilloso el consejo y engrandecer la sabiduría.

Jesús comenzó su predicación precisamente con estas palabras: … EI Espíritu del Señor está sobre mí» (Lc. 4:18). Su sabiduría era notoria a todos, ya desde niño (Lc. 2:47).

Su entendimiento, esto es, la habilidad de aplicar los principios a las situaciones concretas, fue también notorio en todos los casos que se le presentaron.

Su consejo siempre era certero y atinado. Sabía muy bien cómo administrar los asuntos del reino espiritual para gloria de Dios y beneficio de los hombres.

 

   Jesucristo es un consejero que:

I. RESPONDE A NUESTRAS NECESIDADES.

ISAIAS 9:6 (DHH)  Porque nos ha nacido un niño, Dios nos ha dado un hijo, [5] al cual se le ha concedido el poder de gobernar. y le darán estos nombres: Admirable en sus planes, Dios invencible, Padre eterno, Príncipe de la paz.

¿Qué es un consejero? Un mentor, asesor, guía. Es un ministerio de librar a las personas de las ataduras emocionales que les impide la felicidad y una vida victoriosa en Cristo.

En breve, se puede explicar la necesidad de la consejería de esta forma. El ser humano está constituido de una trinidad - espíritu, alma y cuerpo. El espíritu es la parte que necesita a Jesucristo como salvador, el cuerpo es la parte física que se puede enfermar, y el alma es la parte emocional.

Con el espíritu sentimos la culpa y buscamos el perdón de Dios. Con el cuerpo sentimos el dolor físico y nos vamos con el médico a ser tratados. Pero, el alma también se lástima en lo emocional, pero no es siempre tan obvio, y pocas veces se busca solución, pero el daño existe.

ISAÍAS 28:29 También esto procede del SEÑOR de los ejércitos, que ha hecho maravilloso su consejo y grande su sabiduría.

Cuando algo nos lastima emocionalmente decimos que nos duele hasta el alma. Más, sin embargo es de suma importancia buscar ayuda para esta parte de nuestra vida que no solamente nos daña a nosotros, sino también a los que nos rodean.

Alguien con daños emocionales no puede ser efectivo en su vida cotidiana como padre o esposo, ni tampoco en el trabajo, y mucho menos en la obra de Dios - porque no lleva una vida feliz.

Jesucristo responde a nuestras necesidades:

a.- Necesidad de sentirme amado.

Pablo le llama a esto un "gran amor". Y él dice que lo que lo marca como grandioso es que a causa de ello, Dios vino a mí en mi sangre, en mi suciedad, en mi traición y en la mortandad de mi corazón, y me hizo vivir. "por su gran amor con que nos amó, nos dio vida juntamente con Cristo" (Efesios 2:4-5). Un gran amor nos dio vida.

"Según nos escogió en él antes de la fundación del mundo... en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo" (Efesios 1:4-5) Él nos amó antes de que fuéramos creados o adoptados

Si quieres ser amado así, entonces ríndete a este amor que ya está obrando en ti, y abraza su máxima expresión, Jesús, el Hijo de Dios y Mesías. "que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo." (Romanos 10:9). Encontrarás que has sido amado con un gran amor por toda la eternidad. Oro por que hagas esto.

b.- Necesidad de seguridad

Seguridad financiera, de salud, en mi entorno, en mi casa, en mi matrimonio, en mi familia.

SALMO 34:19 “Muchas son las aflicciones del justo, pero de todas ellas le librará el Eterno”.

La Biblia revela que el pueblo de Dios está actualmente viviendo en un mundo bajo el engaño del maligno (1 Juan 5:19), y que esta vida física temporal es un campo de entrenamiento para una maravillosa eternidad en la familia de Dios. Para poder asemejarnos a nuestro Padre, debemos resistir al diablo y perseverar en medio de las pruebas y desafíos.

Afortunadamente, Dios es nuestro respaldo —Él nos va a liberar de estas aflicciones. Debemos pedirle su liberación, y debemos aprender las lecciones y desarrollar la paciencia que nuestras pruebas pueden traernos.

c.- Necesidad de reconciliarme

Reconciliarme con Dios, con mi familia, con mi esposa, mis hijos, con mi entorno, con los que me ofendieron y los que ofendí.

2 CORINTIOS 5:18-19 18Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación; 19que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación.

Reconciliar, Esta asombrosa declaración revela el infinito amor de Dios. Nosotros ofendimos a Dios rompiendo sus mandamientos y pecando contra él. Por lo tanto, la iniciativa de una reconciliación debiera haber partido de nosotros, que fuimos los ofensores. En cambio, leemos que Dios, la parte ofendida, se acerca a nosotros para restaurar las relaciones. Dios tomó la iniciativa y completó la obra de reconciliación antes de que nosotros, como pecadores, respondiéramos a la misericordiosa invitación divina a reconciliarnos con él (Ro. 5:10–11).

Dios nos reconcilia con él mediante la obra expiatoria de su Hijo Jesucristo. Por esta razón, Pablo dice que Dios trajo la reconciliación mediante Cristo, esto es, por la obra redentora de Jesús.

«[Dios] nos ha dado el ministerio de la reconciliación». Dios quiere que sus hijos se comprometan en un ministerio restaurador por la predicación, la enseñanza y la aplicación del evangelio.

 

       Jesucristo es un consejero que:

II. PRACTICÓ SUS CONSEJOS A LA PERFECCIÓN.

ISAIAS 9:6 (BAD)  Porque nos ha nacido un niño, se nos ha concedido un hijo; la soberanía reposará sobre sus hombros, y se le darán estos nombres: Consejero admirable, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de paz.

1. Jesús era ejemplo perfecto de un consejero ideal.

Cristo es un consejero como ningún otro.  Verdaderamente no hay otro consejero como el mismo Dios.  El salmista dice: 

SALMO 16:7 (LBLA) Bendeciré al SEÑOR que me aconseja; en verdad, en las noches mi corazón me instruye.

Consejero es alguien que guía a otros por medio de sus palabras, ya sean de amonestación, de exhortación o de ánimo.  Cristo mismo lo dijo de el mismo:

JUAN 6:63 (NVI) “El Espíritu da vida; la carne no vale para nada. Las palabras que les he hablado son espíritu y son vida.”

La Biblia nos relata como el pueblo estaba “admirado” con las enseñanzas de Cristo de manera que los sacerdotes y los escribas le querían hacerle daño:

 MARCOS 11:18 (LBLA) “Los principales sacerdotes y los escribas oyeron esto y buscaban cómo destruirle, porque le tenían miedo, pues toda la multitud estaba admirada de su enseñanza”.

Cristo es nuestro consejero admirable ante Dios. Él es nuestro mediador e intercesor que nos calma, nos consuela y nos aconseja. Como nuestro abogado ante Dios, Él nos defiende ante el tribunal de la justicia de Dios y se ofrece a sí mismo como pago de nuestras transgresiones.

Cristo mismo es por lo tanto identificado como admirable  porque podríamos decir que Cristo es “la maravilla de Dios en persona” . No solamente es Cristo es admirable sino que es Él mismo quien ha hecho y haría “maravillas” en el pueblo.

2. Jesús vivió sus enseñanzas.

            Jesús es el que nos da el mejor consejo.  Cristo está calificado para ser un buen consejero. Está calificado porque él vivió en la tierra, sufrió lo que usted y yo sufrimos y demostró que puede salir adelante en medio de las circunstancias. Cristo está calificado para ser su consejero, porque Él es un consejero misericordioso. Cristo es un consejero consistente, quiere decir que Jesús practica lo que predica. Usted ha tenido consejeros que dicen una cosa y hacen otra. Uno debe practicar lo que predica.

 

      Jesucristo es un consejero que:

III. OFRECE CAPACITARNOS PARA QUE  PRACTIQUEMOS LO APRENDIDO.

ISAIAS 9:6 (N-C)  Porque nos ha nacido un niño, nos ha sido dado un hijo que tiene sobre los hombros la soberanía, y que se llamará maravilloso consejero, Dios fuerte, Padre sempiterno, Príncipe de la paz,

1. Jesucristo nos ofrece ayuda constante.

FILIPENSES 4:13 13Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.             

La fuente que explica esta suficiencia espiritual, o sea, la Persona que le enseñó y continuamente le enseña este secreto, está indicada en las palabras: Todo lo puedo en aquel  que me fortalece.

Pablo lo puede hacer, al estar en Cristo:

FILIPENSES 3:9 9 y ser hallado en él,  no teniendo mi propia justicia,  que es por la ley,  sino la que es por la fe de Cristo,  la justicia que es de Dios por la fe;

Por la presencia del Espíritu de Cristo que mora en él, y por la acción de dicho Espíritu mediante la fe, en vital unión e íntima comunión con su Señor y Salvador.

La gracia de Cristo le basta y Su potencia habita en él (2 Co. 12:9).

Este maravilloso Ayudador está a su lado (2 Ti. 4:17) para ser su gran Fortalecedor (1 Ti. 1:12). El Señor es para Pablo fuente de sabiduría, de ánimo y de vigor, que lo fortalece en todas sus necesidades, por lo cual él puede decir:

2 CORINTIOS 12:10  “Por lo cual, me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte”

2. Jesucristo nos ofrece su compañía.

JUAN 14:16-17 16Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre:17el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros.

Pero Jesús no nos deja luchar solos en la vida cristiana. Dijo que nos mandaría otro Auxiliador.

Un paraklêtos podía ser una persona llamada como abogada para defender a un acusado, y al que se le va a imponer una pena; podría también tratarse de un experto al que se llama para que aconseje en una situación difícil; o alguien a quien se llama para ayudar, por ejemplo, a una compañía de soldados que se encuentra deprimida y desanimada, infundiéndole nuevo ánimo.

Siempre el paraklêtos es alguien que se llama para que ayude en tiempos de dificultad o necesidad.

Confortador, que es la palabra que se usa en las biblias clásicas inglesas desde Wycliff, sería en tiempos una buena traducción porque conservaba el sentido latino derivado de fortis, que quiere decir valiente; y un confortador, por consiguiente, era alguien que infundía valor a personas derrotadas, acobardadas o desanimadas (confortar = «dar vigor, espíritu y fuerza»; consolar = «aliviar la pena o aflicción de alguien», D.R.A.E.).

El Espíritu Santo: suprime nuestra incapacidad y nos capacita para poder con la vida. El Espíritu Santo transforma una situación desesperada en una vida victoriosa.

 

CONCLUSIÓN:

Hoy Cristo ofrece ser nuestro consejero, para ayudarnos a experimentar el nuevo nacimiento y para poder vivir una vida de victoria y alegría.

   Jesucristo es un consejero que:

I. RESPONDE A NUESTRAS NECESIDADES.

II. PRACTICÓ SUS CONSEJOS A LA ABSOLUTA PERFECCIÓN.

III. OFRECE CAPACITARNOS PARA QUE  PRACTIQUEMOS LO APRENDIDO.

 

.

LA LUZ QUE RESPLANDECE

ISAIAS 9:2–7

2El pueblo que andaba en tinieblas vio gran luz; los que moraban en tierra de sombra de muerte, luz resplandeció sobre ellos.  3Multiplicaste la gente, y aumentaste la alegría. Se alegrarán delante de ti como se alegran en la siega, como se gozan cuando reparten despojos. 4Porque tú quebraste su pesado yugo, y la vara de su hombro, y el cetro de su opresor, como en el día de Madián. 5Porque todo calzado que lleva el guerrero en el tumulto de la batalla, y todo manto revolcado en sangre, serán quemados, pasto del fuego. 6Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz. 7Lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán límite, sobre el trono de David y sobre su reino, disponiéndolo y confirmándolo en juicio y en justicia desde ahora y para siempre. El celo de Jehová de los ejércitos hará esto.

 

INTRODUCCIÓN: 

Vendrá un tiempo en que la penumbra y la oscuridad (8:22) serán cosa del pasado. La penumbra en la sección norte de Israel vino a causa de la disciplina. Dios humilló ... Zabulón y ... Neftalí por un tiempo.

Si bien Isaías probablemente estaba usando estos dos nombres tribales para representar el Reino del Norte, es sorprendente que la educación de Jesús y el ministerio primitivo estuvieran principalmente en esa área cercana al Mar de Galilea.

Su presencia sin duda "honró" a esa zona. En 732 a.c. esta parte norte de Israel se convirtió en una provincia asiria bajo Tiglath-Pileser III, humillando así a la gente allí y poniéndolos en la penumbra. Bajo la dominación gentil, esa área fue llamada Galilea de los gentiles.

El camino del mar describe una importante carretera internacional que atraviesa esta región.

Los invasores soldados asirios tomaron esa ruta cuando invadieron el Reino del Norte.

De esa área surgirá el Mesías y borrará la penumbra y la oscuridad provocada por la dominación gentil.

 

 

I. ES UNA LUZ QUE DESPEJA LAS TINIEBLAS (V. 2).

ISAIAS 9:2 2El pueblo que andaba en tinieblas vio gran luz; los que moraban en tierra de sombra de muerte, luz resplandeció sobre ellos.

                   A los que les falta el evangelio, andan en tinieblas y en peligro supremo. Pero cuando el evangelio llega a una parte, a un alma, llega la luz. Oremos fervorosamente que pueda brillar en nuestro corazón y hacernos sabios para salvación.

La venida del Mesías al mundo ha traído una luz que resplandece para la humanidad.

1. El pueblo que anda en tinieblas experimenta muchos peligros y la luz ilumina el camino.

Con el típico paralelismo hebreo, el profeta describió el efecto del Mesías en esta parte norte de Israel. La gente estaba en la oscuridad y en la sombra de la muerte.

ISAIAS 8:22 22Y mirarán a la tierra,  y he aquí tribulación y tinieblas,  oscuridad y angustia;  y serán sumidos en las tinieblas.

Entonces vieron una gran luz y la luz ... amaneció en ellos.

Mateo aplicó este pasaje a Jesús, quien comenzó su ministerio de predicación y sanación en esa región:

MATEO 4: 15-16 15Tierra de Zabulón y tierra de Neftalí,  Camino del mar,  al otro lado del Jordán, 

Galilea de los gentiles; 16El pueblo asentado en tinieblas vio gran luz;  Y a los asentados en región de sombra de muerte,  Luz les resplandeció.

La misma región que estuvo tan oscura una vez, estará entre los primeros en recibir la luz del Mesías.

Fue en el desprecio de Galilea donde Él primero y de manera más pública ejerció Su ministerio; de allí eran la mayoría de sus apóstoles.

Jerusalén, la capital teocrática, podría haber conocido fácilmente al Mesías; Para compensar a los menos favorecidos de Galilea, Él ministraba principalmente allí; La misma degradación de Galilea hizo que sintiera la necesidad de un Salvador, un sentimiento que no conocen los judíos justos

MATEO 9:13 13Id,  pues,  y aprended lo que significa: Misericordia quiero,  y no sacrificio. Porque no he venido a llamar a justos,  sino a pecadores,  al arrepentimiento.

También fue apropiado que el que era "la Luz para iluminar a los gentiles y la gloria de su pueblo Israel", debe ministrar principalmente en la tierra fronteriza de Israel, cerca de los gentiles.

2. El pueblo que habita en tierra de sombra de muerte carece de la esperanza que es disponible para el que cree.

El evangelio trae gozo consigo. Los que desean tener gozo, deben hacerse la expectativa de trabajar arduamente, como el agricultor, antes de tener el gozo de la cosecha; y por duro conflicto, como el soldado, antes de repartir el botín.

Los judíos fueron librados del yugo de muchos opresores; esto es sombra de la liberación del creyente del yugo de Satanás. La limpieza de las almas de los creyentes del poder y la contaminación del pecado será efectuada por la obra del Espíritu Santo como fuego purificador.

Estas grandes cosas para la Iglesia serán hechas por el Mesías Emanuel. El Hijo ha nacido: era seguro; y la Iglesia, antes que Cristo se encarnara, se benefició por su obra. Es una profecía suya y de su reino, que leen con placer los que esperan la consolación de Israel.

 

II. ES UNA LUZ QUE TRAE ALEGRÍA Y LIBERACIÓN.

ISAIAS 9:3  3Multiplicaste la gente, y aumentaste la alegría. Se alegrarán delante de ti como se alegran en la siega, como se gozan cuando reparten despojos.

El profeta ve en visión una escena cambiante, que comprende de un vistazo la historia de la Iglesia cristiana hasta tiempos remotos, una tierra oscura y poco poblada, iluminada por una repentina luz llena de nuevos habitantes, y luego luchando con Dificultades, y nuevamente entregadas por el derrocamiento total y definitivo de sus enemigos.

La afluencia de conversos gentiles (representada aquí por "Galilea de los gentiles") pronto sería seguida por el crecimiento de la corrupción y el ascenso final del anticristo, que será destruido, mientras que el pueblo de Dios es liberado, como en el caso de la victoria de Gedeón sobre Madián, no por la destreza del hombre, sino por la especial interposición de Dios.

1. Épocas de siega representan tiempos de alegría (v. 3).

2. Ejércitos victoriosos repartían el botín, como época de alegría (v. 3).

Multiplicó la nación. Una vez más, el Señor confirmó su pacto con Abraham para multiplicar sus descendientes físicos como las arenas de la orilla del mar:

GENESIS 22:17 17de cierto te bendeciré,  y multiplicaré tu descendencia como las estrellas del cielo y como la arena que está a la orilla del mar;  y tu descendencia poseerá las puertas de sus enemigos.

3. El yugo que cargaba se quebró, representando liberación (v. 4).

4. La vara del hombro, que se utilizaba para guiar a los bueyes, se quebró. (v4).

ISAIAS 9:4  4Porque tú quebraste su pesado yugo, y la vara de su hombro, y el cetro de su opresor, como en el día de Madián.

(DHH)  Porque tú has deshecho la esclavitud que oprimía al pueblo, la opresión que lo afligía, la tiranía a que estaba sometido. la tiranía a que esa sometido. Fue como cuando destruiste a Madián.

Rompió el yugo. Eventualmente, el Señor liberará a Israel nacional de la esclavitud a Asiria, Babilonia y cualquier otra potencia extranjera que la haya oprimido.

5. El cetro que oprime desapareció (se acabó la opresión) (v. 4).

Quema y combustible de fuego. El mundo ya no necesitará los accesorios de la guerra porque un tiempo de paz universal seguirá el regreso de Cristo.

 

 

III. ES UNA LUZ QUE SEÑALA EMANUEL (DIOS ESTÁ CON NOSOTROS) (VV. 6, 7).

ISAIAS 9:6-7 6Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz. 7Lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán límite, sobre el trono de David y sobre su reino, disponiéndolo y confirmándolo en juicio y en justicia desde ahora y para siempre. El celo de Jehová de los ejércitos hará esto.

1. Era admirable en su forma de nacer.

Este Hijo nació para provecho de nosotros los hombres, de nosotros los pecadores, de todos los creyentes, desde el comienzo hasta el fin del mundo. —Con justicia se le llama Admirable, porque Él es Dios y hombre. Su amor es la admiración de los ángeles y de los santos glorificados.

2. Era consejero para reyes y príncipes tanto como los humildes.

Él es el Consejero, porque conoce los consejos de Dios desde la eternidad; y Él da consejo a los hombres, consejos en que consulta nuestro bienestar.

Es el Admirable Consejero; nadie enseña como Él. Es Dios, el Poderoso. Tal es la obra del Mediador que ningún poder menor que el del Dios todopoderoso podía hacer que ocurriera.

3. Era Dios fuerte, no en poder militar, sino fuerza espiritual.

ISAIAS 9:5 5Porque todo calzado que lleva el guerrero en el tumulto de la batalla, y todo manto revolcado en sangre, serán quemados, pasto del fuego.

En ese momento, después de que venga el Niño-Mesías, los implementos de la guerra serán destruidos (v. 5) porque en Su reinado de la paz universal no se necesitarán implementos de guerra:

ISAIAS 2:4 4Y juzgará entre las naciones,  y reprenderá a muchos pueblos;  y volverán sus espadas en rejas de arado,  y sus lanzas en hoces;  no alzará espada nación contra nación,  ni se adiestrarán más para la guerra. 

4. Padre eterno, una relación íntima y filial.

Es Dios, uno con el Padre. Este Libertador también será llamado el Padre Eterno. Muchas personas están desconcertadas por este título porque el Mesías, el Hijo de Dios, se distingue en la Trinidad de Dios el Padre. ¿Cómo puede el Hijo ser el Padre? Varias cosas deben tenerse en cuenta a este respecto.

Primero, el Mesías, siendo la segunda Persona de la Trinidad, está en su esencia, Dios. Por lo tanto, Él tiene todos los atributos de Dios, incluyendo la eternidad. Puesto que Dios es Uno (aunque existe en tres Personas), el Mesías es Dios.

Segundo, el título "Padre Eterno" es un modismo usado para describir la relación del Mesías con el tiempo, no Su relación con los otros Miembros de la Trinidad. Se dice que es eterno, así como a Dios (el Padre) se le llama "el Anciano de los Días" El Mesías será un "gobernante" paternal:

DANIEL 7: 9 9Estuve mirando hasta que fueron puestos tronos,  y se sentó un Anciano de días,  cuyo vestido era blanco como la nieve,  y el pelo de su cabeza como lana limpia;  su trono llama de fuego,  y las ruedas del mismo,  fuego ardiente.

Tercero, tal vez Isaías tenía en mente la promesa a David:

2 SAMUEL 7:16 16Y será afirmada tu casa y tu reino para siempre delante de tu rostro,  y tu trono será estable eternamente.

Sobre la "eternidad" del reino que Dios prometió que vendría a través de la línea de David. El Mesías, un descendiente de David, cumplirá esta promesa que la nación había estado esperando.

5. Príncipe de paz, para restaurar y guardar la paz.

Como Príncipe de Paz nos reconcilia a Dios; es el Dador de paz en el corazón y la conciencia; cuando su reino esté plenamente establecido, los hombres no aprenderán más a guerrear.

El principado está sobre Él, que llevará esa carga. Cosas gloriosas se dicen del gobierno de Cristo. No hay final para el aumento de la paz, porque la felicidad de los súbditos durará para siempre.

La plena armonía de esta profecía con la doctrina del Nuevo Testamento, demuestra que los profetas judíos y los maestros cristianos tenían el mismo punto de vista de la persona y la salvación del Mesías. ¿A cuál rey o reino terrenal se pueden aplicar estas palabras? Entonces, oh Señor, date a conocer a tu pueblo por todo nombre de amor y en todo carácter glorioso. Da aumento de gracia en todo corazón de tus redimidos de la tierra.

 

CONCLUSIÓN:

Cuando andamos en las tinieblas, debido a cualquier razón, podemos pensar en este pasaje y recordar que Dios nos ofrece el camino de luz. Pero tenemos que tomar la decisión y escoger este camino.

 

I. ES UNA LUZ QUE DESPEJA LAS TINIEBLAS.

II. ES UNA LUZ QUE TRAE ALEGRÍA Y LIBERACIÓN.

III. ES UNA LUZ QUE SEÑALA EMANUEL.

 


CONDICIONES PARA EL PERDÓN.

 

2 CRONICAS 7:14

14si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.

 

INTRODUCCION:

            Salomón pidió a Dios que tomara provisiones para el pueblo cuando este pecara.

Dios contestó con estas condiciones para el perdón.

El verdadero arrepentimiento es algo más que palabras, es un cambio de conducta.

Ya sea que pequemos individualmente, como grupo, o como nación, el seguir estos pasos nos llevará al perdón. Dios responderá sus oraciones sinceras.

Dios estableció ciertas condiciones que Salomón tenía que cumplir si quería que su reino continuara.

Si seguía a Dios, Salomón y sus descendientes prosperarían; si no, él y la nación serían destruidos.

En Deuteronomio 27 y 28, estas condiciones fueron subrayadas ante todo el pueblo.

Pero el pecado es engañosamente atractivo, y Salomón a la larga se apartó de Dios y sus descendientes perdieron la mayor parte del reino.

El seguir a Dios trae consigo beneficios y recompensas (no necesariamente material).

El apartarse de Dios acarrea sufrimiento, castigo y al final destrucción.

Hoy en día, las condiciones de Dios son tan claras como lo fueron en los días de Salomón.

¿Decidirá obedecer a Dios y vivir? Conozcamos estas condiciones y practiquémoslas.

 

     Las condiciones para ser perdonado son:

I.- HUMILLARSE Y ADMITIR LOS PECADOS.

2 CRONICAS 7:14 14si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.

Ahora veamos la aplicación. Este versículo tiene un mensaje para mí. No lo puedo dejar de lado, sólo porque Dios no lo dirigió a mí. Creemos que tiene una fórmula para esta época.

Dice: "Mi pueblo". Ahora, ¿quiénes son en estos días los que pertenecen a Su pueblo? Él tiene un pueblo hoy, ese pueblo que llamamos la Iglesia o el cuerpo de Cristo, formado por aquellos que han aceptado al Salvador.

TITO 2.14 14 "Él se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda maldad y purificar para sí un pueblo propio, celoso de buenas obras".

Dios tiene Su pueblo. Y Él dijo: "Si se humillare mi pueblo".

¿Qué significa humillarse? Es ponerse de rodillas. Adoptar una actitud humilde o sumisa ante alguien o algo.

Según el diccionario de la Real Academia Española, la palabra humillar significa: Postrar, bajar, inclinar una parte del cuerpo, como la cabeza o la rodilla, en señal de sumisión y acatamiento. Abatir el orgullo y altivez de uno. Hacer actos de humildad. Arrodillarse o hacer adoración.

De acuerdo con la Biblia, humillarse delante de Dios significa reconocer que no somos nada ante Él y nuestra condición humana es inferior, es decidir obedecer la palabra de Dios y vivir de acuerdo a su voluntad, así como reconocer que todo lo que tenemos proviene de Él.

Humillarse es decidir obedecer la Palabra de Dios y vivir de conformidad con su voluntad en cada pequeño aspecto de nuestras vidas.

LEVÍTICO 26:18-19 18Y si aun con estas cosas no me oyereis, yo volveré a castigaros siete veces más por vuestros pecados. 19Y quebrantaré la soberbia de vuestro orgullo, y haré vuestro cielo como hierro, y vuestra tierra como bronce 

También es reconocer que todo lo que tenemos proviene de la misericordia y la provisión de Dios y que no lo merecemos por nuestros propios méritos.

Humillarnos ante la presencia de Dios, como dice Santiago:

SANTIAGO 4:10 Humillaos en la presencia del Señor y Él os exaltará.

La naturaleza humana es muy orgullosa, por eso se nos reprende para que seamos humildes.

Se nos ha dicho en la Palabra de Dios, por medio del apóstol Pablo:

EFESIOS 4:1-2 1Yo pues, preso en el Señor, os ruego que andéis como es digno de la vocación con que fuisteis llamados, 2con toda humildad y mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor".

La humildad es, algo recomendable para el creyente de estos días.

 

       Las condiciones para ser perdonado son:

II.- ORAR A DIOS PIDIENDO PERDÓN.

2 CRONICAS 7:14 (LPD) ( el Libro del Pueblo de Dios)  14 si mi pueblo, el que es llamado con mi Nombre, se humilla y suplica, si busca mi rostro y se convierte de sus malos caminos, yo escucharé desde el cielo, perdonaré su pecado y haré que su país se restablezca.

Ciertamente, en muchos pasajes del Nuevo Testamento se nos pide que oremos.

El Señor Jesucristo les dijo a Sus discípulos que velasen y orasen, y las cartas o epístolas contienen numerosos mandamientos sobre la oración.

EFESIOS 6:18  18orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos;

La oración es comunión con Dios que consiste generalmente en alabanza, gratitud y/o súplica. La oración presupone la fe de que Dios existe, oye, se interesa y "es galardonador de los que le buscan" HEBREOS 11:6  6Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.

¿Cómo una persona puede orar en todo tiempo? Una de las maneras es mediante oraciones breves, una respuesta habitual para cada situación que enfrente cotidianamente.

Otra forma de hacerlo es ordenar su vida alrededor de los deseos de Dios y de sus enseñanzas, al grado que toda su vida viene a ser una oración.

La oración es una expresión del alma hacia Dios que manifiesta amor y aprecio, el deseo de la conducción divina, la confesión del pecado o pedidos específicos.

Las relaciones correctas en el hogar son importantes para que las "oraciones no tengan estorbo"

1 PEDRO 3:7 7Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente,  dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo.

No necesita aislarse de otras personas ni de las actividades diarias para orar sin cesar. Puede convertir la oración en su vida y su vida en oración mientras vive en un mundo que necesita la influencia poderosa de Dios.

«Súplica por todos los santos» significa orar por los creyentes en Cristo, también orar por los cristianos que conoce y por la iglesia alrededor del mundo.

 

        Las condiciones para ser perdonado son:

III.- BUSCAR A DIOS CONTINUAMENTE.

2 CRONICAS 7:14 (N-C) (Nácar Colunga) 14 si mi pueblo, sobre el que se invoca mi nombre, se humilla, ruega y me busca la cara, si se aparta de sus malos caminos, yo oiré desde los cielos y le perdonaré su pecado y curaré a la tierra.

También es un consejo del Nuevo Testamento.

COLOSENSES 3:1-2  (BLS)  Dios les dio nueva vida, pues los resucitó juntamente con Cristo. Por eso, dediquen toda su vida a hacer lo que a Dios le agrada. Piensen en las cosas del cielo, donde Cristo gobierna a la derecha de Dios. No piensen en las cosas de este mundo.

«Buscar las cosas de arriba» significa luchar por poner las prioridades celestiales en la práctica diaria. Preferir lo eternal antes que lo temporal.

No es suficiente escuchar o leer la Palabra de Dios, ni incluso conocerla bien. Debemos también ponerla en práctica.

Tenemos tres tipos de lucha en este mundo: con el diablo, la carne y con el mundo. Pero el peor enemigo tuyo eres tú sino te propones buscar a Dios.

Y ponemos pretextos como que somos débiles, que Dios entiende, que somos humanos, que todos cometemos errores. Es cierto todo eso, pero a pesar de ello es necesario buscar a Dios de todo corazón.

Quien dice que por el hecho de que estemos pasando por problemas estamos exentos de buscar a Dios, o porque vienen presiones a nuestra vida.

Nuestro servicio a Dios no es por lo que sentimos, o vemos, si tu amas a Jehová el Señor de todo corazón vas a buscarlo.

DEUTERONOMIO 4:29 29Más si desde allí buscares a Jehová tu Dios, lo hallarás, si lo buscares de todo tu corazón y de toda tu alma.

Exponernos a la Palabra de Dios no es suficiente. Ella nos debe conducir a la búsqueda del rostro del Señor y practicar la obediencia.

 

        Las condiciones para ser perdonado son:

IV.- ABANDONAR  LOS MALOS HÁBITOS.

2 CRONICAS 7:14 (PDT) (Palabra de Dios para Todos) 14 y si mi pueblo que se identifica usando mi nombre se humilla, ora, me busca y abandona su mala conducta, entonces yo lo escucharé desde el cielo, perdonaré sus pecados y restauraré el bienestar del país.

Todos luchamos con malos hábitos. Para muchos de nosotros es la actitud que nos impide crecer, sobresalir y elevarnos a las alturas que Dios preparó para nosotros.

Los malos hábitos son “maneras” de pensar y de actuar que llegan a ser parte de nuestra vida diaria,

1 CORINTIOS 15:33 33No erréis; las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres.

Son formas de intentar satisfacer una necesidad o de llenar un vacío; son como muletas que usamos para enfrentarnos a la vida.

Pero cuando un hábito nos controla, la Biblia lo llama una “fortaleza”. (Nos agarra con fuerza.)   ¿Tenemos algún hábito del que quisiéramos ser librados?

Mientras creas que lo puedes romper en tu propia fuerza, nada va a cambiar. Al actuar en tu poder estás desconectado del poder de Dios. Jesús dijo:

JUAN 15:4-5 (BLS)  4"Si ustedes siguen unidos a mí, yo seguiré unido a ustedes. Ya saben que una rama no puede producir uvas si no está unida a la planta. Del mismo modo, ustedes no podrán hacer nada si no están unidos a mí. 5 "El discípulo que sigue unido a mí, y yo unido a él, es como una rama que da mucho fruto; pero si uno de ustedes se separa de mí, no podrá hacer nada.

***Tenemos que llegar al momento en el que tomes una decisión consciente cada día y a veces cada hora – de entregar tu vida y tu voluntad a Dios, de orar: “Señor, no puedo superar esto.

Escojo no caer en ello. Fortaléceme ahora por tu Espíritu”.

Deberíamos orar así si queremos que Dios nos conteste, ¡porque siempre apoya nuestras elecciones cuando están alineadas con su voluntad! 

a)     Entonces el oirá desde los cielos.

b)     Entonces el perdonara nuestros pecados y

c)     Entonces el sanara nuestra tierra.

 

CONCLUSION:

Si usted quiere tomar estas condiciones que Dios le dio a Israel, usted podrá ver que son condiciones que, como hemos visto y según el Nuevo Testamento, también lo son para el creyente del día de hoy.

 

CONDICIONES PARA EL PERDON.

     

      Las condiciones para ser perdonado son:

 

I.- HUMILLARSE Y ADMITIR LOS PECADOS.

II.- ORAR A DIOS PIDIENDO PERDÓN.

III.- BUSCAR A DIOS CONTINUAMENTE.

IV.- VOLVERSE DE LOS MALOS HÁBITOS.

 

 

 

 

 

CUIDADO DE NO PERDER LA CONFIANZA.

 

HEBREOS 10:35-36

35No perdáis, pues, vuestra confianza, que tiene grande galardón; 36porque os es necesaria la paciencia, para que habiendo hecho la voluntad de Dios, obtengáis la promesa.

(DHH) 35No pierdan, pues, su confianza, porque ella les traerá una gran recompensa. 36 Ustedes necesitan tener fortaleza en el sufrimiento, para hacer la voluntad de Dios y recibir así lo que él ha prometido.

 

INTRODUCCION:

El cartaginés Aníbal era el único general que había derrotado a las legiones romanas. Pero llegó el invierno, y la campaña tuvo que interrumpirse. Aníbal y sus tropas invernaron en la lujosa ciudad de Capua, que habían capturado. Y un invierno en Capua hizo lo que no habían podido hacer las legiones romanas: el lujo drenó de tal manera la moral de las tropas cartaginesas que, cuando llegó la primavera y se reanudó la campaña, no pudieron resistir al ejército romano.

La vida fácil debilitó a los que la lucha había endurecido. Eso pasa a menudo en la vida cristiana. Muchas veces una persona puede arrastrar con honor la gran hora de la prueba y de la lucha; y, sin embargo, deja que el tiempo de los vientos favorables debilite sus fuerzas y reduzca su fe.

La llamada del autor de Hebreos va dirigida a todos. En efecto, dice: «Sé cómo fuiste en tus mejores momentos». Si fuéramos siempre como somos en nuestros mejores momentos, la vida sería muy diferente. El Evangelio no nos exige lo imposible; pero, si fuéramos siempre tan honrados, amables, valientes y corteses como podemos ser, la vida se transformaría. Para eso necesitamos cuidarnos de no perder la confianza.

 

     Por qué la confianza en Dios trae:

1.- GALARDON

HEBREOS 10:35 (BLS)  Por eso, no dejen de confiar en Dios, porque sólo así recibirán un gran premio.

La palabra Galardón está definida como  "Premio que se concede por méritos", es recompensa, compensación.  Además, el Diccionario manual de sinónimos y antónimos de la Lengua Española vox 2007 Larousse Editorial, S.L., añade algo que nos conduce a una mejor comprensión del tema, expresa: "El galardón tiene a menudo carácter honorífico, mientras que el premio, la recompensa y la compensación pueden tener valor material".

En el idioma griego es la palabra "Misdsós", que significa "paga por servicios bueno o malo", "recompensa", "recompensar", "Jornal", "salario".

El Galardón de Cristo no es de comprensión humanista, es diferente, no es halago o alhaja para agradar al humanismo, es una bendición a "Su Pueblo Especial", no es una presea que los ojos de la carne puedan valorar porque no es para carnales, en cambio si  para los que vieron como Abraham "Las cosas que no son como si fueran", porque por fe andamos, no por vista, dice la Biblia, ni es gratificación según las decisiones de los hombres, tampoco estos podrán igualarlo,  es asunto de "recompensar a cada uno según fuere su obra", de hacer la voluntad de Dios, y esto solamente  Cristo tiene la autoridad para hacerlo, y lo va a hacer, porque ÉL es  JUEZ JUSTO.  

No hay nada que la agrade más a Dios sino el ver que sus hijos confían y esperan en él.
Un galardón en sobre manera grande.

GÉNESIS 15:1 1Después de estas cosas vino la palabra de Jehová a Abram en visión, diciendo: No temas, Abram; yo soy tu escudo, y tu galardón será sobremanera grande.

Y es por eso que nuestra confianza tiene un gran galardón, un gran premio que el Señor nos dará.

Un galardón que genera fe en los que le buscan.

HEBREOS 11:6 6Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.

Creer que Dios existe es sólo el comienzo; aun los demonios creen (Santiago 2:19-20).

Dios no se conformará con un simple conocimiento de su existencia.

Él quiere una relación personal y dinámica con usted que transformará su vida. Quienes con sinceridad lo buscan hallarán que son premiados con la presencia íntima de Dios. 

Un galardón entregado por Jesús.

APOCALIPSIS 22:12 12He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra

Los que están lavando sus ropas son los que tratan de purificarse de un estilo de vida pecaminoso.

Cada día están procurando mantenerse fieles y estar preparados para la venida de Cristo.

 

     Por qué la confianza en Dios trae:

2.- PACIENCIA.

HEBREOS 10:36 36porque os es necesaria la paciencia, para que habiendo hecho la voluntad de Dios, obtengáis la promesa.

(BLS)  Sean fuertes, y por ningún motivo dejen de confiar cuando estén sufriendo, para que así puedan hacer lo que Dios quiere y reciban lo que él les ha prometido.

La paciencia se genera en medio de la prueba.

SANTIAGO 1:2-4 2Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, 3sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia. 4Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna.

Santiago no dice si pasan por diversas pruebas, sino cuando pasan por diversas pruebas. Él da por sentado que vamos a tener pruebas y que es posible sacar provecho de ellas.

La idea no es fingir ser feliz cuando uno se enfrenta al dolor, sino tener una perspectiva positiva («tener por sumo gozo») por lo que las pruebas pueden producir en nuestra vida.

Santiago nos dice que debemos convertir nuestras dificultades en períodos de aprendizaje.

Los tiempos difíciles pueden enseñarnos paciencia misma que aviva mi confianza en Dios.

La paciencia en la carrera hacia al autor de la fe.

HEBREOS 12:1 1Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante,

La vida cristiana implica trabajo arduo. Requiere poner a un lado todo lo que ponga en peligro nuestra relación con Dios, correr con paciencia y hacer frente al pecado en el poder del Espíritu Santo.

Para vivir con eficiencia esta vida, debemos fijar nuestros ojos en Cristo.

Jesús es nuestro brillante ejemplo de paciencia y es en Él en él que debemos poner nuestros ojos, corriendo nuestra carrera con su paciencia

 

 

     Por qué la confianza en Dios trae:

3.- SERVICIO.

HEBREOS 10:36 36porque os es necesaria la paciencia, para que habiendo hecho la voluntad de Dios, obtengáis la promesa.

(BAD)  Necesitáis perseverar para que, después de haber cumplido la voluntad de Dios, recibáis lo que él ha prometido.

Formados para servir a Dios.

EFESIOS 2:10 10Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.

Dios nos redimió para que hicieras su obra santa. Usted no es salvo por buenas obras, sino para hacer buenas obras. En el reino de Dios, tenemos un lugar, un propósito, un rol y una función que cumplir.

Servir le da a nuestra vida un gran valor y significado

2TIMOTEO 1:9 9quien nos salvó y llamó con llamamiento santo, no conforme a nuestras obras, sino según el propósito suyo y la gracia que nos fue dada en Cristo Jesús antes de los tiempos de los siglos,

Una vez que hemos sido salvados, Dios intenta usarnos en sus planes. Él te tiene un ministerio en su iglesia y una misión en el mundo.

Aun cuando no haya persecución, puede sernos difícil compartir nuestra fe en Cristo. Afortunadamente nosotros, como Pablo y Timoteo, podemos contar con que el Espíritu Santo nos dará valor. No nos avergoncemos de testificar.

Servir es el corazón de la vida cristiana.

MATEO 20:27-28 27y el que quiera ser el primero entre vosotros será vuestro siervo; 28como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.

Para los cristianos, el servicio no es opcional, algo que debe incluirse en nuestros horarios si disponemos de tiempo. Es el corazón de la vida cristiana. Jesús vino a servir y a dar, y esos dos verbos también pueden definir tu vida en la tierra.

 

     Por qué la confianza en Dios trae:

4.- PROMESA.

HEBREOS 10:36 36porque os es necesaria la paciencia, para que habiendo hecho la voluntad de Dios, obtengáis la promesa.

La promesa de estar siempre a nuestro lado.

SALMO 91:14-16 14 Por cuanto en mí ha puesto su amor, yo también lo libraré; Le pondré en alto, por cuanto ha conocido mi nombre. 15 Me invocará, y yo le responderé; Con él estaré yo en la angustia; Lo libraré y le glorificaré. 16 Lo saciaré de larga vida, Y le mostraré mi salvación.

Si Amamos a Dios de todo corazón tenemos la promesa de parte de él, que nos escuchara cuando le pidamos y estará con nosotros cuando más lo necesitemos.

La promesa de cuidarnos siempre.

ISAÍAS 41:10 10No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.

No debemos sentir temor, Dios está con nosotros y nunca nos dejara.

Algún día Él reunirá a todo su pueblo fiel. No debemos temer porque:

(1) la presencia de Dios está con nosotros («Yo estoy contigo»),

(2) Dios ha establecido una relación con nosotros («Yo soy tu Dios»), y

(3) Dios nos da la seguridad de fortalecernos, ayudarnos y vencer al pecado y a la muerte.

¿Se ha dado cuenta de todas las maneras en que Dios nos ha ayudado?

La promesa de pedir y ser escuchados.

LUCAS 11:9-10 (BLS) 9"Por eso les digo esto: pidan a Dios y él les dará; hablen con Dios y encontrarán lo que buscan; llámenlo y él los atenderá. 10 Porque el que confía en Dios recibe lo que pide, encuentra lo que busca y, si llama, es atendido.

La persistencia en la oración supera nuestra insensibilidad, no la de Dios.

Practicar la persistencia es más que cambiar nuestro corazón que el de Él, nos permite comprender y expresar la intensidad de nuestra necesidad. La oración persistente nos ayuda a reconocer la obra de Dios.

 

CONCLUSION:

CUIDA DE NO PERDER LA CONFIANZA

     Por qué la confianza en Dios trae:

 

1.- GALARDON

2.- PACIENCIA.

3.- SERVICIO.

4.- PROMESA.

 

 .

LAS CAUSAS PRINCIPALES DE LA APOSTASÍA

JUAN 13:21-30

 21Habiendo dicho Jesús esto, se conmovió en espíritu, y declaró y dijo: De cierto, de cierto os digo, que uno de vosotros me va a entregar. 22Entonces los discípulos se miraban unos a otros, dudando de quién hablaba. 23Y uno de sus discípulos, al cual Jesús amaba, estaba recostado al lado de Jesús. 24A éste, pues, hizo señas Simón Pedro, para que preguntase quién era aquel de quien hablaba. 25El entonces, recostado cerca del pecho de Jesús, le dijo: Señor, ¿quién es? 26Respondió Jesús: A quien yo diere el pan mojado, aquél es. Y mojando el pan, lo dio a Judas Iscariote hijo de Simón. 27Y después del bocado, Satanás entró en él. Entonces Jesús le dijo: Lo que vas a hacer, hazlo más pronto. 28Pero ninguno de los que estaban a la mesa entendió por qué le dijo esto. 29Porque algunos pensaban, puesto que Judas tenía la bolsa, que Jesús le decía: Compra lo que necesitamos para la fiesta; o que diese algo a los pobres. 30Cuando él, pues, hubo tomado el bocado, luego salió; y era ya de noche.

 

INTRODUCCION:

Judas (gr. Ióudas, [sea él (Dios)] 'alabado [célebre]'; transliteración del heb. Yehûdâh, Judá).

¿Qué es lo que hace que los hombres se aparten de la Palabra de Dios con tanta facilidad? ¿Por qué algunos están dispuestos a renunciar las bendiciones prometidas a los obedientes para seguir otro camino que el Señor no aprueba?

Éstos suelen permanecer en la Palabra de Dios durante un tiempo, pero por alguna razón u otra deciden abandonar la senda de la vida; cambian la verdad por la mentira.

Desde la creación de Adán y Eva, se ha repetido la misma historia patética miles de veces hasta la fecha.

El ciclo vicioso de la apostasía sigue amenazando a toda la humanidad.

En la Versión Reina-Valera de la Biblia, revisión de 1960, la palabra castellana "apostasía" se encuentra sólo una vez y es prácticamente idéntica en el griego, el idioma original del Nuevo Testamento. En:

2 TESALONICENSES 2:3 3Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición,

El apóstol Pablo nos dice que la segunda venida de Cristo no tendría lugar antes que primero viniera la apostasía.

Esta apostasía no se inició hasta varios años más tarde cuando muchos abandonarían el modelo novotestamentario (perteneciente o relativo al Nuevo Testamento) para seguir leyes y tradiciones inventadas por hombres falibles.

¿Qué quiere decir la palabra "apostasía"? El prefijo apó quiere decir "de, desde (en el sentido de alejamiento)"1. La raíz "stao" significa "estar de pie"2.

Describe al que se mantiene apartado de alguien y/o de algo. La apostasía indica una separación o distanciamiento.

Para evitar este alejamiento, Pablo animó a los tesalonicenses a que estuvieran "firmes" y que retuviesen "la doctrina" que habían aprendido,

2 TESALONICENSES 2:15 15Así que, hermanos, estad firmes, y retened la doctrina que habéis aprendido, sea por palabra, o por carta nuestra.

El apóstol no quiso que fueran movidos de la verdadera fe en Cristo; no quiso que se alejasen de la Palabra de Dios. Así que, se puede concluir que lo opuesto de apostatar es "estar firmes" en la Palabra de Jesús, 1 Co. 15:1,2,58.

A pesar de las advertencias de Pablo, el Espíritu Santo le había revelado que algunos apostatarían de la fe, 1 Ti. 4:1. 

Empleando el mismo lenguaje griego, Lucas describe lo que pasa con los que apostatan: "creen por algún tiempo, y en el tiempo de la prueba se apartan " (Lc. 8:13).

Por tanto, en 1 Ti. 4:1 el apóstol Pablo predijo que algunos iban a apartarse de la verdad del evangelio.

¿Cómo podemos evitar esta trampa en la cual han caído tantas almas? ¿Cuáles son las causas principales de este alejamiento de la fe? 

 

 

    Las Causas Principales de la Apostasía

I. LA IGNORANCIA DE LAS ESCRITURAS 

EFESIOS 4:18 18teniendo el entendimiento entenebrecido, ajenos de la vida de Dios por la ignorancia que en ellos hay, por la dureza de su corazón;

Dios reveló al profeta Oseas que su pueblo fue destruido porque le faltó conocimiento

(Os. 4:6).  A causa de su ignorancia de la voluntad de Dios, el pueblo de Israel se había entregado a la idolatría y más tarde este mismo pecado les llevaría a la autodestrucción.

B. Jeremías dijo algo parecido en cuanto a Jerusalén y Judá:

JEREMIAS 5:4  4Pero yo dije: Ciertamente éstos son pobres, han enloquecido, pues no conocen el camino de Jehová, el juicio de su Dios.

Aquí vemos la triste condición de los que se extravían de la senda de Dios. Además, su ignorancia les quita el buen juicio.

Para ver todo el impacto de la condición de aquellos que ignoran las Escrituras, considerémoslo desde la perspectiva opuesta a la descripción de los justos, según el Salmo 1:

Andan en el consejo de los impíos; Se detienen en el camino de los pecadores. Se sientan en la silla de los escarnecedores. No se deleitan en la ley del Señor. No meditan en la ley día y noche. No son plantados junto a corrientes de agua. No dan fruto. Su hoja se marchita. No prosperan. Son como paja que se lleva el viento. No se sostendrán en el juicio. Perecerán.

El profeta Zacarías nos dice que

ZACARIAS 7:11-12 11Pero no quisieron escuchar, antes volvieron la espalda, y taparon sus oídos para no oír; 12y pusieron su corazón como diamante, para no oír la ley ni las palabras que Jehová de los ejércitos enviaba por su Espíritu, por medio de los profetas primeros; vino, por tanto, gran enojo de parte de Jehová de los ejércitos.

Por tanto, vemos que la apostasía de los creyentes se debe a su falta de conocimiento de la ley de Dios. A causa de esta ignorancia intencional se alejaron con facilidad del buen camino.

 

 

 

 

     Las Causas Principales de la Apostasía

II. EL CONFIAR CIEGAMENTE EN LOS HOMBRES 

EFESIOS 4:14 14para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error,

En el mundo religioso apóstata se suele oír los siguientes comentarios tristes: "Yo sé que mi pastor nunca me diría algo que no fuera la verdad." "El predicador tiene que estudiar la Palabra; no es responsabilidad mía." "Aunque no conozco muy bien las Escrituras, confío en que mi iglesia siempre me guiará por el buen camino." "¿Cómo puede un hombre tan amoroso estar equivocado?" etc.  

Por lo general, los que hacen estas declaraciones no investigan la Palabra de Dios por sí mismos.  Dejan que otros la averigüen por ellos y de esta manera son fácilmente "llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error" (Ef. 4:14).

El Espíritu Santo dirigió estas palabras a los cristianos efesios en particular, ya que algunos de ellos confiarían demasiado en los ancianos de la iglesia (Hch. 20:17, 28-32).

¿Cómo es que algunos de estos obispos de Éfeso iban a poder "arrastrar tras sí a los discípulos"? ¿Cómo serían llevados a la apostasía? Sencillamente porque, en vez de investigar la Palabra de Dios por sí mismos, pusieron toda su confianza en los ancianos para guiarles por el camino correcto.

Puede que hayan pensado: "Lo que ellos nos digan tiene que ser la verdad porque son ancianos." 

Esto me recuerda lo que me dijo una persona. Dijo que el pastor de su iglesia predicaba la verdad "porque si no fuera así, no sería pastor". 

O sea, si Dios le ha dejado ocupar un sitio tan importante en su iglesia será porque predica la verdad. Seguramente algunos de los efesios tuvieron la misma manera de pensar en cuanto a sus obispos, pero cuando estos pastores se apartaron de la Palabra de Dios sus seguidores fueron arrastrados con ellos.

En el tiempo de Cristo muchos confiaban ciegamente en los fariseos y saduceos para guiarles por el buen camino. En vez de investigar la Palabra de Dios por sí mismos, se dejaron llevar por estos maestros falsos:

MATEO 15:13-14 13Pero respondiendo él, dijo: Toda planta que no plantó mi Padre celestial, será desarraigada. 14Dejadlos; son ciegos guías de ciegos; y si el ciego guiare al ciego, ambos caerán en el hoyo.

 

 

       Las Causas Principales de la Apostasía

III. EL DEJARSE LLEVAR POR LOS SENTIMIENTOS 

ROMANOS 10:2 (BAD)  Puedo declarar en favor de ellos que muestran celo por Dios, pero su celo no se basa en el conocimiento.

 Este versículo nos enseña claramente que nuestros sentimientos con respecto a nuestra relación con Dios y "nuestra iglesia", no son ninguna garantía de que estemos en el camino correcto.

Estos judíos no eran salvos pese a su "celo" (Ro. 12:1).  

Desde luego, es esencial servir a Dios con mucho amor y entusiasmo pero también es necesario servirle conforme al conocimiento correcto, el cual su encuentra en la Palabra de Cristo:

JUAN 14:23 23Respondió Jesús y le dijo: El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él.

2 JUAN 9 9Cualquiera que se extravía, y no persevera en la doctrina de Cristo, no tiene a Dios; el que persevera en la doctrina de Cristo, ése sí tiene al Padre y al Hijo.

Cuando el hombre se deja llevar por los sentimientos en vez de la Palabra el resultado inevitable es la apostasía.  

En una ocasión un testigo de Jehová me dijo: "Yo sé que lo que digo es la verdad porque tengo una sensación calorosa en el pecho." ¡Esto sí es dejarse llevar por los sentimientos! 

 

    Las Causas Principales de la Apostasía

IV. LA ELEVACIÓN DE LOS DESEOS DE UNO MISMO SOBRE LA PALABRA DE DIOS 

2 TIMOTEO 4:3-4 3Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, 4y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas.

(BLS) 3Porque llegará el día en que la gente no querrá escuchar la buena enseñanza. En cambio, querrá oír enseñanzas diferentes. Por eso buscará maestros que le digan lo que quiere oír. 4La gente no escuchará la verdadera enseñanza, sino que pondrá atención a toda clase de cuentos.

Pablo advierte a Timoteo de que se está llegando a que la gente se niegue a escuchar la sana doctrina y se amontone maestros que le hagan cosquillas en los oídos con precisamente las cosas fáciles y cómodas que quieren oír.

En los días de Timoteo era trágicamente fácil encontrar tales maestros. Se llamaban sofistas, y vagaban de ciudad en ciudad ofreciéndose a enseñar cualquier cosa por dinero. Y Sócrates comentaba acerca de ellos: «Tratan de atraerse discípulos cobrando poco y prometiendo mucho».

En los días de Timoteo había por todas partes maestros falsos pregonando conocimientos de pacotilla. Su táctica era ofrecer argumentos por los que una persona se pudiera justificar por hacer lo que quisiera.

Cualquier maestro, hasta el mismo día de hoy, cuya enseñanza tienda a hacer que las personas den menos importancia al pecado es una amenaza para el Cristianismo y para la humanidad.

Una razón por la cual tantas iglesias en el mundo se han apartado de la verdadera fe en Cristo es que muchos desean escuchar enseñanzas que les agradan, aunque esas mismas enseñanzas no estén de acuerdo con lo que dice la Palabra de Dios.

 

Conclusión 

    Las Causas Principales de la Apostasía

I. LA IGNORANCIA DE LAS ESCRITURAS 

II. EL CONFIAR CIEGAMENTE EN LOS HOMBRES 

III. EL DEJARSE LLEVAR POR LOS SENTIMIENTOS 

IV. LA ELEVACIÓN DE LOS DESEOS DE UNO MISMO SOBRE LA PALABRA DE DIOS 

 

 

UN TESORO EN VASOS DE BARRO

2 CORINTIOS 4:7

7Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de nosotros,

 

INTRODUCCION:

Pablo enfoca lo difícil que es el lado humano del ministerio, pero también pone de relieve la grandeza del poder del Dios al que servimos y cómo ese poder nos sostiene.

La ilustración nos recuerda el tiempo en que la gente guardaba sus monedas de oro en un contenedor de barro cocido, más o menos grande y después sellaban la boca con más barro.

El tesoro quedaba encerrado en el barro y solo rompiéndolo se podía ver y disfrutar de su contenido.

 

    Un tesoro en vasos de barro es:

1. LA REALIDAD DE LA POTENCIA DE CRISTO VIVIENDO EN NUESTRAS VIDAS.

2 CORINTIOS 4:7 (BAD)  Pero tenemos este tesoro en vasijas de barro para que se vea que tan sublime poder viene de Dios y no de nosotros.

Igual que “al Principio Él mandó que de las tinieblas resplandeciese la luz” así su presencia en nosotros es nada menos que “el resplandor de la gloria de Dios en la faz de Jesucristo” que alumbra las tinieblas de nuestros corazones.

Este resplandor ilumina el conocimiento de la realidad de la potencia de Cristo viviendo en nuestras vidas. ¡Cristo vive en mí! Esto es una realidad desde ese momento que nadie puede quitar ni

cambiar, ¡Él es el tesoro! y nosotros somos los recipientes, el vaso de barro.

Este es un contraste y fuerte con el que hemos de saber convivir y tratar, aunque no es fácil ¿Cuál es el valor del barro? Si encontráramos un recipiente con un tesoro dentro ¿Qué valor daríamos al recipiente? ¿No lo haríamos pedazos para recoger el oro?

En nosotros vemos el valor del tesoro que llevamos dentro y el poco valor del recipiente que lo contiene.

Hasta el punto que muchas veces quedamos desorientados y dudamos si de verdad tenemos tal tesoro dentro de nosotros obsesionados por el poco valor del barro que somos.

El barro es figura de Adán y sus descendientes,

GÉNESIS 2:7 7Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente.

Así que la Gloria del Cielo está envuelta en nosotros por la naturaleza humana con todas sus

limitaciones y complicaciones, con sus debilidades y miserias.

Pablo trata con nuestras limitaciones humanas, que se hacen patentes cuando enfrentamos situaciones que nos desbordan como son las tribulaciones, amarguras, sinsabores, los apuros, las

persecuciones, los agotamientos, las enfermedades, etc. 

 

 

    Un tesoro en vasos de barro es cuando:

2. ESTAMOS EXPERIMENTANDO LA INCAPACIDAD DEL BARRO QUE SOMOS.

2 CORINTIOS 4:8-9 8que estamos atribulados en todo, mas no angustiados; en apuros, mas no desesperados; 9perseguidos, mas no desamparados; derribados, pero no destruidos;

¿Quién no pasa por estas cosas? ¿Quién no las experimenta? ¡Cuánto presumimos cuando somos jóvenes! Nos parece que podemos comernos el mundo, pero la vida nos va enseñando que no somos tan fuertes como creemos, y así nos pasa en la vida cristiana, inevitablemente llegan los momentos de debilidad, nos damos cuenta que nuestras fuerzas son insuficientes, que no llegamos a las metas que nos proponemos, nos desbordan los retos que la vida nos plantea.

Estamos experimentando la incapacidad del barro que somos, ¿Qué hacemos entonces? ¿Nos desanimamos? ¿Nos damos por vencidos? ¿Nos rendimos? ¿Tiramos la toalla? ¿Pensamos que no hay más? ¿Escondemos la cabeza?

El apóstol también experimenta estas cuatro paradojas que Pablo pinta de la vida cristiana, y vemos cómo Dios nos ayuda aun en las circunstancias más difíciles.

(i) «Estamos atacados por todas partes, pero no acorralados.» Estamos sometidos a toda clase de presiones, pero no estamos nunca tan arrinconados que no tengamos salida. Es característico del cristiano el que, aunque su cuerpo esté confinado en alguna circunstancia angustiosa, su espíritu siempre puede volar libremente por los espacios de Dios en comunión con Cristo.

Pero aquí Pablo nos asegura que aunque estemos atribulados, no hay necesidad de angustiarnos,  tenemos una salida, una que el mismo Dios proveerá.

(ii) «Perseguidos por los hombres, pero no abandonados por Dios.» Una de las cosas más notables en los mártires es que, aun en medio de los más terribles sufrimientos, gozaban de la dulce presencia de Cristo.

Como decía el salmista:

SALMO 27:10  «Aunque me abandonaran mi padre y mi madre, el Señor me recogería»

Nada puede alterar la fidelidad de Dios.

(iii) «Desbordados, pero no desesperados.» Hay momentos en los que un cristiano no sabe qué hacer; pero, aun entonces, no duda de que algo se pueda hacer.

Hay veces cuando no puede ver muy bien hacia dónde va la vida, pero no pone en duda que va hacia alguna parte. Si tiene que «lanzarse al oscuro y tremendo mar de nubes», sabe que saldrá con bien.

Hay veces en que un cristiano tiene que aprender la lección más difícil de todas, la que Jesús aprendió en Getsemaní: a aceptar lo que no puede comprender, pero decir:

MARCOS 14:36 (BAD)  Decía: « Abba, Padre, todo es posible para ti. No me hagas beber este trago amargo, pero no sea lo que yo quiero, sino lo que quieres tú.»

Podemos estar derribados, pero no destruidos, porque entonces, tal vez más que nunca, Cristo está con nosotros.

(iv) «Sobre la lona, pero no fuera de combate.» La suprema característica del cristiano no es que no puede caer, sino que siempre que cae se levanta otra vez.

Puede que pierda una batalla, pero sabe que, a fin de cuentas, no puede perder la guerra.

Aquí se puede emplear la figura del boxeo cuando un peleador recibe tantos golpes que cae a la lona, pero no quedando inconsciente, se levanta y vuelve a pelear. Así es con el creyente, puede caer en el desánimo, pero con la ayuda de Dios, vuelve a levantarse para continuar con el ministerio que le fue dado.

No cabe duda que nos está hablando de recursos celestiales, de la manifestación del tesoro que contiene el barro y ¡Es que esa es la enseñanza que quiere comunicarnos!

Tenemos dentro de nosotros la vida de Cristo mismo, no solo para darnos victoria sobre el pecado, sino también para darnos poder en nuestra debilidad.

¿Pero cómo? De la misma manera que nos consideramos muertos con Cristo en la cuestión del pecado, así nos consideramos muertos con Él en el aspecto de la debilidad humana, las limitaciones de cada día y sus achaques.

2ª CORINTIOS 4:10-12 10llevando en el cuerpo siempre por todas partes la muerte de Jesús, para que también la vida de Jesús se manifieste en nuestros cuerpos. 11Porque nosotros que vivimos, siempre estamos entregados a muerte por causa de Jesús, para que también la vida de Jesús se manifieste en nuestra carne mortal. 12De manera que la muerte actúa en nosotros, y en vosotros la vida.

 

    Un tesoro en vasos de barro es:

3. LA VIDA DE JESÚS MANIFESTADA EN NUESTROS CUERPOS

2 CORINTIOS 4:7 (BLS)  Cuando Dios nos dio la buena noticia, puso, por así decirlo, un tesoro en una frágil vasija de barro. Así, cuando anunciamos la buena noticia, la gente sabe que el poder de ese mensaje viene de Dios y no de nosotros, que somos tan frágiles como el barro.

Pero para que eso sea posible es necesario que el barro se rompa, ¿Y cómo se rompe? Con nuestra muerte con Cristo.

Dios nos dice en su palabra que cuando Cristo murió, nosotros morimos con Él, y que cuando Él resucitó, nosotros también resucitamos juntamente con Cristo.

Pablo conocía muy bien esta doctrina: La Santificación es que Cristo sea formado en nuestros corazones, que Cristo sea nuestra vida, y nos enseña también la necesidad de morir para vivir.

Pablo había profundizado, había crecido tanto en su identificación con el Cristo crucificado,

hasta el punto que todo su ser, incluido su cuerpo, llevaba impreso la muerte de Jesús, sentía y experimentaba esa muerte desde los pies a la cabeza. De esta manera la vida celestial de Jesús se manifestaba también en su cuerpo.

Hemos hablado del recipiente de barro que contiene un tesoro, pero que mientras no se rompe no podemos ver ese tesoro, si sólo lo rompemos un poquito, veremos algo del tesoro, pero

poco, en la medida que rompemos más el recipiente, más se ve el contenido; así Pablo quiere llevar esa muerte de Cristo en su cuerpo hasta el punto que sólo se le vea a Él,

En las Escrituras se usa muchas veces el término “vasos de barro” para describir la vida, el cuerpo y la personalidad humana que pueden contener una riqueza tan sublime como el evangelio.

Pablo hace el contraste entre el tesoro y la fragilidad del vaso que lo contiene; es la primera vez que usa el término tesoro para describir el evangelio.

Cada quien sabe algo de lo que Pablo quiere decir cuando él usa la frase “vasos de barro”, porque nos damos cuenta de nuestras flaquezas, de nuestras debilidades y de nuestras tendencias hacia el pecado.

Cuando debemos ser fuertes, somos débiles; cuando debemos tener valor, tenemos temor; cuando debemos tener paciencia, tenemos impaciencia, de modo que el ser humano es un “vaso de barro”. Dice Isaías sobre los vasos de barro:

ISAIAS 64:8 8Ahora pues, Jehová, tú eres nuestro padre; nosotros barro, y tú el que nos formaste; así que obra de tus manos somos todos nosotros.

Al mismo tiempo que se subraya su fragilidad, el concepto que más vibra aquí es la limitación del ser humano; esta verdad es ilustrada con otros ejemplos citados en la Biblia, como la yerba del campo (Luc. 12:28), la neblina de la mañana (Stg. 4:14) y, por ende, su mortalidad que resulta del pecado (Rom. 6:23).

 

 

CONCLUSION:

    Un tesoro en vasos de barro es:

1. LA REALIDAD DE LA POTENCIA DE CRISTO VIVIENDO EN NUESTRAS VIDAS.

2. ESTAMOS EXPERIMENTANDO LA INCAPACIDAD DEL BARRO QUE SOMOS.

3. LA VIDA DE JESÚS MANIFESTADA EN NUESTROS CUERPOS

 

 

 

 

 

 

 

LA PALABRA DE DIOS TRANSMITE SABIDURÍA

 

SANTIAGO 3:17

 17Pero la sabiduría que es de lo alto es primeramente pura, después pacífica, amable, benigna, llena de misericordia y de buenos frutos, sin incertidumbre ni hipocresía.

 

INTRODUCCION:

El conocimiento que todo hombre  adquiere de la palabra de Dios lo hará prudente.

La sabiduría que el ser humano necesita para elevar su calidad de vida se encuentra en la Biblia.

No se puede comprar en la tienda de la esquina, no se vende por catálogo, no se envía por mensajería acelerada. Viene directamente del cielo y posee cualidades que al encarnarse en el corazón del hombre produce cambios radicales y favorables.

La pregunta es: ¿Cómo opera la sabiduría divina?  El apóstol Santiago en su carta universal responde a esta pregunta:  

 

1. LA SABIDURÍA QUE TRANSMITE DIOS POR SU PALABRA ES PURA.

SANTIAGO 3:17  (CST) (Castellano Antiguo)  La sabiduría que procede de Dios es fundamentalmente pura; además es pacífica, amable, benigna y plena de misericordia y buenos frutos, y no incurre en discriminaciones ni hipocresías.

A.- Cuando entra en el conocimiento del hombre, lo purifica.

Es limpia y transparente; todo está a la vista y nada hay oculto o de procedencia dudosa.

El hombre cambia radicalmente; los efectos de la Palabra inspirada por Dios le corrigen y lo hacen capaz para toda buena obra.

La sinceridad y la verdad son extremadamente valiosas porque no abundan.

Dice el REY David en el Salmo:

SALMO 12:6 6 Las palabras de Jehová son palabras limpias, Como plata refinada en horno de tierra, Purificada siete veces.

¿Qué significado tiene el número 7 en la Biblia?

La palabra hebrea shéba, proviene de la raíz shabá que significa “estar completo, satisfecho, tener lo suficiente”; así que la mayoría de los comentaristas están de acuerdo en que el número 7 cuando se presenta en un contexto positivo, representa perfección, plenitud e integridad espiritual.

David nos garantiza que la Palabra de Dios es: LIMPIA, REFINADA y PURIFICADA; lo cual no podría ser de otra manera porque proviene de un Dios Santo.

*La Palabra de Dios es limpia, así como la plata más preciosa está libre de metales inferiores y de escoria que puedan afectar su valor.

*La Palabra de Dios ha sido refinada, así como la plata más valiosa ha sido acrisolada por el fuego.

*La Palabra de Dios ha sido ¡PURIFICADA “7” VECES! en el “horno de la tierra”.

 Es obvio que Salomón leyó las palabras que su padre escribió en el Salmo 12, porque él nos dejó también la siguiente advertencia:

PROVERBIOS 30:5-6 5Toda palabra de Dios es limpia; Él es escudo a los que en él esperan. 6 No añadas a sus palabras, para que no te reprenda, Y seas hallado mentiroso.

Porque, la Palabra de Dios ha sido: ¡PURIFICADA “7” VECES! 

 

2. LA SABIDURÍA QUE TRANSMITE DIOS POR SU PALABRA ES PACÍFICA.

SANTIAGO 3:17  (DHH)  pero los que tienen la sabiduría que viene de Dios, llevan ante todo una vida pura; y además son pacíficos, bondadosos y dóciles. Son también compasivos, imparciales y sinceros, y hacen el bien.

A.- La pureza está conectada con la paz. Y quienes no poseen pureza tampoco disfrutan de la tranquilidad.

Todo ser humano que vive desconectado de la palabra de Dios anda en tinieblas, sus obras lo conducen a la ruina, al fracaso, a una experiencia de derrota.

ISAÍAS 57:20- 21 20Pero los impíos son como el mar en tempestad, que no puede estarse quieto, y sus aguas arrojan cieno y lodo. 21No hay paz, dijo mi Dios, para los impíos.

            B.- Cuando la paz de Dios se vuelve una realidad como un efecto verídico en nuestra personalidad al tener contacto con su poderosa Palabra, estaremos en condiciones de buscar la paz con todos.

HEBREOS 12:14 14Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.

Por su parte, el Salmista nos remite a la fuente de paz cuando dice:

SALMO 119:165  165 Mucha paz tienen los que aman tu ley, Y no hay para ellos tropiezo.

La sociedad moderna anhela paz mental. Aquí tenemos una instrucción muy clara de cómo llevarlo a cabo en la vida. Si amamos a Dios y obedecemos su Palabra, tendremos «mucha paz».

Dios es el único que está por encima de las presiones diarias de la vida y nos da seguridad total.

 

3. LA SABIDURÍA QUE TRANSMITE DIOS POR SU PALABRA ES MANSA.

SANTIAGO 3:17 (BLS)  En cambio, los que tienen la sabiduría que viene de Dios, no hacen lo malo sino que buscan la paz, son obedientes y amables con los demás; se compadecen de los que sufren, y siempre hacen lo bueno. Tratan a todos de la misma manera, y son verdaderos cristianos.

A.- Matthew Arnold, Poeta, dijo: Mansedumbre es razonamiento con dulzura.

Mientras que la sabiduría del mundo produce contiendas, la sabiduría que Dios da produce armonía.

La Biblia contiene los pensamientos y la voluntad del Todopoderoso.

Al conocer lo que el Señor quiere y lo que espera de nosotros, entonces viviremos  ordenadamente practicando el perdón y la tolerancia para con otros.

Joyce Meyer predicadora comento sobre la mansedumbre: la verdadera mansedumbre es estar enojado en el momento correcto en la medida correcta y por la razón correcta.

Una persona mansa no es alguien que nunca muestra enojo, sino alguien que nunca permite que su cólera salga de control.

La mansedumbre no significa no tener emociones; implica estar a cargo de la emoción y canalizarla en la dirección correcta para el propósito correcto.

Hermanos desarrollemos verdadera mansedumbre en nuestra vida.

Mientras lo hace, recuerde la promesa de Dios en:

MATEO 5:5 "¡Bienaventurados los mansos, porque ellos heredarán la tierra!".

 

4. LA SABIDURÍA QUE TRANSMITE DIOS POR SU PALABRA ESTÁ LLENA DE PIEDAD Y  

    BUENOS FRUTOS.

SANTIAGO 3:10 (LPD) (El Libro del Pueblo de Dios)  En cambio, la sabiduría que viene de lo alto es, ante todo, pura; y además, pacífica, benévola y conciliadora; está llena de misericordia y dispuesta a hacer el bien; es imparcial y sincera.

A.- La conducta es más elocuente que las palabras.

Nuestra vida debe demostrar el conocimiento que poseemos de las Sagradas Escrituras.

Las buenas obras se convierten en un distintivo de quienes se nutren de la palabra de Dios.

Resulta inaceptable que alguien presuma de conocer la Palabra de Dios y viva con una marcada mezquindad y un egoísmo en su corazón.

COLOSENSES 1:10 10para que andéis como es digno del Señor, agradándole en todo, llevando fruto en toda buena obra, y creciendo en el conocimiento de Dios;

El apóstol Pablo destacaba que el conocimiento en sí mismo es vacío.

Para que algo tenga valor, debe conducir a un cambio de vida y a una correcta manera de vivir.

Este cambio promueve en nosotros como verdaderos creyentes que debemos: ser llenos del conocimiento de la voluntad de Dios a través de la sabiduría espiritual y el entendimiento, y  que debemos llevar fruto en toda buena obra al crecer en el conocimiento de Dios.

El conocimiento no existe solo para ser acumulado, debe darnos dirección para vivir.

El conocimiento de Dios no es un secreto que solo algunos pueden descubrir, está disponible para todos.

Dios no quiere que solo sepamos más acerca de Él sino que también pongamos nuestras creencias en práctica ayudando a otros.

 

 

5. LA SABIDURÍA QUE TRANSMITE DIOS POR SU PALABRA ES SIN HIPOCRESÍA.

SANTIAGO 1:10 (JER) (Jerusalém 1976)  En cambio la sabiduría que viene de lo alto es, en primer lugar, pura, además pacífica, complaciente, dócil, llena de compasión y buenos frutos, imparcial, sin hipocresía.

A.- La palabra hipocresía procede del mundo del teatro y la actuación.

En los días del Nuevo Testamento, cuando una persona interpretaba un papel en escena llevando una máscara, se le llamaba hipócrita. Actualmente se puede calificar de hipócrita a quien no es sincero; que simula y no se presenta como es.

Quienes aprendemos de la palabra de Dios y nutrimos nuestra fe del conocimiento bíblico nos resulta difícil aparentar lo que no somos o sentimos.

Los efectos de la bendita Palabra producen en el corazón del hombre honestidad y verdad.

Bebemos una Palabra viva que limpia el alma y purifica el corazón.

El incremento del conocimiento bíblico y la experiencia con el poder de la Revelación divina dan como resultado una vida sin hipocresías.

El mundo perece por la falta de conocimiento de las verdades divinas. El ser humano se corrompe y mata, derramando sangre inocente porque vive en total ignorancia de la palabra de Dios.

 

 

CONCLUSION:

¡Urge hablar la Palabra viva del único Salvador del mundo! Es necesario trabajar en la comunicación de las verdades divinas para contrarrestar la maldad.

El mal se encuentra en el corazón vacío de la palabra de Dios. En los corazones ignorantes del mensaje de salvación.

LA SABIDURÍA QUE TRANSMITE DIOS POR SU PALABRA ES:

1.- PURA

2.- PACIFICA.

3.- MANSA.

4.- ESTA LLENA DE PIEDAD Y BUENOS FRUSTOS.

5.- SIN HIPOCRESIA.

LO QUE NOS SEPARA DE DIOS

1 JUAN 3:4-10

 4Todo aquel que comete pecado, infringe también la ley; pues el pecado es infracción de la ley. 5Y sabéis que él apareció para quitar nuestros pecados,  y no hay pecado en él. 6Todo aquel que permanece en él, no peca; todo aquel que peca, no le ha visto, ni le ha conocido. 7Hijitos, nadie os engañe; el que hace justicia es justo, como él es justo. 8El que practica el pecado es del diablo; porque el diablo peca desde el principio. Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo. 9Todo aquel que es nacido de Dios, no practica el pecado, porque la simiente de Dios permanece en él; y no puede pecar, porque es nacido de Dios.

 

INTRODUCCION:

Hamartia es el nombre que traducimos "pecado".  Y  es lo que nos separa de Dios.

Es muy común en el NT, donde, solamente en las epístolas paulinas, se encuentra sesenta veces. Hamartanein es el verbo usual que se traduce "pecar". En el griego clásico, estas palabras no tenían, un significado tan importante como en el griego del NT.

En el griego clásico, hamartia expresa básicamente la idea de "yerro".

Hamartanein empezó significando "errar el blanco", como, por ejemplo, cuando se dispara una flecha, que no acierta. Se puede usar respecto de haber equivocado una carretera, de habernos fallado un plan, de habérsenos frustrado una esperanza o un propósito.

En el griego clásico, estos vocablos están siempre conectados con alguna clase de fallo

Negativo.

            Hay que tener en cuenta que, en el NT, hamartia no describe un acto definido de pecado, sino el estado de pecado, del cual manan las acciones pecaminosas.

De hecho, en Pablo el pecado está tan a punto de personalizarse, que podría pensarse que fuera un poder personal y maligno que tiene al hombre en sus garras.

 

1. EL PECADO ES UNIVERSAL Y NOS SEPARA DE DIOS

1 JUAN 3:8 8El que practica el pecado es del diablo; porque el diablo peca desde el principio. Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo.

Hamartia, "pecado", es "universal"

ROMANOS 3:23 23por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios,

El pecado no es como una de esas enfermedades que algunos hombres contraen y otros no. Es algo en lo que todo ser humano está envuelto y de lo que todo ser humano es culpable.

El pecado no es una simple erupción esporádica, sino el estado, la condición, universal del

hombre.

Hamartia, "pecado", es "un poder que somete al hombre".

Las palabras que se usan para expresar esta idea son muy interesantes y significativas:

el hombre está huph' hamartian, i.e., "bajo pecado". Pero esta preposición, hupo, en caso acusativo, como aquí, se utiliza para significar "dependiente de", "en sujeción a", "bajo el control de".

Un menor de edad, por ejemplo, está "bajo su padre"; un ejército está "bajo su comandante"; así, nosotros estamos "bajo pecado", "en poder del pecado", "controlados por el pecado"

 GÁLATAS 3:22 22Mas la Escritura lo encerró todo bajo pecado, para que la promesa que es por la fe en Jesucristo fuese dada a los creyentes.

Por tanto, hay ciertas palabras que se asocian a la idea de pecado:

a) Del pecado se dice que "reina (basileuein = Basileus es la palabra griega que significa "rey".) sobre el hombre"

ROMANOS 5:21 21para que así como el pecado reinó para muerte, así también la gracia reine por la justicia para vida eterna mediante Jesucristo, Señor nuestro.

b) El pecado gobierna a los hombres, "se enseñorea de nosotros" (kurieuein)

ROMANOS 6:14 14Porque el pecado no se enseñoreará de vosotros; pues no estáis bajo la ley, sino bajo la gracia.

Kurios es la palabra griega que significa "señor", y connota absoluta "posesión" y "dominio".

c) Del pecado se dice que "nos tiene cautivos" (aichmaiotizein)

ROMANOS 7:23 23pero veo otra ley en mis miembros, que se rebela contra la ley de mi mente, y que me lleva cautivo a la ley del pecado que está en mis miembros

La palabra es la misma que se usa respecto de hacer a uno prisionero de guerra.

d) Se dice que el pecado "mora en el hombre" (oikein,enoikein)

ROMANOS 7:17, 20 17De manera que ya no soy yo quien hace aquello, sino el pecado que mora en mí. 20Y si hago lo que no quiero, ya no lo hago yo, sino el pecado que mora en mí.

El hombre está tan atrapado por el pecado, que éste no se nos presenta como un mero poder externo que ejerza su soberanía sobre el individuo, sino como algo que se ha introducido en las mismas fibras, en el centro y corazón del ser del hombre, hasta ocuparlo, como un enemigo ocupa un país.

e) El resultado es que "somos esclavos del pecado" (doulos, douleuein)

JUAN 8:34 34Jesús les respondió: De cierto, de cierto os digo, que todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado.

            Debe recordarse que el poder del amo sobre el esclavo era absoluto. No había parte de la vida, ni momento, ni actividad, que fuera propiedad personal del esclavo. Pertenecía a su amo en la forma más absoluta.  Así, el hombre está totalmente bajo el dominio del pecado.

Pablo explica, como ningún otro, la relación que hay entre "ley" y "pecado",

entre nomos y hamartia.

 

 

2. LAS CONSECUENCIAS DEL PECADO

1 JUAN 3:4  4Todo aquel que comete pecado, infringe también la ley; pues el pecado es infracción de la ley.

a) El pecado resulta en cierto "endurecimiento" del corazón.

HEBREOS 3:13 13antes exhortaos los unos a los otros cada día, entre tanto que se dice: Hoy; para que ninguno de vosotros se endurezca por el engaño del pecado.

En Fil. 1:9, Pablo ora por que los filipenses abunden en lo que él llama aisthesis, "percepción sensitiva", es decir, la cualidad del corazón y de la mente que es sensible a lo que está mal.

FILIPENSES 1:9 9Y esto pido en oración, que vuestro amor abunde aun más y más en ciencia y en todo conocimiento,

            El que comete una mala acción por primera vez, la experiencia de la vida demuestra que lo hace con una especie de estremecimiento de repugnancia; si la repite, la cometerá más fácilmente;

si insiste, cometer esa acción será para él la cosa más normal del mundo.

Ha desaparecido su sensibilidad para detectar el pecado; su corazón está endurecido.

Es rigurosamente cierto que lo más terrible del pecado es, precisamente, su poder para

engendrar pecado.

b) El pecado resulta en "muerte"

SANTIAGO 1:15 15Entonces la concupiscencia, después que ha concebido, da a luz el pecado; y el pecado, siendo consumado, da a luz la muerte.

Indudablemente, esto es así. Pablo creía que la muerte entró en el mundo por el pecado de Adán. El pecado fue lo que arruinó e hizo naufragar la vida que Dios había soñado para el hombre.

Pero no es menos cierto que la muerte también alcanza al alma.

La muerte física y espiritual es, según Pablo, resultado del pecar.

 

 

3. PALABRAS RELACIONADAS CON EL PECADO QUE NOS SEPARA DE DIOS

1 JUAN 3:6-7 6Todo aquel que permanece en él, no peca; todo aquel que peca, no le ha visto, ni le ha conocido. 7Hijitos, nadie os engañe; el que hace justicia es justo, como él es justo.

Una de las mejores formas de averiguar el significado real de una palabra es examinar las otras que la acompañan.

a) Hamartia (pecado) está relacionada con blasphemia = Insulto.

MATEO 12:31 31Por tanto os digo: Todo pecado y blasfemia será perdonado a los hombres; mas la blasfemia contra el Espíritu no les será perdonada.

El significado básico de blasphemia es insulto. El pecado es, pues, un "insulto" a Dios. Insulta a Dios porque se burla de sus mandamientos, porque pone al Yo en el lugar que corresponde a Dios y,

sobre todo, porque agravia su amor.

b) Hamartia está relacionada con apate = Engaño.

HEBREOS 3:13 13antes exhortaos los unos a los otros cada día, entre tanto que se dice: Hoy; para que ninguno de vosotros se endurezca por el engaño del pecado.

Apare es "engaño". El pecado es siempre engañoso, pues promete hacer lo que no puede.

El pecado es siempre una mentira. Cualquier hombre que peca, que hace o toma algo prohibido, actúa así porque cree que será más feliz haciendo o tomando ese algo. El pecado lo engaña para que piense de ese modo.

Pero la experiencia enseña que una acción o posesión, producto del pecado, nunca trae felicidad a ningún hombre.

c)  Hamartia está relacionada con epithumia = Concupiscencia, deseo.

SANTIAGO 1:15 15Entonces la concupiscencia, después que ha concebido, da a luz el pecado; y el pecado, siendo consumado, da a luz la muerte.

Concupiscencia, deseo. Epithumia fue definida por Aristóteles como "lanzarse con

empeño en pos del placer", y los estoicos añadieron "más allá de los límites de la razón".

Clemente de Alejandría dice que epithumia (placer) es el espíritu que "clama y se afana por conseguir todo aquello que lo gratifique". Epithumia siempre tiene la noción de desear lo que no debe ser deseado.

Epithumein es, de hecho, el verbo que se utiliza en la versión griega del AT para el décimo

mandamiento: "No codiciarás". Si el corazón de un hombre estuviera tan limpio, que no deseara lo que es injusto, no pecaría jamás.

d) Hamartia es igualada a anomie es "desobediencia a la ley".

1 JUAN 3:4 4Todo aquel que comete pecado, infringe también la ley; pues el pecado es infracción de la ley.

Anomie es el espíritu que induce al hombre a hacer lo que el quiere; que mueve al hombre a desear poner sus caprichos por encima de sus deberes para con su prójimo y de su obediencia a Dios.

La anomie procede, básicamente, del deseo de instalar al Yo, y no a Dios, en el centro de la vida.

e) Hamartia es igualada a adikia es "injusticia", "iniquidad",

1 JUAN 5:17 17Toda injusticia es pecado; pero hay pecado no de muerte.

Adikia (injusticia), es, por tanto, el espíritu que se niega a cumplir con su deber para con Dios y los hombres.

Pecado es lo que hace a un hombre adorar tanto a su Yo, que olvida o rechaza

servir a Dios y a su prójimo. Es lo que hace al hombre actuar como si fuera la persona

más importante de la creación.

f) Hamartia está conectada con prosopolepsia = "acepción de personas".

 SANTIAGO 2:9 9pero si hacéis acepción de personas, cometéis pecado, y quedáis convictos por la ley como transgresores.

Ahora bien, acepción de personas como resultado de aplicar las normas del hombre, en vez de las de Dios, al mundo, a la vida y a las gentes en general.

Pecado es aceptar y practicar las normas del mundo en vez de los principios de Dios; juzgar las cosas como los hombres las ven, no como las ve Dios.

 

 

4. LA CURA DEL PECADO QUE NOS SEPARA DE DIOS

1 JUAN 3:9 9Todo aquel que es nacido de Dios, no practica el pecado, porque la simiente de Dios permanece en él; y no puede pecar, porque es nacido de Dios.

Ahora es el momento de prestar atención a la cura del pecado. Consideraremos ciertas palabras que describen lo que Jesús hizo por nosotros con relación al pecado.

a) Jesús nos "salva" del pecado (sozein)

MATEO 1:21 21Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS, porque él salvará a su pueblo de sus pecados.

Estamos en una situación tal, que necesitamos ser rescatados, y ese rescate lo hizo efectivo Jesús al precio de su vida.

b) Nuestros pecados son "borrados" (exaleiphein)

HECHOS 3:19 19Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio,

La tinta antigua no tenía ácido y podía ser borrada pasando una esponja húmeda por la superficie de vitela o de papiro cuando el escriba quería usarlos otra vez.

Por la obra de Jesús, el acta de nuestros pecados es borrada totalmente.

d) A través de Jesús, somos "lavados del pecado" (apolouein).

HECHOS 22:16 16Ahora, pues, ¿por qué te detienes? Levántate y bautízate, y lava tus pecados, invocando su nombre.

Se habla de lavar los pecados. Hay una "purificación de.. . pecados" (katharismos

            Es como si la vida fuera enturbiada, manchada, ensuciada y cubierta de fango por el pecado. Pero Jesucristo tiene el poder de limpiarla, como la lluvia lava y limpia el pavimento de una ciudad.

1 JUAN 1:7 7pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado.

e) Dios, por su misericordia, "no nos inculpa de pecado" (logizesthai) = "cargar en cuenta"

ROMANOS 4:8 8 Bienaventurado el varón a quien el Señor no inculpa de pecado.

Logizesthai es una palabra usada en contabilidad. Significa "cargar en cuenta".

La idea es que nuestros pecados son como una cuenta sin saldar que tenemos con Dios y

que, además, no podríamos liquidar jamás.

El balance de nuestra vida arroja un tremendo saldo deudor en contra de nosotros. Pero Dios, por su misericordia, borra ese saldo que nunca hubiéramos podido pagar.

f) Dios, por su misericordia, "cubre nuestros pecados" (epikaluptein).

ROMANOS 4:7  7diciendo: Bienaventurados aquellos cuyas iniquidades son perdonadas, Y cuyos pecados son cubiertos.

El verbo epikaluptein se usa para expresar la idea de la nieve cubriendo una senda; también se usa respecto de alguien que se cubre los ojos para no ver y respecto de correr un velo sobre algo.

Es como si Dios, por su misericordia, corriera un velo sobre el lamentable archivo del pasado y nunca lo mirara otra vez.

g) Por la obra de Jesús, somos 'libertados del pecado" (eleutheroun) = "dar a alguien la libertad"

ROMANOS 6:22 22Mas ahora que habéis sido libertados del pecado y hechos siervos de Dios, tenéis por vuestro fruto la santificación, y como fin, la vida eterna.

Eleutheroun significa "dar a alguien la libertad". Luein significa "soltar las ataduras de alguien". Jesucristo paga el rescate que nos libra del pecado y, a la vez, nos da el poder para seguir siendo libres en el futuro.

h) La venida de Jesús "canceló nuestro pecado" (athetesis) = "cancelar un contrato o un convenio".

Precisamente donde el estricto cumplimiento de la letra de la ley no acarreaba sobre el

hombre nada más que inminente condenación, a través de Jesucristo, hay una cancelación de nuestra deuda.

i) Por medio de Jesús "somos perdonados" (aphiesthai).

Esta es la palabra que se usa respecto del perdón de pecados, y se encuentra en cada estrato del

NT. (Mt. 9:2; Mr. 2:10; Lc. 7:47; Hch. 2:38; 10:43; Col. 1:14; 1 Jn. 2:12).

La palabra aphiesthai tiene una amplia gama de significados, todos los cuales sugieren algo. Puede ser usada respecto de indultar a un hombre de la sentencia que ya cumplía.

Toda la esencia de la palabra es la inmerecida liberación de un hombre de algo que podría habérsele infligido o exigido con toda justicia.

A través de Jesucristo, el hombre es librado del castigo que Dios podía haberle infligido con

perfecto derecho.

Es la palabra que nos dice que Dios no nos trata con justicia, sino con amor; no según nuestros merecimientos, sino de acuerdo con su misericordia y su gracia en Jesucristo.

 

CONCLUSION:

1. EL PECADO ES UNIVERSAL Y NOS SEPARA DE DIOS

2. LAS CONSECUENCIAS DEL PECADO

3. PALABRAS RELACIONADAS CON EL PECADO QUE NOS SEPARA DE DIOS

4. LA CURA DEL PECADO QUE NOS SEPARA DE DIOS

 

 

 

 

LO QUE IMPLICA SEGUIR A JESÚS

 

JUAN 12:26 26Si alguno me sirve, sígame (ακολουθειτω); y donde yo estuviere, allí también estará mi servidor. Si alguno me sirviere, mi Padre le honrará.

 

Mismo texto en interlineal: https://www.logosklogos.com/interlinear/NT/Jn/12/26

 

INTRODUCCION:

Akolouthein es el verbo griego vulgar y corriente que significa seguir.

Es una palabra con muchos usos y que da lugar a múltiples asociaciones, todo lo cual añade alguna nota a su contenido cuando se aplica al seguidor de Cristo.

En el griego clásico se utilizaba así: Akolouthein = Seguir. Y cada uno de estos usos arroja luz sobre la vida cristiana.

(I) Es la palabra usual para describir a los soldados siguiendo a su comandante.

***El cristiano está en la posición del soldado que obedece y sigue inmediatamente a Jesucristo.

(II) Se usa corrientemente respecto del esclavo siguiendo o sirviendo a su amo.

***El cristiano debe obedecer tan pronto hable su Señor, como hace el esclavo.

(III) Se usa, también con mucha frecuencia, significando el hecho de seguir o aceptar el consejo u  

        opinión de alguien.

***El cristiano debe pedir el consejo y la dirección de Jesucristo, y tiene que ser humilde

para seguirlos.

(IV) Se usa comúnmente respecto de la obediencia a las leyes. Seguir las leyes de una ciudad es  

        aceptarlas como normas de vida y de conducta.

***El cristiano es el hombre que desea la ciudadanía del reino de los cielos, y, si la recibe,

debe vivir en consecuencia con las leyes de ese reino.

(V) También es muy común en el sentido de seguir el hilo o argumento de un discurso.

***El cristiano es aquel que escucha atentamente las palabras de Jesús y sigue sus argumentos para aprender cada día más de la sabiduría que Jesús está siempre deseando transmitirle.

(VI) En los papiros, akolouthein se utiliza con mucha frecuencia significando pegarse a alguien hasta conseguir algún favor que se desea.

*** El cristiano está continuamente en la posición de uno que necesita y desea el favor, la gracia y la ayuda que sólo Cristo puede darle, y que sigue a Jesús porque solamente en él encuentra satisfecha su necesidad.

Volvamos ahora al uso de akolouthein en el NT como tal, donde es muy frecuente.

Es la palabra que Jesús empleó para que los hombres se le unieran; su gran desafío.

El mandato de Cristo a Mateo (Mr. 2:14; cf Lc. 5:27; Mt. 9:9), a Felipe (Jn. 1:43), al joven rico, que lo rechazó (Mt. 19:21; cf. Lc. 18:22) y, ya próximo el fin, a Pedro (Jn. 21:19, 22), fue siempre el mismo: Sígueme.

Y, así, el mandato de Jesús a todos los que aspiran a ser sus discípulos es que tome cada uno su cruz y le siga (Mr. 8:34; 10:21; Mt. 10:38; 16:24; Lc. 9:23).

 

 

I. DEBEMOS VER LO QUE IMPLICA EL SEGUIR A JESUS

JUAN 12:26 (CST) (Castellano Antiguo) Si alguno desea ser discípulo mío, que venga y me siga, porque allí donde yo esté, allí estará también mi siervo. Y mi Padre honrará a todo el que me sirva.

Seguir a Jesús implica calcular el costo.

LUCAS 9:59, 61 59Y dijo a otro: Sígueme. Él le dijo: Señor, déjame que primero vaya y entierre a mi padre. 61Entonces también dijo otro: Te seguiré, Señor; pero déjame que me despida primero de los que están en mi casa.

Jesús da la impresión de no aceptar que alguien le siga hasta que él no hubiera estado absolutamente seguro de que la persona sabía a lo que se comprometía.

Jesús no quiere que nadie le siga con falsas apariencias, ni acepta un servicio ofrecido por pura emotividad, imponderado, pues la duración del mismo sería ínfima.

Seguir a Jesús implica sacrificio.

Repetidamente se destaca lo que las personas dejaron por seguir a Jesús:

LUCAS 5:11 11Y cuando trajeron a tierra las barcas, dejándolo todo, le siguieron.

MATEO 4:20; 22 20Ellos entonces, dejando al instante las redes, le siguieron. 22Y ellos, dejando al instante la barca y a su padre, le siguieron.

MATEO 19:27 27Entonces respondiendo Pedro, le dijo: He aquí, nosotros lo hemos dejado todo, y te hemos seguido; ¿qué, pues, tendremos?

Lo que a nosotros nos interesa percibir de aquí es que seguir a Jesús nos compromete a lo que hoy se llama un trabajo permanente.

Pero, en nuestro caso, se da la diferencia de que seguir a Jesús implica servirle en nuestro trabajo, y no dejando nuestro trabajo.

En muchos casos, sería más fácil esto último, pero nuestro deber es testificar de Jesús allá donde él nos haya puesto.

Seguir a Jesús implica una cruz  (Mt. 16:24; cf Mr. 8:34 y Lc. 9:23).

MATEO 16:24 24Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame.

La razón de esta implicación es que ningún hombre puede seguir a Jesús y, a la vez, hacer lo que guste.

Seguir a Jesús puede bien significar el sacrificio de los placeres, hábitos, aspiraciones y

ambiciones que componen la trama de nuestras vidas.

El seguir a Jesús implica este acto de renuncia y, renunciar, nunca es fácil.

 

II. DEBEMOS VER LO QUE DA EL SEGUIR A JESÚS

JUAN 12:26 (NTV) (Nueva Traducción Viviente) Todo el que quiera servirme debe seguirme, porque mis siervos tienen que estar donde yo estoy. El Padre honrará a todo el que me sirva.

En esta línea, hay dos grandes promesas en el Cuarto Evangelio.

Seguir a Jesús significa no andar en tinieblas, sino en luz

JUAN 8:12 12Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo;  el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.

Cuando un hombre se conduce sólo por sus medios, fácilmente se pierde en las tinieblas de la

incertidumbre, y puede terminar en las tinieblas del pecado.

Ir con Jesús es estar seguro del camino y, en su compañía, ser salvo.

Seguir a Jesús es estar cierto de llegar finalmente a la gloria en la que él mismo está

JUAN 12:26 Si alguno me sirve, sígame; y donde yo estuviere, allí también estará mi servidor. Si alguno me sirviere, mi Padre le honrará.

He aquí la otra parte de la advertencia de que seguir a Jesús implica sacrificio y cruz.

El sacrificio y la cruz no son de poco valor, sino el precio de la gloria eterna. Jesús nunca prometió un camino fácil, pero sí un camino a cuyo final su aspereza sería olvidada.

 

 

III. DEBEMOS VER LAS FORMAS INADECUADAS DE SEGUIR A JESÚS

JUAN 12:26 (NBD) (Nueva Biblia al Día) 26 Quien quiera servirme, debe seguirme; y donde yo esté, allí también estará mi siervo. A quien me sirva, mi Padre lo honrará.

Estas formas no son condenables; son infinitamente mejores que nada... pero no las

mejores.

Al final, Pedro seguía a Jesús a mucha distancia  (Mt. 26:58; Mr. 14:54 y Lc. 22:54).

MATEO 26:58 58Mas Pedro le seguía de lejos hasta el patio del sumo sacerdote; y entrando, se sentó con los alguaciles, para ver el fin.

La verdadera razón era que Pedro no se atrevía a seguirle más de cerca; y la verdadera tragedia es que si Pedro se hubiera mantenido íntimamente unido a Jesús, el desastre de negarlo no hubiera sucedido nunca, pues, al ver de nuevo el rostro de Jesús, fue cuando Pedro descubrió lo que había conseguido con sus repetidas negaciones.

En el último viaje a Jerusalén, los discípulos seguían a Jesús con temor

MARCOS 10:32 32Iban por el camino subiendo a Jerusalén; y Jesús iba delante, y ellos se asombraron, y le seguían con miedo. Entonces volviendo a tomar a los doce aparte, les comenzó a decir las cosas que le habían de acontecer:

En un sentido, esta acción denotaba más valentía que ninguna otra. Ellos no entendían lo que estaba sucediendo, pero, aunque temían lo peor, le siguieron.

Podemos reconfortarnos recordándonos a nosotros mismos que, a menudo, el hombre que sigue a Cristo con temor y temblor está demostrando ser un valiente.

 

 

CONCLUSION:

 

LO QUE IMPLICA SEGUIR A JESUS

 

I. DEBEMOS VER LO QUE IMPLICA EL SEGUIR A JESUS

II. DEBEMOS VER LO QUE DA EL SEGUIR A JESÚS

III. DEBEMOS VER LAS FORMAS INADECUADAS DE SEGUIR A JESÚS

 

CUIDADO CON LA MENTALIDAD DE LANGOSTA

 

NUMEROS 13:32-33

32Y hablaron mal entre los hijos de Israel, de la tierra que habían reconocido, diciendo: La tierra por donde pasamos para reconocerla, es tierra que traga a sus moradores; y todo el pueblo que vimos en medio de ella son hombres de grande estatura. 33También vimos allí gigantes, hijos de Anac, raza de los gigantes, y éramos nosotros, a nuestro parecer, como langostas; y así les parecíamos a ellos.

 

 INTRODUCCION:

Dios le había ordenado a Moisés que designara doce hombres, para que inspeccionaran la tierra prometida. Después de explorar el territorio durante cuarenta días, los espías regresaron, pero diez de ellos hablaron mal entre los hijos de Israel, de la tierra que habían reconocido, declarándose incompetentes para la guerra y comparándose como langostas ante los moradores de Canaán.

Los hijos de Anac, también llamados nefilitas, eran gigantes que habitaron la tierra antes del diluvio (Génesis 6.4).

Josué y Caleb protestaron por el informe cobarde de sus compañeros espías y rompieron sus vestidos. Con voz fuerte y una actitud positiva hablaron a toda la congregación diciendo:

NUMEROS 14:7-9…La tierra por donde pasamos para reconocerla, es tierra en gran manera buena. Si Jehová se agradare de nosotros, él nos llevará a esta tierra, y nos la entregará; tierra que fluye leche y miel…ni temáis al pueblo de esta tierra; porque nosotros los comeremos como pan…

Los espías amedrentados por los gigantes, hijos de Anac, se sentían pequeños, limitados, inofensivos e inútiles.

 

     Cuando se tiene la mentalidad de langosta:    

1.- SE VIVE CONVENCIDO DE SU IMPOTENCIA

NUMEROS 13:32 32Y hablaron mal entre los hijos de Israel, de la tierra que habían reconocido, diciendo: La tierra por donde pasamos para reconocerla, es tierra que traga a sus moradores; y todo el pueblo que vimos en medio de ella son hombres de grande estatura.

Después de escuchar este informe, Caleb presenta el informe de la minoría de los espías. Caleb admite que hay enemigos fuertes dentro de la tierra, pero anima al pueblo a confiar en Dios, quien ha prometido varias veces echar fuera a todos estos enemigos (Exo. 3:16, 17; 23:5; 23:23–31; 33:1–3a).

Los israelitas ya han visto las grandes cosas que Jehovah ha hecho en su favor y cómo derrotó a los egipcios. Por eso, el pueblo de Dios (entonces y ahora) debe saber que con la ayuda de Dios ¡nosotros podremos más que ellos!

De todos modos, el informe de la mayoría de los espías es una difamación de la tierra y demuestra una falta de fe en las promesas de la protección divina. Los espías vuelven al problema de los gigantes en los vv. 32b, 33. Tienen el “complejo de la langosta”: “No podemos hacer nada porque somos pequeños y débiles.”

Este complejo sigue molestando al pueblo de Dios todavía. En la evangelización, nos enfrentamos con desafíos gigantescos. Hay religiones falsas, materialismo, indiferencia y apatía hacia las realidades espirituales, e ideologías políticas y económicas que compiten por la lealtad de los hombres.

Y nosotros somos pequeños y débiles; pocos en número y con recursos limitados (mentalidad de langosta).

Pero quizá nuestra limitación más importante es nuestra falta de fe. La verdadera fe reconoce que hay problemas, pero los mira desde la perspectiva de Dios.

Dios nunca ha negado la presencia de enemigos y desafíos reales; sólo nos anima a mirarle a él, y no a nuestras limitaciones. Nos anima a confiar en sus promesas y su poder en vez de en nosotros mismos. ¡Subamos y tomemos la tierra en posesión, nosotros, con la ayuda de Dios, podremos más que ellos!

(Ver 1 Rey. 6:15–17; Juan 16:33; Rom. 8:37; 1 Jn. 4:4; 5:4.)

JUAN 16:33 Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz.  En el mundo tendréis aflicción;  pero confiad,  yo he vencido al mundo.

Consideramos  a todos más fuertes y cometemos el error de medir las dificultades de la vida en base a la fuerza humana.

Dios no hace cristianos débiles. El Señor ha puesto en cada creyente un espíritu de poder, de amor y de dominio propio.

2TIMOTEO 1:7 7Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.

Cuando Dios transforma la vida del creyente, a través de su poderoso evangelio, nos cambia la mentalidad y el corazón.

Todo creyente que ha crecido en fe se fortalece día a día en el Señor y toma la fortaleza necesaria de su intimidad con el Todopoderoso.

Desarrollamos la convicción de que Dios nos da fuerzas y aceptamos que podemos ser  instrumentos útiles  para la gloria de Dios.

ISAIAS 40:30-31 30Los muchachos se fatigan y se cansan, los jóvenes flaquean y caen; 31pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.

 

 

     Cuando se tiene la mentalidad de langosta:

2.- SE OLVIDA CON PRONTITUD LAS MARAVILLAS DE DIOS

NUMEROS 13:33 33También vimos allí gigantes, hijos de Anac, raza de los gigantes, y éramos nosotros, a nuestro parecer, como langostas; y así les parecíamos a ellos.

Sin embargo, los otros Diez enviados contradijeron su testimonio. Aunque habían visto la misma evidencia, lo hicieron con una perspectiva distinta, totalmente humana.

Se fijaron únicamente en los aspectos superficiales del caso al comparar el tamaño y fuerza física de los oponentes.

Notaron que el trabajo de mantener produciendo esos campos tan fructíferos, sería excesivo, sin considerar que ese era el motivo por el cual eran tan fuertes los habitantes de la tierra. Así que desde su punto de vista, serían para los canaanitas como langostas, fáciles de ser pisoteados.

El problema fue que estos diez espías no valoraron la situación según la visión de Dios, sino que se metieron en consideraciones que no les correspondían. Se les había comisionado para examinar la tierra y si era posible, que trajeran muestras de sus frutos; no se les pidió su opinión en cuanto a la posibilidad de conquistarla o no.

Los que toman decisiones forman parte de cada grupo en la iglesia. Diáconos, concilio de la iglesia, comisiones y otros ayudan a establecer el ritmo del trabajo de la iglesia. Los que toman decisiones en la iglesia tienen una misión sagrada.

Los que toman decisiones representan al cuerpo al cual pertenecen. Los encargados de tomar las decisiones reciben la directiva de hacer un trabajo a conciencia.

La gente negativa no tiene en cuenta las promesas divinas (Gén. 12:7; Exo. 3:8).  Dios ya les había prometido estas tierras:

EXODO 3:8 8 y he descendido para librarlos de mano de los egipcios,  y sacarlos de aquella tierra a una tierra buena y ancha,  a tierra que fluye leche y miel,  a los lugares del cananeo,  del heteo,  del amorreo,  del ferezeo,  del heveo y del jebuseo.

Los que tienen la responsabilidad de tomar decisiones, pero son incrédulos, no tienen en cuenta lo que Dios ya ha hecho, lo que hace hoy y lo que hará mañana.

Algunos que tienen en sus manos el poder de decisión ven a Dios. Caleb dijo:

NUMEROS 13:30 30Entonces Caleb hizo callar al pueblo delante de Moisés,  y dijo: Subamos luego,  y tomemos posesión de ella;  porque más podremos nosotros que ellos.

Algunos ven langostas y otros ven a Dios.  Dejamos en el pasado los portentosos hechos e ignoramos la misericordia del Señor.

Los espías ya habían visto la forma en que Jehová abrió el mar rojo; experimentaron la provisión del maná en el desierto y la protección de una columna de nube que el Creador había colocado sobre ellos para librarlos en el desierto.

Antes de ver a los gigantes en Canaán ya conocían la grandeza del Señor, pero olvidaron que clase de Dios tenían de su lado.

Las experiencias de la fidelidad de Dios en el pasado nos deben servir para enfrentar el futuro.

No hay gigante que rebase la enormidad del Creador. (Gigantes de enfermedad, de escases, de matemáticas, de conflictos en el matrimonio o entre los hijos)

Ningún ejército terrenal puede detener la mano extendida del Altísimo.

No hay fuerza de las tinieblas que pueda hacer tropezar a quienes confían en Dios.

SALMOS 5:11  11Pero alégrense todos los que en ti confían; den voces de júbilo para siempre, porque tú los defiendes; en ti se regocijen los que aman tu nombre.

 

 

      Cuando se tiene la mentalidad de langosta:

3.- SE VIVE ATRAPADO POR EL TEMOR

NUMEROS 13:31 31Más los varones que subieron con él, dijeron: No podremos subir contra aquel pueblo, porque es más fuerte que nosotros.

Los hombres que regresaron de investigar la tierra prometida, impresionados por la estatura y corpulencia de los moradores en Canaán, se descalificaron y se declararon inferiores a raíz del temor que llevaban clavado en el corazón.

Ellos dijeron: No podemos subir contra aquel pueblo, porque es más fuerte que nosotros.

Otra expresión que pronunciaron fue: …es tierra que traga a sus moradores… (V 32).

El temor paraliza al ser humano, lo inutiliza y lo conduce a una vida improductiva.

El miedo lleva al ser humano a contemplar demasiado las circunstancias y condiciones dejando de observar el poder de Dios.

Josué y Caleb, a diferencia del resto del grupo de espías, habían depositado su confianza en el Señor y el temor no se había apoderado de ellos. En ningún momento permitieron que las dificultades acabaran con su fe.

La confianza en Dios vence el temor:

SALMOS 27:1-3 1 Jehová es mi luz y mi salvación; ¿de quién temeré? Jehová es la fortaleza de mi vida; ¿de quién he de atemorizarme?  2 Cuando se juntaron contra mí los malignos, mis angustiadores y mis enemigos, Para comer mis carnes, ellos tropezaron y cayeron. 3 Aunque un ejército acampe contra mí, No temerá mi corazón; Aunque contra mí se levante guerra, Yo estaré confiado.

Las dificultades o problemas de la vida son oportunidades para ver la intervención de Dios a nuestro favor.      El cuidado del Señor para su pueblo es permanente.

El secreto del éxito está en la confianza en Dios y en nosotros mismos.

El hombre hace lo posible y de lo imposible se encarga Dios.

El propósito de Dios era que los israelitas llegaran a la tierra prometida. Después de sufrir esclavitud en Egipto, y de padecer en el desierto, el pueblo de Dios debía llegar a tomar la herencia que les pertenecía.

La mentalidad determina gran parte los resultados deseados.

Nadie debe derrotarse antes de pelear la batalla, no debemos declararnos  incompetente antes de intentarlo.    No hay peor lucha que la que no se hace.

 

 

CONCLUSIÓN

Cada uno de nosotros  debemos  enfrentar la vida, derribar gigantes y tomar la herencia que Dios ha puesto delante de nosotros.

Muchos aprovechamos las oportunidades, mientras otros las dejan pasar.

En la vida hay vencedores y vencidos; protagonistas y espectadores; espías temerosos y valientes, quienes no son capaces de creer en el poder de Dios llevan a otros a un terrible caos.

Los diez espías dieron su informe negativo y desanimaron al pueblo.

Mientras que Josué y Caleb echaron mano de la fe y alentaron a toda la congregación a heredar la tierra prometida.

Josué y Caleb nos enseñan que la verdadera fe es la semilla que lleva como su fruto la obediencia y la justicia.

 

CUIDADO CON  LA MENTALIDAD DE LANGOSTA

 

     Cuando se tiene la mentalidad de langosta:    

1.- SE VIVE CONVENCIDO DE SU IMPOTENCIA

2.- SE OLVIDA CON PRONTITUD LAS MARAVILLAS DE DIOS

3.- SE VIVE ATRAPADO POR EL TEMOR

 .

JESUCRISTO ES NUESTRA PIEDRA DE AYUDA

 

1 SAMUEL 7:12   (3-15)

12Tomó luego Samuel una piedra y la puso entre Mizpa y Sen, y le puso por nombre Eben-ezer, (piedra-de ayuda)  diciendo: Hasta aquí nos ayudó Jehová.

(LPD) (Libro el Pueblo de Dios) Samuel tomó una piedra, la colocó entre Mispá y El Diente, y la llamó Eben Ezer - que significa "Piedra del socorro" - porque dijo: "Hasta aquí nos ha socorrido el Señor".

 

INTRODUCCION:

El relato en 1 Samuel 7:3-15 ocurrió cuando el pueblo de Israel derrotó a los filisteos en una ocasión que ellos quitaron todos los baales y se volvieron a Jehová. El pueblo se reunió e hizo ayuno en Mizpa. Cuando los filisteos se enteraron que Israel estaba en ese lugar, los filisteos subieron allá contra Israel. El pueblo tuvo gran temor, por lo que pidieron a Samuel clamar a Dios. Y aconteció algo muy grande:

1ª SAMUEL  7:10-11 10Y aconteció que mientras Samuel sacrificaba el holocausto, los filisteos llegaron para pelear con los hijos de Israel. Mas Jehová tronó aquel día con gran estruendo sobre los filisteos, y los atemorizó, y fueron vencidos delante de Israel. 11Y saliendo los hijos de Israel de Mizpa, siguieron a los filisteos, hiriéndolos hasta abajo de Bet-car.

Al ver la gran victoria sobre los filisteos, ocurrió lo que dice en 1 Samuel 7:12, esto es, Samuel tomó una piedra y la colocó entre Mizpa (vigia) y Sen (diente), y a esa piedra le puso por nombre Eben-ezer, pronunciando la frase: “Hasta aquí nos ayudó Jehová”.

Samuel colocó la piedra como símbolo en ese lugar, y bautizó la piedra con el nombre Eben-ezer.

Pregunta para la iglesia: entonces, ¿qué significa Eben-ezer?

Echémosle un vistazo al versículo en hebreo:

Note que es una palabra compuesta:

Eben viene del hebreo אֶ֫בֶן y significa piedra.

Ezer viene del hebreo עזר y significa ayuda.

De manera que Eben-ezer significa piedra de ayuda, y por eso se toma una piedra como símbolo y se dice “hasta aquí nos ayudó Jehová”.

            ¿Quién es tu piedra de ayuda? ¿Quién te hace decir “Hasta aquí nos ayudó Jehová?

Jesucristo es tu piedra inconmovible lo menciono el profeta Isaías en 28:16 recordando sus palabras el apóstol Pedro dijo:

1 PEDRO 2:6 6Por lo cual también contiene la Escritura: He aquí, pongo en Sion la principal piedra del ángulo, escogida, preciosa; Y el que creyere en él, no será avergonzado.

¿Qué necesito hacer para que Jesucristo sea mi piedra de ayuda?

 

 

     Para que Jesús sea mi piedra de ayuda necesito:

1.- RENDIRME DE TODO MI CORAZON

1 SAMUEL 7:3 3Habló Samuel a toda la casa de Israel, diciendo: Si de todo vuestro corazón os volvéis a Jehová, quitad los dioses ajenos y a Astarot de entre vosotros, y preparad vuestro corazón a Jehová, y sólo a él servid, y os librará de la mano de los filisteos.

Por primera vez, se nos da en el v. 3 la razón de la debilidad de los israelitas: se había generalizado entre ellos la idolatría. Los dioses extraños incluían al dios cananeo Baal y a la diosa cananea Astarte (4).

Como sucediera con frecuencia en el libro de Jueces, la infidelidad israelita a Jehovah había causado el castigo divino. Y como el genuino arrepentimiento israelita revertiría la situación.

Los métodos de Dios siempre habían sido de castigar al Israel pecador por medio de invasiones y ataques foráneos, y de rescatar al Israel arrepentido a través del liderazgo de sus “jueces”.

El cap. 7 presenta exactamente la misma secuencia de pecado, arrepentimiento y salvación. El hombre escogido por Dios para traer liberación era, por supuesto, Samuel.

Así que únicamente Samuel podía convocar una asamblea nacional en Mizpa, en territorio de la tribu de Benjamín. (Silo había quedado en ruinas a manos de los filisteos y probablemente había sido abandonada.) El propósito era religioso, pero una reunión tan grande parecía un ejército; y, efectivamente, se convirtió en un ejército (10, 11).

Así que no sorprende el hecho de que los filisteos los consideraran una posible amenaza y los atacaran. Pero, por supuesto, la asamblea israelita no era un ejército preparado, y si no hubiera sido por la ayuda de Dios hubieran sido masacrados por los filisteos.

1 SAMUEL 7:10 10Y aconteció que mientras Samuel sacrificaba el holocausto, los filisteos llegaron para pelear con los hijos de Israel. Mas Jehová tronó aquel día con gran estruendo sobre los filisteos, y los atemorizó, y fueron vencidos delante de Israel.

Los pueblos antiguos creían que los truenos y relámpagos eran señales de la ira divina, por lo que es fácil entender la confusión y el pánico de los filisteos.

Samuel le dijo al pueblo de Dios lo que Jesucristo nos dice ahora a nosotros: Si de todo vuestro corazón os volvéis a Jehová, quitad los dioses ajenos y preparad vuestro corazón a Jehová, y sólo a él servid. (1Samuel 7:3)

            A) De todo nuestro corazón.

JOEL 2:13 13Rasgad vuestro corazón, y no vuestros vestidos, y convertíos a Jehová vuestro Dios; porque misericordioso es y clemente, tardo para la ira y grande en misericordia, y que se duele del castigo.

            ¿Para qué necesitamos convertirnos de todo corazón a Dios?

1 REYES 8:58 58Incline nuestro corazón hacia él, para que andemos en todos sus caminos, y guardemos sus mandamientos y sus estatutos y sus decretos, los cuales mandó a nuestros padres.

            B) Quitemos los dioses ajenos:

JOSUE 24:23 23Quitad, pues, ahora los dioses ajenos que están entre vosotros, e inclinad vuestro corazón a Jehová Dios de Israel.

            C) Solo a El servid:

ROMANOS 12:11 11En lo que requiere diligencia, no perezosos; fervientes en espíritu, sirviendo al Señor;

 

 

      Para que Jesús sea mi piedra de ayuda necesito:

2.- CONFESARLE MIS PECADOS

1 SAMUEL 7:6  6Y se reunieron en Mizpa, y sacaron agua, y la derramaron delante de Jehová, y ayunaron aquel día, y dijeron allí: Contra Jehová hemos pecado. Y juzgó Samuel a los hijos de Israel en Mizpa.

¿Por qué en Mizpa? Quizás porque era el lugar más grande en el centro del país. Allí se reunieron las tribus para declarar la guerra a Benjamín (Juec. 20:1), y allí fue declarado rey Saúl

(1 S. 10:17).

El relato describe que  Sacaron agua, y derramáronla delante de Jehová: Aunque el agua era empleada en el sistema levítico para purificar (Ex. 30:20; Lev. 14:8; 15:5; y muchos pasajes), no hay otra ocasión en que se derramara agua en libación como aquí.

El acto simbolizaba el arrepentimiento y la consagración del corazón a Jehová (Kirkpatrick, Erdmann, K y D).      Oh como dijo el profeta Jeremías en:

LAMENTACIONES 2:19 19Levántate, da voces en la noche, al comenzar las vigilias; Derrama como agua tu corazón ante la presencia del Señor; Alza tus manos a él implorando la vida de tus pequeñitos, Que desfallecen de hambre en las entradas de todas las calles.

El sacar agua y derramarla ante Yahvé era una acción simbólica que ya fue interpretada correctamente por el arameo: derramaron su corazón como penitencia ante Dios cual si fuera agua.

SALMOS 32:5 5Mi pecado te declaré, y no encubrí mi iniquidad. Dije: Confesaré mis transgresiones a Jehová; Y tú perdonaste la maldad de mi pecado.

            El apóstol Juan nos invita a recuperar nuestra relación con Jesucristo pidiendo perdón:

1 JUAN 1:9 9Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.

(i) Hay personas que dicen que no tienen pecado. Puede que describa al hombre que dice que no tiene responsabilidad por su pecado.

Es bastante fácil encontrar excusas tras las cuales uno trata de esconderse. Podemos echarle las culpas de nuestros pecados a nuestra herencia biológica, a las circunstancias, a nuestro temperamento, a nuestra condición física. Podemos pretender que fue otro el que nos indujo a pecar, y nos descarrió.

Es característico de la naturaleza humana el tratar de sacudirse la responsabilidad por el pecado. O puede que describa al hombre que pretende que puede cometer pecado sin sufrir las consecuencias.

Juan insiste en que, cuando una persona ha pecado, sus excusas y justificaciones son irrelevantes. La única actitud que nos permite hacer frente a la situación es la confesión humilde y rrepentido a Dios y, si es necesario, a los hombres.

(ii) Hay personas que dicen que realmente no han pecado. Esa actitud no es ni mucho menos tan infrecuente como podríamos pensar. Incontables personas no creen realmente que han pecado, y hasta se ofenden de que se las llame pecadoras.

Su equivocación es que creen que el pecado es sólo la clase de cosa que sale en los periódicos. Olvidan que pecado es hamartía, que quiere decir literalmente no dar en el blanco. Dejar de ser tan buen padre, madre, esposo, esposa, hijo, hija, obrero, persona como podríamos ser es pecar; y eso nos incluye a todos.

La esencia de la vida cristiana es, en primer lugar, darnos cuenta de nuestro pecado; y, seguidamente, acudir a Dios para recibir ese perdón que puede borrar el pasado y esa limpieza que puede hacer nuevo el futuro.

Dios ha prometido no despreciar nunca el corazón contrito, y nunca va a quebrantar Su palabra. Si confesamos nuestros pecados con humildad y arrepentimiento, Él nos perdonará.

El mismo hecho de presentar excusas y de tratar de autojustificarnos nos excluye de recibir el perdón, puesto que nos excluimos del arrepentimiento; el mismo hecho de la confesión humilde es el que abre la puerta para el perdón, porque solamente el que tiene un corazón arrepentido puede reclamar las promesas de Dios.

 

     Para que Jesús sea mi piedra de ayuda necesito:

3.- CONFIAR QUE SU PRESENCIA ESTA CONMIGO

1 SAMUEL 7:12-14 12Tomó luego Samuel una piedra y la puso entre Mizpa y Sen, y le puso por nombre Eben-ezer,  diciendo: Hasta aquí nos ayudó Jehová. 13Así fueron sometidos los filisteos, y no volvieron más a entrar en el territorio de Israel; y la mano de Jehová estuvo contra los filisteos todos los días de Samuel.

La piedra memorial (12) colocada para celebrar la victoria israelita fue llamada Eben-ezer, literalmente “piedra de ayuda”.

Los israelitas habían sufrido una derrota en otro lugar llamado Eben-ezer (ver  1Sam. 4:1), unos kilómetros más al norte, y parece que Samuel deliberadamente volvió a poner el nombre para recalcar la primera victoria israelita sobre los filisteos.

El nombre Eben-ezer significa: "piedra de ayuda". La declaración de Samuel "Hasta aquí nos ayudó el Señor" la convertía en una piedra de recuerdos, que miraba hacia el pasado. Era también una piedra de reconocimiento, una piedra para el presente. Y por otra parte era una piedra de revelación, y una piedra para el futuro.

            Samuel, levantó una piedra de reconocimiento. ¿Reconocemos la presencia de Dios en ciertos momentos de nuestra vida? Eso es lo que quiso decir Samuel con esa piedra de Eben-ezer.

Esa piedra, era además una piedra de revelación. No solamente significaba "hasta aquí", sino también "de aquí en adelante".

Jehová Nos ayudó, pero solamente «hasta aquí». Porque toda la ayuda de Jehová es sólo «hasta aquí», día a día y de lugar en lugar, no incondicionalmente, no completamente, no una vez por todas, al margen de nuestra conducta.

 

CONCLUSION:

     Para que Jesús sea mi piedra de ayuda necesito:

1.- RENDIRME DE TODO MI CORAZON

2.- CONFESARLE MIS PECADOS

3.- CONFIAR QUE SU PRESENCIA ESTA CONMIGO

 

Predica de nuestro hermano Abiud Rodriguez su primer sermón en Misión Monte Sinai,

TEMA: Una Brújula Sabia

 

BASE BIBLICA: HECHOS 20:23 RV1960

Salvo que el Espíritu Santo por todas las ciudades me da testimonio, diciendo que me esperan prisiones y tribulaciones.

VERSION DIOS HABLA HOY 1994

HECHOS 20:23

Lo único que sé es que, en todas las ciudades a donde voy, el Espíritu Santo me dice que me esperan la cárcel y muchos sufrimientos

 

INTRODUCCION:

NOTA: La brújula es un instrumento que sirve para determinar cualquier dirección de la superficie terrestre por medio de una aguja imantada que siempre marca los polos magnéticos Norte y Sur.

Hablaremos de como el Espíritu santo alertaba a Pablo de las tribulaciones que se avecinaban en su caminar proclamando el evangelio de Jesucristo y también de como hoy en día el Espíritu santos nos avisa y nos guarda de todo mal como lo hacía con Pablo

 

I.                   LO UNICO QUE SE ES QUE, EN TODAS LA CIUDADES A DONDE VOY, (DONDE QUIERA QUE ESTEMOS)

A.    El Espíritu Santo guía a Pablo a donde tenía que ir para llevar el evangelio de Jesucristo.

B.     Pablo había entregado su vida al señor, por lo tanto el predicar y llevar el evangelio a toda creatura era muy importante para el aun si su vida dependiera de ello.

C.     El espíritu Santos hoy en día tiene el mismo trabajo con los que han decidido seguir a Cristo en nos guía por el buen camino, en la vida del Cristiano no existe la  casualidad que tu este en el trabajo donde estas, en la escuela donde estas, en la familia donde estas.

 

II.                 EL ESPIRITU SANTO ME DICE (EL ESPIRITU NOS AVISA)

A.    Pablo servía con humildad y con lágrimas (Hechos 20:19), él estaba consciente de que llevar el evangelio de Cristo no era cosa de juego, ya que podrían atentar con su libertad y vida misma.

B.     Pablo sabía que su vida debía estar consagrada a Dios para tener plena comunión con el Espíritu Santo y estar atento a lo que tenía que hacer a donde ir para llevar el evangelio.

C.     Hoy nosotros debemos tener ese mismo compromiso, consagrar nuestra vida a Dios, siguiendo el ejemplo nuestro Maestro Jesucristo e imitando el valor de Pablo, porque así podemos estar atentos a lo que el Espíritu Santo quiere que hagamos, y tal vez no nos mandara a otro país a llevar esperanza, sino, en el lugar donde te encuentres.

 

III.              QUE ME ESPERAN LA CARCEL Y MUCHOS SUFRIMIENTOS. (PRUEBAS Y TRIBULACIONES)

A.    El Espíritu santo le alertaba a Pablo que al próximo lugar donde fuera, le esperaban sufrimientos y hasta la cárcel,  pero a pesar de eso el Espíritu lo fortalecía porque sabía que lo que estaba haciendo no era en vano él quería terminar su carrera (hechos 20:24) con satisfacción.

B.     Pablo tenía la confianza en que el Espíritu Santo lo consolaría y le daría poder para seguir adelante en la prueba.

C.     Pablo motivaba a las personas que lo seguían, que no tuvieran miedo pero que estuvieran conscientes de lo que implica llevar el evangelio (hechos 20:27), Quién te haya dicho que el ser Cristiano es tener una vida de paz y sin problemas, un lecho de rosas te ha mentido, sino todo lo contrario son pruebas seguras a tu vida, pero para esto tenemos al consolador, quien nos da poder y seguridad, quien en medio de la tormenta nos da paz.

 

Conclusión:

En conclusión tenemos que el Espíritu Santo (un miembro de la trinidad, quien da testimonio del Padre y de Jesucristo el Hijo) siendo el la fuente del testimonio personal guio a Pablo en su camino recorrido proclamando el evangelio, lo guardo de todo peligro físico y espiritual, fue su consolador en medio de las tribulaciones, le dio Esperanza, le dio sabiduría, Amor, Bondad  y Poder.

De esta misma manera que Pablo abrazo al Espíritu Santo, de igual forma nosotros anhelemos y deseemos abrazar al Espíritu Santo para que el día de mañana que se vengan las pruebas nos guie, nos fortalezca y no de caiga nuestra fe, siendo ejemplo para otros compartiendo la esperanza que mientras estemos en este mundo lleno de maldad y dolor un día estaremos con nuestro Señor Jesucristo Príncipe de paz y Dios de Amor.

Amen.

 

JESUCRISTO MODELO A IMITAR

 

1 TESALONICENSES 1:6

6Y vosotros vinisteis a ser imitadores de nosotros y del Señor, recibiendo la palabra en medio de gran tribulación,  con gozo del Espíritu Santo,

 

INTRODUCCION:

Los imitadores llegaron a ser ejemplos. Existe aquí algo así como un círculo; primero, Dios realiza su obra en el mundo: El Padre elige; el Hijo (y también sus embajadores especiales) dan ejemplo de regocijo en medio de la tribulación; el Espíritu Santo imparte gozo.

Entonces los tesalonicenses creen, reciben la palabra, y llegan a ser imitadores. Ahora ellos, a su vez, llevan las buenas nuevas a otros, cuyas alabanzas (después que ellos mismos han experimentado el gran cambio) glorifican a Dios que está en los cielos. En esta forma el círculo se ha completado.

Los tesalonicenses, por decirlo así, ocupan un lugar intermedio: la palabra del Señor viene a ellos, quienes habiéndola aceptado por la fe, la hacen resonar en tal forma que otros pueden oir y creer.

Quien no se constituye en imitador no puede llegar a ser un ejemplo.

Los tesalonicenses convertidos habían llegado a ser un ejemplo.

 

 

    Yo debo imitar de Cristo

1. SU MANSEDUMBRE  (Docilidad y suavidad que se muestra en el carácter)

1 PEDRO 2:22-23 22el cual no hizo pecado, ni se halló engaño en su boca; 23quien cuando le maldecían, no respondía con maldición; cuando padecía, no amenazaba, sino encomendaba la causa al que juzga justamente;

Es admirable observar la conducta de Cristo ante las agresiones y provocaciones que le

hacían. Fue capaz de soportar críticas agudas, insultos, provocaciones absurdas y actitudes necias de

líderes religiosos y personas de diferentes niveles socioeconómicos.

Jesucristo estaba preparado para saber actuar y responder.

A pesar de haber sido un ser humano con naturaleza semejante a la nuestra no respondía con maldición. Su vida fue marcada por actos de justicia y bondad, acciones y hechos de bendición bajo diversas circunstancias.

La vida de Cristo es nuestra inspiración permanente para desarrollar una calidad de vida.

Es necesario evaluar nuestra conducta, sentimientos, actitudes y acciones.

Es sabio reconocer la manera en que respondemos y si es necesario hacer los cambios necesarios para andar como es digno del Señor.

Nuestra madurez, ética y humildad se proyectan en las acciones y expresiones que damos a conocer. Muchas veces las reacciones impulsivas sin reflexión nos llevan a cometer errores.

Cristo siempre vivió con inteligencia y mansedumbre.

Cuando respondía lo hacía con verdad y argumentos contundentes, pero no con maldiciones. Cristo es nuestro modelo de vida.

El apóstol Pedro señala que nos dejó ejemplo para seguir sus pisadas. Al observar la vida práctica del Maestro conoceremos la forma de ser que agrada a Dios y nos permite aprender a desarrollar nuestra vida para honrar al Todopoderoso y tener éxito en nuestro caminar por este mundo.

Con cuánta razón el proverbista nos instruye en relación a nuestras palabras y reacciones:

PROVERBIOS 20:3 3Honra es del hombre dejar la contienda; mas todo insensato se envolverá en ella

 

    Yo debo imitar de Cristo

2. SU MANERA DE SERVIR

MARCOS 10:45 45Porque el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos:

El servicio fue una huella imborrable en la vida de nuestro eterno Salvador.

Nunca tuvo limitaciones para bendecir y ayudar a quienes lo necesitaban.

El servir es una manera de quienes vivimos en sintonía con la voz de Dios y conforme a

las normas divinas. Tal actitud refleja el amor y la estatura espiritual de los creyentes.

Nuestro Salvador amado alentó a los desanimados, restauró a los oprimidos, sanó a los enfermos, dio de comer a los hambrientos e hizo un sinfín de acciones de bondad.

Sirvió a ricos y pobres, intelectuales y neófitos, judíos y samaritanos, en ningún momento se negó a servir.

El servicio como parte de nuestra vida ministerial debe ser constante e infalible. Es la forma más clara de proyectar y dar a conocer el amor de Dios.

Lo más impresionante es que llegará el momento cuando el Príncipe de los pastores recompense nuestra vida de servicio.

Cada acción de bondad, cada palabra de aliento, cada esfuerzo por ayudar, cada inversión en el Reino del Señor y todo lo que hagamos en bien de otros y la obra del Señor será recompensada.

 

    Yo debo imitar de Cristo

3. SU VIDA DE ORACION

MATEO 6:5-8 5Y cuando ores, no seas como los hipócritas; porque ellos aman el orar en pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles, para ser vistos de los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa. 6Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público. 7Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos. 8No os hagáis, pues, semejantes a ellos; porque vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad, antes que vosotros le pidáis.

El Señor mantuvo siempre una intimidad con el Padre celestial. Oraba muy de mañana, por

las noches, durante el día. Tenía espacios de comunión con Dios y se fortalecía en la presencia

del Todopoderoso.

Además, enseñó en reiteradas veces sobre el valor de la oración.

Si dejamos de orar estaremos desobedeciendo a Cristo:

MATEO 6:6 6Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público

Mediante la oración podemos recibir sanidad, fortaleza, consuelo, victoria sobre la adversidad, protección y provisión divina.

La oración del rey Ezequías es un claro ejemplo de la bendición de Dios recibida mediante la

oración:

2 REYES 20:1-6 1En aquellos días Ezequías cayó enfermo de muerte. Y vino a él el profeta Isaías hijo de Amoz, y le dijo: Jehová dice así: Ordena tu casa, porque morirás, y no vivirás. 2Entonces él volvió su rostro a la pared, y oró a Jehová y dijo: 3Te ruego, oh Jehová, te ruego que hagas memoria de que he andado delante de ti en verdad y con íntegro corazón, y que he hecho las cosas que te agradan. Y lloró Ezequías con gran lloro. 4Y antes que Isaías saliese hasta la mitad del patio, vino palabra de Jehová a Isaías, diciendo: 5Vuelve, y di a Ezequías, príncipe de mi pueblo: Así dice Jehová, el Dios de David tu padre: Yo he oído tu oración, y he visto tus lágrimas; he aquí que yo te sano; al tercer día subirás a la casa de Jehová. 6Y añadiré a tus días quince años, y te libraré a ti y a esta ciudad de mano del rey de Asiria; y ampararé esta ciudad por amor a mí mismo, y por amor a David mi siervo.

Ezequías en vez de someterse con humildad ante el mensaje de Dios (ver 20:19), se entristeció y se amargó ante la noticia; sin embargo, conforme a su costumbre, oró al Señor.

No oró como hacía antes pidiendo que Dios vindicara el nombre divino; tampoco fue una oración de arrepentimiento o de remordimiento; más bien le recordó su fidelidad y sinceridad al servicio (vv. 1–3), usando términos que lo identificaban con el rey David (ver 1 Rey. 3:6).

Destacó tres características de su caminar delante de Dios; primero, caminaba en verdad, confiabilidad, estabilidad) o con lealtad; tenía una relación sincera con Dios; había sido confiable. Había servido siempre al verdadero Dios y nunca a los dioses falsos que eran representados por imágenes.

Segundo, caminaba delante de Dios con un “corazón íntegro". Su conciencia estaba enteramente limpia; estaba bien con su Dios. No había nada de duplicidad o engaño en su fe.

Tercero, había hecho lo bueno ante los ojos de Dios.

Dios nos mueve a orar por el envío de evangelistas y misioneros:

MATEO 9:37-3837Entonces dijo a sus discípulos: A la verdad la mies es mucha, mas los obreros pocos. 38Rogad, pues, al Señor de la mies, que envíe obreros a su mies

Dios nos mueve a orar por la conversión de los perdidos:

Romanos 10:11Hermanos, ciertamente el anhelo de mi corazón, y mi oración a Dios por Israel, es para salvación

Dios nos mueve a orar por el desarrollo espiritual de los nuevos creyentes:

EFESIOS 3:14-19 14Por esta causa doblo mis rodillas ante el Padre de nuestro Señor Jesucristo, 15de quien toma nombre toda familia en los cielos y en la tierra, 16para que os dé, conforme a las riquezas de su gloria, el ser fortalecidos con poder en el hombre interior por su Espíritu; 17para que habite Cristo por la fe en vuestros corazones, a fin de que, arraigados y cimentados en amor, 18seáis plenamente capaces de comprender con todos los santos cuál sea la anchura, la longitud, la profundidad y la altura, 19y de conocer el amor de Cristo, que excede a todo conocimiento, para que seáis llenos de toda la plenitud de Dios.

 

 

 

    Yo debo imitar de Cristo

4. VIVIÓ BAJO LA UNCIÓN DEL ESPÍRITU SANTO

LUCAS 4:1-8 1Jesús, lleno del Espíritu Santo, volvió del Jordán, y fue llevado por el Espíritu al desierto 2por cuarenta días, y era tentado por el diablo. Y no comió nada en aquellos días, pasados los cuales, tuvo hambre. 3Entonces el diablo le dijo: Si eres Hijo de Dios, di a esta piedra que se convierta en pan. 4Jesús, respondiéndole, dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra de Dios.

Jesucristo se sometió a la dirección del Espíritu Santo y fue llevado al desierto para enfrentar la tentación y vencer al enemigo.

Derrotó a Satanás utilizando la Palabra de Dios y triunfó sobre el maligno.

La Escritura señala que además de ser guiado por el Espíritu, el Señor Jesucristo desarrolló un ministerio de enseñanza y de sanidad divina.

El Espíritu Santo hizo una gloriosa obra por medio de Cristo.

Los milagros hechos por el Maestro fueron a causa de la unción del Espíritu Santo en el ministerio terrenal de nuestro eterno Salvador.

La vida de Cristo durante su transitar por este mundo nos motiva a buscar la unción del Espíritu Santo a fin de llevar una vida que agrade a Dios y en victoria sobre los dardos de fuego del maligno.

Por otra parte, será necesario mantenernos llenos del Espíritu para vencer los deseos e impulsos

de la carne.

 

CONCLUSION:

 

Yo debo imitar de Cristo

1. SU MANSEDUMBRE 

2. SU MANERA DE SERVIR

3. SU VIDA DE ORACION

4. VIVIÓ BAJO LA UNCIÓN DEL ESPÍRITU SANTO

 

LAS EVIDENCIAS DEL BAUTISMO EN EL ESPÍRITU

MATEO 3:11 11Yo a la verdad os bautizo en agua para arrepentimiento; pero el que viene tras mí, cuyo calzado yo no soy digno de llevar, es más poderoso que yo; él os bautizará en Espíritu Santo y fuego.

 

INTRODUCCION:

La frase “bautismo en el Espíritu Santo” no aparece en la Biblia. Sin embargo, es bíblica en el sentido de que se origina en una fraseología similar usada por los escritores bíblicos. Los tres escritores sinópticos recogen la comparación que hace Juan el Bautista entre su propia actividad de bautizar en agua y la actividad futura de Jesús (Mateo 3:11; Marcos 1:8; Lucas 3:16).

Hablando acerca de Jesús, Juan dice: “Él os bautizará en Espíritu Santo.”

Lucas recoge de nuevo esta terminología en Hechos 1:5, donde escribe que Jesús les dice a sus seguidores: “Seréis bautizados con el Espíritu Santo dentro de no muchos días.”

            Bautismo en el Espíritu Santo”, es la analogía que se hace, se relaciona con el bautismo en agua. “El bautismo en agua significa literalmente ser sumergido, metido, e incluso, empapado o embebido” en agua. Al efecto, ser bautizado en el Espíritu Santo es quedar totalmente envuelto en el dinámico Espíritu del Dios viviente, y saturado de Él.

 

Las evidencias del bautismo del Espíritu Santo son:

1. LAS LENGUAS

HECHOS 2:4 4Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen.

Las lenguas como la evidencia física inicial.

Los pentecostales afirmamos que las lenguas son siempre la evidencia física inicial de esta experiencia especial.

La Declaración de Verdades Fundamentales de las Asambleas de Dios presenta esta posición en el punto número 8: “El bautismo de los creyentes en el Espíritu Santo es testificado por la señal física inicial de hablar en lenguas según el Espíritu les da que hablen: HECHOS 2:4

Los pentecostales creemos que las lenguas son la evidencia física inicial del bautismo en el Espíritu Santo estan basadas en las Escrituras; especialmente en el libro de Hechos.

En tres casos en los que Lucas presenta detalles sobre personas que están experimentando el

bautismo en el Espíritu Santo, es claramente evidente que hablan en lenguas.

El primero en el día de Pentecostés, los ciento veinte hablaron en lenguas — glosolalia —, en idiomas de los que ellos no tenían dominio en circunstancias normales (Hechos 2:4).

Según Ralph M. Riggs, “estas lenguas se convirtieron entonces en la señal y evidencia de que el Espíritu Santo había descendido sobre los cristianos del Nuevo Testamento”.

El segundo caso claro de lenguas en Hechos es el suceso de la casa de Cornelio

HECHOS 10:44-46 44Mientras aún hablaba Pedro estas palabras, el Espíritu Santo cayó sobre todos los que oían el discurso. 45Y los fieles de la circuncisión que habían venido con Pedro se quedaron atónitos de que también sobre los gentiles se derramase el don del Espíritu Santo. 46Porque los oían que hablaban en lenguas, y que magnificaban a Dios.

Horton observa: “El Espíritu dio la evidencia, y sólo dio una. ‘Los oían que hablaban en lenguas, y que magnificaban a Dios’ (exactamente como en Hechos 2:4, 11).”

El tercer caso claro es el incidente relacionado con los discípulos de Éfeso

HECHOS 19:1-6 5Cuando oyeron esto, fueron bautizados en el nombre del Señor Jesús. 6Y habiéndoles impuesto Pablo las manos, vino sobre ellos el Espíritu Santo; y hablaban en lenguas, y profetizaban. 7Eran por todos unos doce hombres.

Howard Ervin comenta en este caso: “La naturaleza evidencial de la glosolalia aquí queda fuertemente subrayada por el comentario de que ‘las lenguas y la profecía eran prueba indudable y externa de que el Espíritu Santo había descendido sobre aquellos doce discípulos, poco informados

hasta el momento’. ”

**Nosotros creemos que los creyentes samaritanos descritos en (Hechos 8:4–24) hablaron en lenguas igual que los ciento veinte del día de Pentecostés, la casa de Cornelio y los discípulos de Éfeso.

HECHOS 8:17 17Entonces les imponían las manos, y recibían el Espíritu Santo.

            Ervin formula la pregunta obvia: “¿Qué vio Simón que lo convenció de que aquellos discípulos samaritanos habían recibido el Espíritu Santo por medio de la imposición de manos de Pedro y Juan?” “El contexto justifica la conclusión de que estos samaritanos convertidos recibieron el bautismo en el Espíritu Santo después de su conversión, con la probable evidencia de las lenguas.”

F. F. Bruce parece estar de acuerdo en sus comentarios acerca de la experiencia de los samaritanos: “El contexto no nos deja duda alguna de que la recepción del Espíritu por parte de ellos fue acompañada por manifestaciones externas como las que habían marcado su derramamiento

sobre los primeros discípulos en Pentecostés.”

Entre los otros que cita Ervin se halla A. T. Robertson, quien afirma que el texto en este caso

“muestra llanamente que aquéllos que recibieron el don del Espíritu Santo hablaron en lenguas.”

Nosotros sostenemos además que los relatos de Lucas enseñan que las lenguas son normativas para la doctrina y la práctica cristianas. Es decir, que siempre se espera que las lenguas sean la evidencia inicial del bautismo en el Espíritu Santo a lo largo de toda la historia de la Iglesia.

En la era de la Iglesia siempre son necesarios su presencia y su poder para que obre a través de los creyentes a fin de llevar la gracia salvadora de Cristo hasta aquéllos que están sin Dios.

 

Las evidencias del bautismo del Espíritu Santo son:

2. NUEVAS CUALIDADES

GALATAS 5:22 22Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe,

Un famoso escritor pentecostal más antiguo, Donald Gee, hace la observación diciendo:

“El fruto del Espíritu … es prueba de que caminamos en el Espíritu … no la prueba de que hayamos sido bautizados en el Espíritu.” Pero estas cualidades pueden y deben quedar resaltadas en aquéllos que tengan esta experiencia del Bautismo en el Espíritu Santo.

Algunos escritores sugieren que el “fruto del Espíritu, esto es, el conjunto de cualidades de la personalidad cristiana, y que estas cualidades formarían en nosotros: la “plenitud de gozo”, el “gran amor”, el “compartir” y la “alabanza continua de Dios” entre estos efectos.

Donald Gee habla de algunas cualidades de la personalidad cristiana, como “marcas” o

evidencias de “estar lleno del Espíritu”. Éstas son el “testimonio desbordante”, el “quebrantamiento y humildad”, “un espíritu dócil” y la “consagración”.

Ervin habla con profundidad acerca de este concepto: Las consecuencias prácticas de la influencia del Espíritu Santo en la vida del cristiano se reflejen en impulsos y aspiraciones santos que lo lleven al crecimiento espiritual.”

Por tanto, los pentecostales sostenemos en general que el conjunto de cualidades de la personalidad cristiana, o fruto del Espíritu, pueden y deben quedar resaltadas en aquéllos que tengan esta experiencia.

 

Las evidencias del bautismo del Espíritu Santo son:

3. PROSPECTO PARA LOS DONES

1 CORINTIOS 12:4-7 4Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo. 5Y hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo. 6Y hay diversidad de operaciones, pero Dios, que hace todas las cosas en todos, es el mismo. 7Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho.

Al referirse a los dones espirituales, Gee observa: “Puesto que son manifestaciones del Espíritu, es fundamental que aquéllos que los ejerciten están llenos del Espíritu en el momento de ejercitarlos.”

J. R. Williams elabora más esta idea en un estudio sobre la manifestación de los dones en la iglesia de Corinto. Primeramente, hace resaltar que “el contexto para los dones del Espíritu fue la experiencia del derramamiento del Espíritu”.

Para los cristianos de Corinto, “se había producido un abundante derramamiento del Espíritu en el que todos habían participado”.

¿Qué se requiere de aquéllos que recibirán los dones?

a. Sometimiento a la voluntad de Dios. La actitud que debe aparecer es la siguiente: No lo que yo quiero, sino lo que él quiere. Quizá nosotros deseamos algún don espectacular. Es posible que el Señor decida otra cosa.

b. Superación.

1 CORINTIOS 12:31 31Procurad, pues, los dones mejores. Más yo os muestro un camino aún más excelente.

A menudo la ambición ha sido dirigida hacia fines equivocados y dañinos, pero ello no impide que nosotros la consagremos al servicio de Dios.

c. Deseo profundo. de recibir los dones conducirá naturalmente a la oración, pero siempre en sumisión a Dios. Lea 1Re.3:5-10; 2Re.2:9-10.

d. Fe. De esta manera, el maestro de la Escuela Dominical confiará en Dios para que le sea impartido el don necesario para el maestro; de igual manera ocurrirá con el pastor, el evangelista y el miembro laico. Una buena manera de asegurarse un cargo es estar preparado para trabajar.

e. Rendición. El fuego de la inspiración puede ser Apagado, (1Ts.5:19), por la negligencia. De ahí la necesidad de despertar (Avivar) el don que está en nosotros. 2Ti.1:6; 1Ti.4:14.

Hoy en día, como en la iglesia de Corinto, la operación de los dones del Espíritu significa que aquéllos que manifiestan los dones han experimentado un derramamiento del Espíritu Santo, o el bautismo en el Espíritu Santo.

 

 

Las evidencias del bautismo del Espíritu Santo son:

4. PODER QUE CAPACITA

HECHOS 1:8 8pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra

J. R. Williams hace observar que “el propósito central de la entrega del Espíritu es ese poder capacitador por medio del cual se puede llevar adelante el testimonio de Jesús, tanto en palabras

como en obras”.

            Es poder que capacita para ser testigo de Cristo.

Hechos 1:8 (BLS)  Pero quiero que sepan que el Espíritu Santo vendrá sobre ustedes, y que recibirán poder para hablar de mí en Jerusalén, en todo el territorio de Judea y de Samaria, y hasta en los lugares más lejanos del mundo.

En el Nuevo Testamento, la palabra griega traducida “poder” es “dunamis”, que es la raíz de las palabras “dinámica y dinamita”, las cuales están asociadas con “poder”.

Además, “dunamis” puede ser traducida como “obras poderosas” y “obras maravillosas”.

La implicación es que no es solo la capacidad para realizar una actividad o cumplir algo, sino acciones actuales y logros de tal magnitud que hacen maravillar a los demás.

2.- Es poder que capacita para ser fortalecido en el hombre interior

EFESIOS 3:16 16para que os dé, conforme a las riquezas de su gloria, el ser fortalecidos con poder en el hombre interior por su Espíritu;

Es bien claro que “dunamis” es más que capacidad o habilidad, es un poder que activamente utiliza la capacidad o habilidad. No es estático.

Una vez que su poder está en acción, sigue en movimiento, acción y realización.

3.- Es poder que capacita con poder abundante

COLOSENSES 1:11 11fortalecidos con todo poder, conforme a la potencia de su gloria, para toda paciencia y longanimidad;

Dios da el poder a la humanidad depositándolo en el espíritu del hombre.

La mente, intelecto, es la base del poder del hombre. A sus hijos nacidos de nuevo, además, les otorga una capacidad extra para hacer su voluntad, así como él le da de su “dunamis” a sus ejércitos celestiales para llevar a cabo sus responsabilidades.

El Espíritu Santo nos equipa de lo que necesitamos para realizar lo que Dios quiere que hagamos.

 

CONCLUSION:

 

Las evidencias del bautismo del Espíritu Santo son:

1. LAS LENGUAS

2. NUEVAS CUALIDADES

3. PROSPECTO PARA LOS DONES

4. PODER QUE CAPACITA

 

 

SERMONES DEL 2018


LA DADIVA DE LA VIUDA DE SAREPTA

 

1 REYES 17:8-11

8Vino luego a él palabra de Jehová, diciendo:  9Levántate, vete a Sarepta de Sidón, y mora allí; he aquí yo he dado orden allí a una mujer viuda que te sustente. 10Entonces él se levantó y se fue a Sarepta. Y cuando llegó a la puerta de la ciudad, he aquí una mujer viuda que estaba allí recogiendo leña; y él la llamó, y le dijo: Te ruego que me traigas un poco de agua en un vaso, para que beba. 11Y yendo ella para traérsela, él la volvió a llamar, y le dijo: Te ruego que me traigas también un bocado de pan en tu mano.

 

 

INTRODUCCION:

El encuentro entre el profeta y la viuda fue en la puerta de la ciudad. Ella recogía algunos troncos. Esto indica la soledad que padecía. No contaba con un esposo que le hiciera  compañía y le evitara la fatiga de Proveer leña  para cocinar. La mujer era atenta y educada. Cuando el  profeta la llamó y le pidió agua, ella se dispuso a servirle.

Una vez más, el siervo de Dios  la volvió a llamar para pedirle un bocado de  pan y fue entonces que la viuda habló de su  condición  de pobreza extrema; sólo contaba con un puño de harina, un poco de aceite para preparar una torta para sí y su hijo y luego dejarse morir. Y ella respondió: Vive Jehová tu Dios, que no tengo pan cocido; solamente un puñado de harina tengo  en la tinaja, y un poco de aceite en una vasija…(1 Reyes 17:12).

Mientras en su propio pensamiento la viuda tenía un puñado de harina,  escaso aceite y un futuro de muerte,  Dios planeó años de vida para ella y su hijo. Entre tanto la mujer observaba su miseria, Jehová estaba a punto de ejecutar un tremendo milagro.

Dios permitió que todo escaseara para glorificarse poderosamente; dejó que viniera la necesidad para poder suplirla.

Es en los momentos de crisis cuando podemos experimentar la fidelidad del Señor.

Sus ojos ven con toda claridad cada tinaja y vasija en el hogar de quienes le sirven.

Él sabe cuánto aceite nos queda y los puños de harina que hay en la alacena; conoce a la perfección a los habitantes de la casa y el número de huéspedes a los que se debe atender.   

La viuda calculó que podía preparar alimentos para ella y su hijo,  pero el recién llegado no estaba contemplado en el presupuesto.

¿Con qué mirada habrá observado la viuda al profeta? Imaginemos el momento en el que el varón de Dios le   solicitó un bocado de pan. Es difícil dar, mayormente si lo que se tiene es casi nada.

Pero cuando se debe elegir  entre un hijo y un visitante extraño ¿a quién debemos servir primero? La mujer se encontraba a punto de tomar una difícil decisión.

Cualquiera de nosotros pensaría: ¿Qué le pasa a Elías? ¿Por qué es tan desconsiderado y egoísta? Lo prudente sería que comprendiera las limitaciones, los escasos recursos y soportara el hambre, o se fuera siguiendo su camino. Pero el profeta estaba en lo correcto. Llegó a Sarepta de Sidón por orden divina, y si ahora pedía pan para comer era porque confiaba en Jehová como proveedor para sí mismo y para el hogar donde lo atenderían.


1.- LA DÁDIVA DE LA VIUDA FUE SIN TEMOR

1REYES 17:13 13Elías le dijo: No tengas temor; ve, haz como has dicho; pero hazme a mí primero de ello una pequeña torta cocida debajo de la ceniza, y tráemela; y después harás para ti y para tu hijo.

El varón de Dios instó a la viuda a desechar todo temor. El miedo es capaz de paralizar a cualquier persona; la acobarda y la conduce a la inseguridad. Ahora entendemos por qué Jehová ordenó al profeta hospedarse en casa de la mujer pobre. El siervo del Señor fue enviado para bendecir ese hogar y provocar un Milagro para beneficiar a una familia en crisis.

En su demanda, Elías enseñó a la mujer el principio de dar al Creador la debida prioridad que debe ocupar el lugar principal en la vida; merece lo primero y lo mejor.

Recordemos que el profeta era el portavoz del Altísimo en el Antiguo Testamento. De esta manera, comprendemos que darle al  siervo  era como darle al Señor, ya que era el medio por el cual Jehová revelaba Su Palabra y manifestaba  sus propósitos. Elías pide primero para él y luego da palabras de fe: …y después harás para ti y para tu hijo.

La viuda pudo haber pensado que el profeta no era un hombre de Dios, sino un hambriento desesperado con palabras persuasivas. Quizá imaginó que al hacer una torta y entregarla al caminante no quedaría más harina para el alimento propio y el de su hijo.

Pero el varón le inyectó una dosis de convicción al decirle: Porque Jehová  Dios de Israel ha dicho así:

1 Reyes 17:14 La harina de la tinaja no escaseará, ni el aceite de la vasija disminuirá, hasta el día en que Jehová  haga llover Sobre la faz de la tierra.

Al escuchar las palabras proféticas de bendición, la viuda se sobrepuso al temor y a todo pensamiento pesimista.  Dejó que la fe se fortaleciera y se aferró a la promesa. De inmediato pasó a  la cocina y preparó el alimento que compartió con el hombre de Dios. Así mostró su creencia a través de la obediencia.

 

2.- LA DADIVA DE LA VIUDA FUE EN TIEMPOS DE CRISIS.

1 REYES 17:14 14Porque Jehová Dios de Israel ha dicho así: La harina de la tinaja no escaseará, ni el aceite de la vasija disminuirá, hasta el día en que Jehová haga llover sobre la faz de la tierra.

Muchos creyentes se justifican con las circunstancias difíciles que prevalecen en su vida para no dar. Hay quienes han vivido siempre negándose en compartir. Por su parte la Biblia señala:

PROVERBIOS 11:24 Hay quienes reparten, y les es añadido más; y hay quienes retienen más de lo que es justo, pero vienen a pobreza.

Ninguna crisis es capaz de poner freno al corazón generoso. Cuando realmente se tiene la voluntad para bendecir a otros, no existe pretexto que limite al creyente. El placer de dar se disfruta más en momentos críticos que en tiempos de abundancia. El Señor Jesucristo garantiza que la bendición será mayor para el que reparte que para el que recibe.

HECHOS 20:35  En todo os he enseñado que, trabajando así, se debe ayudar a los necesitados, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: Más bienaventurado es dar que recibir.

La viuda de Sarepta vivía los momentos más trágicos de su vida. Su nación sufría una profunda pobreza debido  a la sequía prolongada que estaba acabando con la agricultura, la ganadería y toda la economía del país. Sin  embargo, ella abrió su corazón y su mano para dar de su harina y aceite al varón de Dios.

Muchos creyentes se niegan a apoyar la obra de Dios escudándose en sus múltiples compromisos financieros.

A menudo olvidamos que el Señor nos ha  dado más de lo suficiente en toda nuestra vida. Él nos ha  sostenido y nos ha dado privilegios que no merecemos ¿Será justo cerrar nuestra mano para impulsar el reino de los cielos?

 

3.- LA DÁDIVA DE LA VIUDA FUE DE ACUERDO A SU CAPACIDAD

1 REYES 17:12 12Y ella respondió: Vive Jehová tu Dios, que no tengo pan cocido; solamente un puñado de harina tengo en la tinaja, y un poco de aceite en una vasija; y ahora recogía dos leños, para entrar y prepararlo para mí y para mi hijo, para que lo comamos, y nos dejemos morir.

La mujer compartió de lo que tenía. Dios nunca nos pedirá más de lo que podamos dar. Lo lamentable será cuando alguien tenga suficiente para ayudar y se  niegue a hacerlo.  La viuda de Sarepta no contaba con más artículos comestibles. Ella sólo tenía para una  torta y dejarse morir luego.

El Señor espera que accionemos conforme a la prosperidad de la cual gozamos. El apóstol Pablo dice:     1 CORINTIOS 16:2 2Cada primer día de la semana cada uno de vosotros ponga aparte algo, según haya prosperado, guardándolo, para que cuando yo llegue no se recojan entonces ofrendas.

¿Cómo mide usted la prosperidad? Reducirla a cuestiones financieras es una forma muy pobre de concebirla. Hay factores de Mayor valor que el dinero que también están incluidos en la prosperidad: la salud, los hijos, la armonía en el hogar, la  paz, la dicha de contar con un cónyuge…

Algunos creyentes caen en el error de querer tener más para poder colaborar. Muchos hermanos sólo viven con buenas intenciones. Pero si éstas no se transforman en hechos, no suplirán necesidades reales. Nadie debe esperar a poseer mayores recursos para dar. Hay que compartir de lo que ya tenemos. Demos de lo que poseemos y la obra de Dios caminará con más prontitud.

 

 

4.- LA DÁDIVA DE LA VIUDA FUE SUSTENTADA EN LA FE

1 REYES 17:14 14Porque Jehová Dios de Israel ha dicho así: La harina de la tinaja no escaseará, ni el aceite de la vasija disminuirá, hasta el día en que Jehová haga llover sobre la faz de la tierra.

La fe de esta mujer fue tan sólida  que no dudó en compartir su pan con el hambriento.  Había llegado a  creer en el Dios de Israel por medio del profeta y depender únicamente de la promesa que escuchó de labios de aquel varón. La convicción y la obediencia caminan de la mano. Esta mujer creyó y entonces accionó. 

La fe conduce al ser humano a ver las cosas que no existen como si fueran reales; entonces se da por hecho lo que Dios dice que hará. No sabemos cuántos dioses había en Sidón, lo que no admite duda es que la viuda creyó a la promesa pronunciada por el profeta.

Es admirable el comportamiento de la viuda. Ella creyó y aceptó la bendición por la fe. Ofrendó sabiendo que la harina no se terminaría ni el aceite se agotaría. Las promesas de provisión divina no han terminado.

El abastecimiento y la abundancia no tienen límites en las manos del Creador.

LUCAS 6:38 Dad, y se  os dará; medida buena, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro regazo; porque con la misma medida  con que medís, os volverán a medir.

 

5.- LA DÁDIVA DE LA VIUDA FUE RECOMPENSADA.

1 REYES 17:15-16  15Entonces ella fue e hizo como le dijo Elías; y comió él, y ella, y su casa, muchos días. 16Y la harina de la tinaja no escaseó, ni el aceite de la vasija menguó, conforme a la palabra que Jehová había dicho por Elías.

Lo que parecía ser la última comida fue el inicio de una época de bendición. Cuando todo indicaba que la muerte llegaría a casa de la viuda, el Autor de la vida proveyó años de estabilidad y sustento.

La generosidad nunca pasa inadvertida ante los ojos del Todopoderoso. El Señor que conoce los corazones y ve las dádivas siempre recompensa conforme a su Palabra.

PROVERBIOS 11:25 El alma generosa será prosperada; y el que saciare, él también será saciado.

Las recompensas que el Señor da pueden tomar formas muy variadas y la durabilidad de ellas es sorprendente.  La harina y el aceite no se multiplicaron, simplemente no se acabaron. Siempre había lo suficiente. No parecieron costales ni galones nuevos del producto.  Lo glorioso es que nunca se agotó  el alimento. El insuperable Creador hace posible lo imposible.  Él decide las formas de premiar a quienes saben dar.

Durante  tres años y medio, mientras la sequía azotaba la tierra, Dios fue  amparo y sustentador para aquella viuda generosa y obediente.

Mientras en otras regiones de Sidón había hambre, la viuda, su hijo y el profeta eran testigos del amor de Dios y experimentaban cada día la fidelidad del Todopoderoso.

 

CONCLUSION:

 

LA DADIVA DE LA VIUDA FUE:

 

1.- SIN TEMOR

2.- EN TIEMPOS DE CRISIS.

3.- DE ACUERDO A SU CAPACIDAD

4.- SUSTENTADA EN LA FE

5.- RECOMPENSADA.

LA IGLESIA RESTAURADORA ESPIRITUAL

 

GALATAS 6:1-5

1Hermanos, si alguno fuere sorprendido en alguna falta, vosotros que sois espirituales, restauradle con espíritu de mansedumbre, considerándote a ti mismo, no sea que tú también seas tentado. 2Sobrellevad los unos las cargas de los otros, y cumplid así la ley de Cristo. 3Porque el que se cree ser algo, no siendo nada, a sí mismo se engaña. 4Así que, cada uno someta a prueba su propia obra, y entonces tendrá motivo de gloriarse sólo respecto de sí mismo, y no en otro; 5porque cada uno llevará su propia carga.

 

INTRODUCCION:

Tenemos que sobrellevar las cargas los unos de los otros. Así cumplimos la ley de Cristo. Esto nos obliga a la tolerancia mutua y a la compasión de unos con otros, conforme a su ejemplo.

Nos corresponde llevar las cargas de unos y otros como compañeros de viaje.

Se advierte a cada uno que examine su obra. Mientras mejor conozcamos nuestro corazón y nuestros modales, menos despreciaremos a los demás y más dispuestos estaremos para ayudarles cuando tengan enfermedades y aflicciones.

Nadie puede pagar el rescate por un hermano; y el pecado es una carga para el alma.

La mayoría de los hombres están muertos en sus pecados y, por tanto, no ven ni sienten la carga espiritual del pecado.

La iglesia es una familia que debemos ayudar en la restauración del transgresor, ¿Cómo puedo ser un restaurador de mis hermanos en la fe?

 

 

1. UNA IGLESIA QUE RESTAURA LO HACE: EN UN ESPÍRITU DE MANSEDUMBRE

GALATAS 6:1 (BL95)  Hermanos, si alguien cae en alguna falta, ustedes, los espirituales, corríjanlo con espíritu de bondad. Piensa en ti mismo, porque tú también puedes ser tentado.

Los miembros de la iglesia que son más consistentes en seguir los impulsos del Espíritu, ¿Cómo son estos miembros de la iglesia? Dice el apóstol Pablo:

GÁLATAS 5:16, 18, 25 16Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne.

18Pero si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley.

25Si vivimos por el Espíritu, andemos también por el Espíritu.

Estos miembros deben, en un espíritu de dulzura o mansedumbre, restaurar al que cometió la falta. Y cabe destacar también que la mansedumbre forma parte del fruto del Espíritu Santo.

Muy bien, entonces, escuche lo que aquí dice Pablo: Hermanos, si alguno fuere sorprendido en alguna falta. Ahora, ¿a quién se refiere este alguno? Bueno, es un término genérico e incluye a cualquier persona que sea creyente; puede referirse a un hombre o una mujer. Quiere decir que si un creyente fuere sorprendido en alguna falta, podríamos decirlo así.

Y la palabra "falta", traduce al término griego "paraptoma", que significa "caída" o "contratiempo". Como verbo puede significar "tropezar".

La palabra restaurar significa arreglar, esto es, hacer que algo o alguien vuelva a su posición anterior de integridad o pureza. De este modo se usa para la reparación de redes (Mt. 4:21; Mr. 1:19) y para el proceso de perfeccionar el carácter humano (2 Co. 13:11 “perfeccionados”). Cf. Lc. 6:40; 1 Ts. 3:10.

Es un verbo que quiere decir, "arreglar, componer un hueso fracturado". Si alguien se cae y se quiebra una pierna, ¿qué es lo que hace usted entonces? No se va y lo deja abandonado allí. No. Pablo dijo: "Vosotros que sois espirituales, arreglad ese hueso roto, haciendo todo lo posible para que esa persona se pueda levantar nuevamente y continuar caminando". Es decir, que con humildad, hay que ayudarle a corregirse.

Ahora, ¿cómo se debe actuar con una persona que haya sido sorprendida en alguna falta? Bueno, aquellos que son espirituales, (y hay muchos que piensan que lo son, por supuesto), interpretan esta declaración como que tienen que limitarse a juzgar y castigar a esa persona.

Siempre existe el peligro de no querer restaurar al afectado y que se prefiera condenarle y criticarle.

La idea principal aquí es con toda seguridad la siguiente: “La acción a seguir respecto al transgresor debe ser positiva, no negativa. No le dañéis, sino que ayudadle. Tratadle como os gustaría ser tratados si estuvieseis en su lugar”.

Continúa: mirando constantemente a ti mismo—nótese el cambio del plural (“vosotros que sois espirituales, etc.”) al singular—no sea que tú también seas tentado. La rudeza o la jactancia no le queda bien a la persona que en cualquier momento pueda ser tentada también.

En lugar de ser santurrón y arrogante, cada uno debe orar según lo que dice pasajes como MATEO 6:14; 26:41 14Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial;

41Velad y orad, para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil

1 CORINTIOS 10:12-13 12Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga. 13No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar.

 

 

2. UNA IGLESIA QUE RESTAURA LO HACE: EN UN ESPÍRITU DE EMPATÍA

GALATAS 6:2-3  2Sobrellevad los unos las cargas de los otros, y cumplid así la ley de Cristo. 3Porque el que se cree ser algo, no siendo nada, a sí mismo se engaña.

            Esto no significa sólo “tolerar” o “aguantar unos a otros”. Significa: “hombro a hombro soportar el peso de la carga de cada miembro”. Cada uno debe poner su hombro bajo las cargas debajo de las cuales este o aquel miembro gime, sea la carga que fuere. Estas cargas deben cargarse colectivamente.

El verbo βαστάζω (bastázō) aparece más de veinticinco veces en el Nuevo Testamento. Es especialmente común en los Evangelios y en Hechos.

Se usa en conexión con la acción de llevar un cántaro (Mr. 14:13; Lc. 22:6), un féretro (Lc. 7:14), piedras (Jn. 10:31), dinero (llevarlo en el sentido de robarlo, Jn. 18:6), un yugo (Hch. 15:10), un hombre, Pablo (Hch. 21:35), y una mujer (Ap. 17:7).

 

Por tanto, aquí en Gálatas 6:2  y:

ROMANOS 15:1 1Así que, los que somos fuertes debemos soportar las flaquezas de los débiles, y no agradarnos a nosotros mismos.

Puede tomarse figuradamente con el sentido de “llevar” los unos las cargas de los otros, aliviar los unos el peso de las dificultades y aflicciones de los otros.

Aunque la frase “las cargas de los otros” es muy general y se puede aplicar a todo tipo de aflicción opresiva capaz de ser compartida con la hermandad, sin embargo, debe recordarse que el punto de partida para esta exhortación  es el deber de extender la mano para ayudar al hermano a fin de que él pueda vencer su debilidad espiritual.

Continúa: y cumplid así la ley de Cristo. Esta ley de Cristo es el principio de amor de los unos para con los otros que Cristo mismo estableció:

GALATAS 5:14 14Porque toda la ley en esta sola palabra se cumple: Amarás a tu prójimo como a ti mismo

SANTIAGO 2:8 8Si en verdad cumplís la ley real, conforme a la Escritura: Amarás a tu prójimo como a ti mismo,  bien hacéis;

Sin embargo, Cristo no sólo promulgó esta ley, sino que también la ejemplificó. Nótese la ternura con que la trató a: la mujer pecadora (Lc. 7:36–50), el ladrón penitente (Lc. 23:43), Simón Pedro (Lc. 22:61; cf. Jn. 21:15–7), un inválido (Jn. 5:14) y a la mujer que fue hallada en adulterio (Jn. 8:11).

Nótese también la recepción maravillosamente generosa con la que, según la parábola del hijo pródigo que Cristo pronunció, se recibe al penitente que regresa.

 

3. UNA IGLESIA QUE RESTAURA LO HACE: EN UN ESPÍRITU DE AUTO-EXAMEN

GALATAS 6:3-5(BLS) 3Si alguien se cree importante, cuando en realidad no lo es, se está engañando a sí mismo. 4Cada uno debe examinar su propia conducta. Si es buena, podrá sentirse satisfecho de sus acciones, pero no debe compararse con los demás. 5Cada uno es responsable ante Dios de su propia conducta.

Pero algo debe hacerse a un lado si los creyentes vamos a sobrellevar las cargas de los otros. Debe eliminarse el orgullo, el creerse demasiado bueno, que es una actitud que produce intolerancia hacia los errores de los demás, haciendo que pensemos que estamos por encima de la posibilidad de caer.

El remedio para ese orgullo se encuentra en el v. 4, donde dice: cada uno someta a prueba

1 PEDRO 1:7 7para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo,

Su propia obra. Esto significa que en vez de compararnos con otros, debemos dar un paso atrás y echarnos un buen vistazo a nosotros mismos y nuestros logros.

Entonces tendremos motivo de gloriarnos en lo que Dios ha hecho en y a través de nuestra vida:

ROMANOS 12:3 3Digo, pues, por la gracia que me es dada, a cada cual que está entre vosotros, que no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura, conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno.

Aquí la palabra gr. kauj̱ēma, que se trad. como “gloriarse”, significa regocijo personal, no orgullo pecaminoso.

6:5 El cristiano se prueba a sí mismo llevando su propia carga.

Esto no contradice al v. 2, porque ahí se refiere a las cargas pesadas, aplastantes, superiores a lo que una persona puede llevar sin ayuda de otro.

En este v., se usa una palabra gr. diferente (fortion), que designa la mochila que lleva un soldado cuando va marchando. Es la “carga” que Jesús asigna a sus seguidores:

MATEO 11:3030porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga.

Existen ciertas responsabilidades y cargas cristianas que cada creyente debe llevar y que no puede compartir con otros. Jesús aseguró a sus discípulos que tales cargas son ligeras.

 

 

4. UNA IGLESIA QUE RESTAURA: SALVA DE MUERTE UN ALMA

SANTIAGO 5:19-20 19Hermanos, si alguno de entre vosotros se ha extraviado de la verdad, y alguno le hace volver, 20sepa que el que haga volver al pecador del error de su camino, salvará de muerte un alma, y cubrirá multitud de pecados.

En estos últimos dos versículos de su epístola Santiago enfatiza la responsabilidad comunitaria que los cristianos tenemos unos para con otros.

 “Si alguno de entre vosotros se desvía”. Santiago distingue al individuo: en la comunidad cuando se refiere a “alguno” (v. 13, 14).

Si alguien que pertenece a la iglesia se desvía de la verdad ya sea por propia voluntad o bajo la influencia de otros (véase 1:16), los creyentes deben saber que son responsables del bienestar espiritual de esta hermana o hermano extraviado.

En cierto sentido, Santiago proclama el mismo mensaje urgente que comunica el escritor de la epístola a los hebreos:

HEBREOS 3:12-13  12Mirad, hermanos, que no haya en ninguno de vosotros corazón malo de incredulidad para apartarse del Dios vivo; 13antes exhortaos los unos a los otros cada día, entre tanto que se dice: Hoy; para que ninguno de vosotros se endurezca por el engaño del pecado.

 “Se desvía de la verdad”. Lo que Santiago hace en realidad es advertirle a la gente que no deben apartarse de la revelación de Dios.

La verdad es, por lo tanto, la plenitud del evangelio. Jesucristo ya les ha informado de que han recibido su nacimiento espiritual “por la palabra de verdad”:

SANTIAGO 1:18 18El, de su voluntad, nos hizo nacer por la palabra de verdad, para que seamos primicias de sus criaturas.

Y les ha aconsejado que no nieguen la verdad:

SANTIAGO 3:1414Pero si tenéis celos amargos y contención en vuestro corazón, no os jactéis, ni mintáis contra la verdad;

“Quienquiera que [le] … haga volver”. Los miembros extraviados de la iglesia no necesariamente están aguardando pasivamente que se los traiga de nuevo a la verdad. No son como ovejas extraviadas que esperan pacientemente que el pastor las rescate.

Lo que la iglesia debe hacer, y con preocupación amorosa, es buscar los que se han extraviado de la verdad e instarlos a regresar.

El escritor de la epístola a los hebreos exhorta a los lectores a ejercitar su responsabilidad comunitaria para con el miembro de la iglesia que se aparta de la verdad.

Santiago, empero, es aún más directo; se dirige en forma individual a los miembros de la iglesia y les muestra su responsabilidad.

“Quienquiera que haga volver a un pecador de su error”. Cualquier miembro de la congregación sabe que él o ella debe preocuparse por las necesidades espirituales del hermano en la fe.

Si alguien de la iglesia se aleja de la verdad y cae en una de las trampas de Satanás, el otro miembro debe estar dispuesto a rescatar al extraviado. Si dejamos de advertir o de decir algo, nosotros mismos somos culpables, ya que Dios nos considera responsables:

EZEQUIEL 3:17–19 17Hijo de hombre, yo te he puesto por atalaya a la casa de Israel; oirás, pues, tú la palabra de mi boca, y los amonestarás de mi parte. 18Cuando yo dijere al impío: De cierto morirás; y tú no le amonestares ni le hablares, para que el impío sea apercibido de su mal camino a fin de que viva, el impío morirá por su maldad, pero su sangre demandaré de tu mano. 19Pero si tú amonestares al impío, y él no se convirtiere de su impiedad y de su mal camino, él morirá por su maldad, pero tú habrás librado tu alma.

Somos guardas de nuestros hermanos. Por consiguiente, con sabiduría y tacto debemos señalar a nuestro hermano el error de su conducta y restaurarlo bondadosamente.

Le salvara de la muerte. Cuando nos esforzamos por rescatar al que está pereciendo en pecado, buscamos salvar su alma. Vemos a un pecador en peligro de morir una muerte eterna y a punto de quedar excluido de la vida eterna.

 Hemos de recordar, sin embargo, que Dios nos usa como instrumentos para restaurar la relación espiritual entre Dios y el hombre. La salvación, entonces, es y sigue siendo la obra de Dios. Nosotros sólo somos colaboradores en la tarea de Dios (1 Co. 3:9).

 

CONCLUSION.

1. UNA IGLESIA QUE RESTAURA LO HACE: EN UN ESPÍRITU DE MANSEDUMBRE

2. UNA IGLESIA QUE RESTAURA LO HACE: EN UN ESPÍRITU DE EMPATÍA

3. UNA IGLESIA QUE RESTAURA LO HACE: EN UN ESPÍRITU DE AUTO-EXAMEN

4. UNA IGLESIA QUE RESTAURA: SALVA DE MUERTE UN ALMA

 

 


 

LA RESPONSABILIDAD DE LLEVAR FRUTO

 

JUAN 15:16

16No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros, y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca; para que todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, él os lo dé.

 

INTRODUCCION:

Jesucristo habla del compromiso que tenemos de llevar fruto.

Hace declaraciones que nos  desafían a una vida fructífera.

JUAN 15:8  8En esto es glorificado  mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y seáis así mis discípulos.

¿A qué fruto se refiere Jesucristo? De  acuerdo al comentario de la Biblia Scofield, el fruto pueden ser personas que se convierten, señalando la declaración del apóstol Pablo a los Romanos.

ROMANOS 1:13 13 Pero no quiero, hermanos, que ignoréis que muchas veces me he propuesto ir a vosotros (pero hasta ahora he sido estorbado), para tener también entre vosotros algún fruto, como entre los demás gentiles

Por otra parte el señalamiento de Jesucristo puede referirse al carácter cristiano, el fruto del Espíritu.

GALATAS 5:22-23 22Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, 23mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.

Sin lugar a dudas el  fruto del Espíritu refleja la obra de Cristo en el creyente. Una vida que agrada a Dios. El Pbro. José M. Saucedo, en el libro  Creo en el Espíritu Santo señala que: El fruto  del Espíritu es una exposición de los elementos que el Espíritu de Dios toma de la persona de Cristo y que hace que se reflejen en los creyentes.

Elementos para la perfección interior: amor, gozo, paz.

Elementos para la comunión: paciencia, Benignidad y bondad.

Elementos para la perseverancia: fe, mansedumbre y templanza.

 

     El creyente que lleva fruto:

I.- AGRADA A DIOS

JUAN 15:16 (BLA)  Ustedes no me eligieron a mí; he sido yo quien los eligió a ustedes y los preparé para que vayan y den fruto, y ese fruto permanezca. Así es como el Padre les concederá todo lo que le pidan en mi Nombre.

a)      A Dios no lo convencemos con palabras, sino con hechos. Lo más importante de un árbol no es el follaje, sino el fruto, lo convincente no son las promesas, sino las acciones cumplidas.

El dar fruto agrada a Dios:

COLOSENSES 1:10 10para que andéis como es digno del Señor, agradándole en todo, llevando fruto en toda buena obra, y creciendo en el conocimiento de Dios;

b)      Los años de antigüedad en Cristo no garantizan los buenos resultados, es necesaria la  dependencia del Espíritu Santo y el esfuerzo constante para disciplinar nuestra forma de ser al someternos a las normas divinas.

c)      No podemos olvidar la reacción de Cristo  ante aquella higuera que no tenía fruto. Estaba  a la orilla del camino, pero sin fruto. Parecía atractiva con tantas hojas tan verdes, pero no tenía fruto.

MATEO 21:18-19 18Por la mañana, volviendo a la ciudad, tuvo hambre. 19Y viendo una higuera cerca del camino, vino a ella, y no halló nada en ella, sino hojas solamente; y le dijo: Nunca jamás nazca de ti fruto. Y luego se secó la higuera.

d)     Si Cristo se acercara a tu vida este día,  ¿encontraría fruto? Si Cristo buscara fruto en tu casa, en tu paternidad, en tus finanzas, en tu matrimonio, ¿encontraría fruto? en tu vida devocional.

Jesús dijo:

JUAN 15:2 2Todo pámpano que en mí no lleva fruto, lo quitará; y todo aquel que lleva fruto, lo limpiará, para que lleve más fruto.

La maldición que Cristo  pronunció sobre la higuera asombró a los discípulos y los dejó maravillados.

   

 

      El creyente que lleva fruto:

II.- MOTIVA LA RESPUESTA DE DIOS

JUAN 15:16 (BLS)  "Ustedes no fueron los que me eligieron a mí, sino que fui yo quien los eligió a ustedes. Les he mandado que vayan y sean como ramas que siempre dan mucho fruto. Así, mi Padre les dará lo que ustedes le pidan en mi nombre.

a)      Cuando damos fruto podemos pedir con libertad para nuestras necesidades.

b)      No existe un impedimento para obtener las bendiciones de lo alto.

c)      La vida fructífera complace al Todopoderoso y  la obediencia está conectada a la bendición.

El texto dice:

JUAN 15:16 16No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros, y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca; para que todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, él os lo dé.

d)     Pero si no damos fruto resulta imposible obtener las bendiciones deseadas.

e)      La vida fructífera mueve el cielo, toca el corazón de Dios y garantiza respuestas y provisiones.

f)       Nos conviene dar fruto. Nos beneficia en gran manera vivir la vida que agrada al Señor, cumplir con sus propósitos, someternos a su señorío y caminar en su voluntad.

g)      No es grato a los ojos de Dios producir tanto follaje si el fruto no aparece en nuestra vida.

h)      De nada sirve hablar lenguas, si no hay amor, no tiene sentido predicar obediencia si desobedecemos su Palabra.

La Palabra del Señor precisa que todo árbol se conoce por sus frutos.

MATEO 7:16-17 6Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos? 17Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos.

i)        La respuesta del Señor será más rápida en la medida en que demos más fruto.

Si la respuesta llegara a tardar, no olvidemos que siempre llega a tiempo.

 

 

        El creyente que lleva fruto:

III.- NECESITA EL CONTACTO CON EL AGUA

Todo árbol para dar fruto necesita el contacto con el agua.

SALMOS 1:3 Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, Que da su fruto en su tiempo, Y su hoja no cae; Y todo lo que hace, prosperará.

a)      Asimismo el creyente que permanece tomando del agua del Espíritu produce fruto.

b)      Su carácter es más dócil, sus palabras  construyen y no derriban a otros, su servicio a Dios es por amor, la pasión por hablar de Cristo no desaparece.

c)      El creyente  plantado junto a corrientes  del Espíritu sirve con buena actitud y frescura.  Corrige sin herir, y asume su responsabilidad con gozo.

d)     El contacto con el agua del Espíritu nos fortalece y superamos  las dificultades que llegan a nuestra vida.

e)      Todo árbol para dar fruto necesita ser podado constantemente.

El bendito labrador hace su trabajo perfecto para ayudarnos  a dar fruto:

JUAN15:2 2Todo pámpano que en mí no lleva fruto, lo quitará; y todo aquel que lleva fruto, lo limpiará, para que lleve más fruto.

El Señor nos limpia para que llevemos más fruto.

Dios siempre emplea métodos que  funcionan, disciplinas que corrigen y procesos que nos ayudan.

El Eterno labrador  tiene como propósito  definido que cada uno de nosotros seamos de bendición y trabajará en nuestro carácter, costumbres, hábitos y personalidad para quitarnos aquello que no es bueno, lo que nos perjudica.

Nos poda porque nos ama. Nos poda para que podamos crecer y llevar más y mejor fruto.

 

CONCLUSION:

 

     El creyente que lleva fruto:

 

I.- AGRADA A DIOS

II.- MOTIVA LA RESPUESTA DE DIOS

III.- NECESITA EL CONTACTO CON EL AGUA

 

LA FUNCION DEL ESPIRITU SANTO EN NOSOTROS

 

JOEL 2:28-29 28Y después de esto derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas; vuestros ancianos soñarán sueños, y vuestros jóvenes verán visiones. 29Y también sobre los siervos y sobre las siervas derramaré mi Espíritu en aquellos días.

 

INTRODUCCIÓN:

Los términos en heb. y gr. que se traducen espíritu son ruach y pneuma, ambos significan lit. viento, soplo. Ambos llegaron a usarse para la realidad invisible de seres vivientes, especialmente de Dios y del hombre.

Por lo tanto, soplo y viento son símbolos del Espíritu Santo (Gn 2:7),( Job 32:8)),( Job 33:4),( Ez 37:9-10),( Jn 20:22). Otros símbolos son la paloma (Mt 3:16),( Mr 1:10),( Lc 3:22),(Joh 1:32), el aceite (Lc 4:18),( Hch 10:38),( 1 Jn 2:20), el fuego para purificar (Mt 3:11),( Lc 3:16),( Hch 2:3-4), el agua viva (Is 44:3),( Jn 4:14),( Jn 7:37-39) y las arras o garantía de todo lo que Dios tiene guardado para nosotros (2 Co 1:22),(Ef 1:13-14).

El Espíritu Santo es la tercera persona de la Trinidad de Dios.

No debe pensarse del Espíritu Santo como si fuese una fuerza, influencia o fluido, sino como un ser plenamente personal.

Entender su importancia en nuestra vida es vital, porque es una de las enseñanzas que Jesús predicó con mucha persistencia a la iglesia.

 

La función del Espíritu Santo en nosotros

1. DA PODER. 

HECHOS1:8 8pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra

(BLA)  Pero recibirán la fuerza del Espíritu Santo cuando venga sobre ustedes, y serán mis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaría y hasta los extremos de la tierra."

Aquí, Lucas presenta el tema de todo el libro. Este pasaje contiene la promesa de Pentecostés y el mandato de ser testigos de Jesús en las siguientes áreas geográficas: Jerusalén, Judea y Samaria, y todo el mundo.

La promesa. Jesús y los discípulos están en un inconfundible paralelo al momento de comenzar sus respectivos ministerios. Cuando Jesús fue bautizado, el Espíritu Santo descendió sobre él y lo fortaleció para hacer frente al poder de Satanás:

MATEO 3:16 6Y Jesús, después que fue bautizado, subió luego del agua; y he aquí los cielos le fueron abiertos, y vio al Espíritu de Dios que descendía como paloma, y venía sobre él.

 Antes que los apóstoles estuvieran capacitados para asumir su tremenda responsabilidad de construir la iglesia de Cristo y conquistar las fortalezas de Satanás, ellos reciben el poder del Espíritu Santo. El Domingo de Resurrección en el aposento alto, Jesús sopló sobre los apóstoles y dijo:

JUAN 20:22 22Y habiendo dicho esto, sopló, y les dijo: Recibid el Espíritu Santo

El Espíritu Santo procede del Padre y del Hijo. Por ejemplo, Jesús informa a los discípulos en su discurso de despedida:

JUAN 15:26 26Pero cuando venga el Consolador, a quien yo os enviaré del Padre, el Espíritu de verdad, el cual procede del Padre, él dará testimonio acerca de mí.

“El Espíritu Santo, entonces, no es una fuerza inanimada, sino que es la tercera persona de la Trinidad. Y la promesa del Espíritu se origina con el Padre: “He aquí, yo enviaré la promesa de mi Padre sobre vosotros” (Lc. 24:49a).

El mandato. Sólo a través de la llenura de la persona y el poder del Espíritu Santo, pueden los discípulos ser testigos de Cristo Jesús. Pero no sólo los discípulos reciben el don del Espíritu, sino que, como Lucas lo señala en Hechos, numerosas personas son llenas con el Espíritu Santo y llegan a ser testigos de Cristo.

La palabra de Jesús: “Recibiréis poder” se aplica primero a los doce apóstoles y luego a todos los creyentes que son efectivamente testigos de Cristo Jesús.

Nos  da poder para “ser sus testigos”. En Hechos, el término testigos tiene un significado doble. Primero, se refiere a la persona que ha observado un hecho o acontecimiento.

Y segundo, se refiere a la persona que presenta un testimonio por medio del cual defiende y promueve una causa.

 

 

    La función del Espíritu Santo en nosotros

2. REVELA LA VERDAD. 

JUAN 16:13 13Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir.

(BLA)  Y cuando venga él, el Espíritu de la Verdad, los guiará en todos los caminos de la verdad. El no viene con un mensaje propio, sino que les dirá lo que escuchó y les anunciará lo que ha de venir.

Para Jesús, el Espíritu Santo es el Espíritu de la Verdad, Cuya gran misión es traer la verdad de Dios al mundo.

Tenemos una palabra especial que quiere decir traer la verdad de Dios a la humanidad, y es la palabra revelación; y no hay ningún pasaje en el Nuevo Testamento que nos presente más claramente que este lo que podríamos llamar los principios de la revelación.

La revelación es un proceso progresivo. Jesús sabía muchas cosas que no podía decirles a Sus discípulos en aquel momento, porque ellos no estaban preparados para recibirlas.

El Espíritu de Dios siempre está actuando; siempre está revelándose. Es verdad que Su revelación suprema e insuperable vino en Jesús; pero Jesús no es simplemente el protagonista de un libro, sino una Persona viva en Quien la revelación de Dios continúa.

Dios sigue guiándonos a una comprensión mayor de lo que quiere decir Jesús. Él no es un Dios que habló hasta el año 120 d.C. y desde entonces guarda silencio, sino Que sigue revelando Su verdad a la humanidad.

Lo que se nos revela viene de Dios. Él es el dueño y el dador de toda verdad. La verdad no es un descubrimiento humano, sino un don de Dios. No es algo que nosotros creamos, sino algo que estaba ahí, como América, esperando que lo descubriéramos. Detrás de toda verdad está Dios.Cuanto más cerca vivamos de Jesús, mejor Le conoceremos. Cuanto más lleguemos a parecernos a Él, más podrá comunicarnos. Cuanto más nos rindamos a Su señorío, más disfrutaremos de Su revelación.

    La función del Espíritu Santo en nosotros

3. DA PROFECÍA, SUEÑOS Y VISIONES. 

JOEL 2:28 28Y después de esto derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas; vuestros ancianos soñarán sueños, y vuestros jóvenes verán visiones.

Los tres modos por los que Dios revelaba su voluntad bajo el Antiguo Testamento:

NÚMEROS 12:6  6Y él les dijo: Oíd ahora mis palabras. Cuando haya entre vosotros profeta de Jehová, le apareceré en visión, en sueños hablaré con él.

 “profecía, sueños y visiones,” resultan aquí simbólicos de su plena manifestación a su pueblo, no solamente en dones milagrosos a algunos, sino también por su Espíritu inminente en todos, según el Nuevo Testamento:

JUAN 14:23 23Respondió Jesús y le dijo: El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él.

En Hechos 16:9 y 18:9, el término que se usa es visión; aunque fue de noche, no fue un sueño.

HECHOS 16:9; 18:9  9Y se le mostró a Pablo una visión de noche: un varón macedonio estaba en pie, rogándole y diciendo: Pasa a Macedonia y ayúdanos.

9Entonces el Señor dijo a Pablo en visión de noche: No temas, sino habla, y no calles;

No se menciona otro sueño en el Nuevo Testamento, sino aquellos dados a José en el mismo principio del Nuevo Testamento, antes que el evangelio pleno hubiese venido; y a la esposa de Pilato, mujer gentil (Mateo 1:20; 2:13; 27:19).

MATEO 1:20 20Y pensando él en esto, he aquí un ángel del Señor le apareció en sueños y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es.

MATEO 2:13 13Después que partieron ellos, he aquí un ángel del Señor apareció en sueños a José y dijo: Levántate y toma al niño y a su madre, y huye a Egipto,…..

MATEO 27:19 19Y estando él sentado en el tribunal, su mujer le mandó decir: No tengas nada que ver con ese justo; porque hoy he padecido mucho en sueños por causa de él.

El término “profetas”, se aplicaba en el Nuevo Testamento a todos los que hablaban bajo la inspiración del Espíritu.

Por supuesto que existe controversia en este punto, el Espíritu Santo sigue dando palabra profética, no obstante, la Biblia nos dice que toda palabra, debemos ponerla a prueba, y nuestro principal filtro, es la Biblia, no puedo contradecir lo que ya ha sido dado por Dios.

 

 

    La función del Espíritu Santo en nosotros

4. MOTIVA A GUARDAR LAS LEYES DE DIOS. 

EZEQUIEL 36:27 27Y pondré dentro de vosotros mi Espíritu, y haré que andéis en mis estatutos, y guardéis mis preceptos, y los pongáis por obra

(BLA)  Pondré dentro de ustedes mi Espíritu y haré que caminen según mis mandamientos, que observen mis leyes y que las pongan en práctica.

El Espíritu de Dios los moverá a seguir sus leyes. Como el apóstol Pablo lo mostró, el hombre naturalmente tiene poca capacidad para poner por obra las leyes de Dios por sus propias fuerzas.

 

 

La respuesta se encuentra en la capacidad que recibimos de Dios por medio del Espíritu Santo:

 FILIPENSES 2:13 13porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad.

Animados por el propio Espíritu de Dios, serán entonces capaces  de poner por obra todos los mandamientos de Dios, cosa que antes les era imposible, por cuanto la Ley daba el conocimiento (el diagnóstico) del pecado (Ro. 3:20), pero no aportaba el remedio para evitarlo ni para curarlo.

Nuestro deseo natural no es buscar a Dios, por el contrario es buscar el pecado, sin embargo, el Espíritu Santo nos llama a obedecer la Palabra de Dios, sin Él, difícilmente podríamos conocer a Dios.

 

 

CONCLUSION:

 

La función del Espíritu Santo en nosotros

 

1. DA PODER. 

2. REVELA LA VERDAD. 

3. DA PROFECÍA, SUEÑOS Y VISIONES. 

4. MOTIVA A GUARDAR LAS LEYES DE DIOS. 

 

DESPERTAD VUESTRO ESPÍRITU

HAGEO 1:13-14      (Relato del 1-15)

13Entonces Hageo, enviado de Jehová, habló por mandato de Jehová al pueblo, diciendo: Yo estoy con vosotros, dice Jehová. 14Y despertó Jehová el espíritu de Zorobabel hijo de Salatiel, gobernador de Judá, y el espíritu de Josué hijo de Josadac, sumo sacerdote, y el espíritu de todo el resto del pueblo; y vinieron y trabajaron en la casa de Jehová de los ejércitos, su Dios,

 

INTRODUCCION:

Quince años transcurrieron desde que el pueblo de Judá regresó del cautiverio, pero aún no se preocupaban por reconstruir el templo, siendo que esta obra debía ser su prioridad por lo que este elemento representaba para sus vidas.

Por esta razón Dios envía al profeta Hageo, para exhortar a su pueblo y darles la orden de poner manos a la obra.

Son reiteradas las ocasiones en las que podemos de forma similar al pueblo de Judá, dejar para “luego” o “nunca” aquellas cosas que son el interés de Dios, pero que para nosotros pueden ser poco interesantes.

Esta actitud trae como consecuencia un espíritu dormido o alejado de Dios.

En esta ocasión se define espíritu como: Vigor natural y virtud que alienta y fortifica el cuerpo para obrar. Ánimo, valor, aliento, brío, esfuerzo.

Dios espera de nosotros un espíritu despierto, que muestre verdadero interés por todas aquellas cosas que él anhela, una lista bien simple de los anhelos de Dios es esta:

a) Dios desea nuestra santificación;
b) Dios desea nuestro crecimiento espiritual hacia la perfección;
c) Dios desea que participemos del ministerio como un instrumento para salvación de otros.

De lo antes mencionado ¿qué estamos haciendo? ¿Nuestro espíritu duerme?

Hoy compartiremos unos principios que pueden ayudarnos a evitar que se duerma.  

Esto es lo que debes saber:

 

I. RAZONES POR LAS CUALES EL ESPÍRITU DUERME

HAGEO 1:2-4 (LPD) (Libro del Pueblo de Dios) 2 Así habla el Señor de los ejércitos: Este pueblo dice: "Todavía no ha llegado el momento de reconstruir la Casa del Señor". 3 Y la palabra del Señor llegó, por medio del profeta Ageo, en estos términos: 4 ¿Es este acaso el momento de que ustedes vivan en sus casas revestidas de madera, mientras esta Casa está en ruinas?

            Evidentemente el pueblo de Judá tenía todas las condiciones físicas y materiales para reconstruir el templo de Jehová, el único impedimento para hacerlo era su propia actitud, es por eso que Dios, a través del profeta, les reprocha la manera en la que estaban actuando.

Es preciso notar algunas razones por las cuales su espíritu estaba dormido (lejos de Dios):

1. El espíritu del pueblo dormía por el hábito de posponer

HAGEO 1:2  2 “Así ha hablado Jehová de los ejércitos, diciendo: Este pueblo dice: No ha llegado aún el tiempo, el tiempo de que la casa de Jehová sea reedificada”.

Ciertamente el pueblo había experimentado situaciones muy difíciles, estaban regresando del cautiverio, enfrentaban una situación económica pésima, fueron muchos los que se opusieron a la reconstrucción, sin embargo, ninguna de estas parece ser una excusa válida delante de Dios.

El Señor, que todo lo sabe, estaba consciente que a pesar de todas estas dificultades lo que realmente había impedido la restauración del templo era la actitud del pueblo, no otra cosa.

El principio Bíblico es claro para notar: Lo que Dios demanda de nosotros, no es cuestionable, la única opción es obedecer.

“No podemos posponer lo que Dios ya ha pedido, la respuesta es ahora”.

2. El espíritu del pueblo dormía por establecer prioridades incorrectas

HAGEO 1:4 4¿Es para vosotros tiempo, para vosotros, de habitar en vuestras casas artesonadas, y esta casa está desierta?

Como ya se mencionó, a pesar de las dificultades, los habitantes de la ciudad tenían buena posición económica como para embellecer sus casas y fuerzas suficientes para realizar dichos trabajos.

Que bendición es poder dar lo mejor de nuestros bienes y de nuestras fuerzas para las cosas espirituales. Tal como lo dijo Jesús:

JUAN 6:27 27“Trabajad, no por la comida que perece, sino por la comida que a vida eterna permanece, la cual el Hijo del Hombre os dará; porque a éste señaló Dios el Padre”.

Dios reclama el primer lugar en la vida de su pueblo, Jesús mismo lo enseñó en:

MATEO 6:33 33Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

Ahora bien, el templo representaba la presencia de Dios y la gente había sido negligente en restaurarlo.

Tomando esto en cuenta, ¿Qué significa el hecho de que no se hubiera prestado la atención requerida a esta situación?

Significa que Dios no era importante para ellos en lo absoluto.

“El orden de prioridades que establezcas en tu vida, dirá por sí sólo cuanto significa Dios para ti”.

Hay cosas en la vida que no pueden ser pospuestas, sobremanera las relacionadas con la vida espiritual. ¿Cómo está nuestro crecimiento espiritual? ¿Va en ascenso? o ¿Está detenido? si es así ¿qué nos obliga a posponerlo?

 

II. CONSECUENCIAS DE UN ESPÍRITU DORMIDO

HAGEO 1:6,9-11 “6 Sembráis mucho, y recogéis poco; coméis, y no os saciáis; bebéis, y no quedáis satisfechos; os vestís, y no os calentáis; y el que trabaja a jornal recibe su jornal en saco roto”.

“9 Buscáis mucho, y halláis poco; y encerráis en casa, y yo lo disiparé en un soplo. ¿Por qué? dice Jehová de los ejércitos. Por cuanto mi casa está desierta, y cada uno de vosotros corre a su propia casa.

10 Por eso se detuvo de los cielos sobre vosotros la lluvia, y la tierra detuvo sus frutos.

11 Y llamé la sequía sobre esta tierra, y sobre los montes, sobre el trigo, sobre el vino, sobre el aceite, sobre todo lo que la tierra produce, sobre los hombres y sobre las bestias, y sobre todo trabajo de manos”.

Estos versículos muestran la forma en la que el pueblo sufría por su distanciamiento de Dios, a pesar de todos sus esfuerzos tenían una vida infructuosa, vacía.

Si bien está haciendo alusión a cosas materiales, estas son en sí consecuencias espirituales.

Algunas de las cosas que pueden afectar a un espíritu dormido son: Falta de propósito, sensación de vacío, soledad, frustración, tristeza. Todo esto puede ser con o sin razón aparente.

¿Experimentamos algunas de estas sensaciones en nuestra vida? Si la respuesta es sí, es probable que nuestro espíritu esté dormido. Pero hay una solución…

 

 

III. CÓMO DESPERTAR EL ESPÍRITU

HAGEO 1:12-14 12Y oyó Zorobabel hijo de Salatiel, y Josué hijo de Josadac, sumo sacerdote, y todo el resto del pueblo, la voz de Jehová su Dios, y las palabras del profeta Hageo, como le había enviado Jehová su Dios; y temió el pueblo delante de Jehová. 13Entonces Hageo, enviado de Jehová, habló por mandato de Jehová al pueblo, diciendo: Yo estoy con vosotros, dice Jehová. 14Y despertó Jehová el espíritu de Zorobabel hijo de Salatiel, gobernador de Judá, y el espíritu de Josué hijo de Josadac, sumo sacerdote, y el espíritu de todo el resto del pueblo; y vinieron y trabajaron en la casa de Jehová de los ejércitos, su Dios,

De acuerdo a estos versículos hay tres pasos importantes para que nuestro espíritu no duerma

1. Oír la palabra de Dios: En el v.12 se usa el término oyó que abarca mucho más que la capacidad de captar con el oído el sonido de unas cuantas vocales y consonantes. Por supuesto, eso lo hicieron, pero la palabra quiere decir que recibieron el mensaje y lo obedecieron.

Necesitamos que la palabra de Dios sea parte de nuestra vida, por lo tanto leámosla y estudiémosla continuamente, escuchemos mensajes bíblicos y no dejemos de congregarnos.

2. Temer a Dios: La palabra temer contempla la idea de consternación o terror.

Es la misma que Moisés usó al describir el miedo que sintió la gente al ver el fuego de Dios en el monte Sinaí

DEUTERONOMIO 5:5 5Yo estaba entonces entre Jehová y vosotros, para declararos la palabra de Jehová; porque vosotros tuvisteis temor del fuego, y no subisteis al monte. Dijo:

En Hageo, la gente tuvo esa misma reacción al reconocer que las dificultades que estaba padeciendo (la sequía, etc.) se debían a la disciplina de Dios.

La pedagogía de Dios depende de su carácter absolutamente perfecto y para aplicarla, emplea sus recursos sin límite.

Como el pueblo de Israel en Sinaí, necesitamos ser conscientes de la presencia de Dios.

El saber que está presente, y temer a su reprensión, como sucede de un hijo a un padre, nos ayudará a tener una vida correcta cuya prioridad sea agradarle.

3. Trabajar en la obra del Señor: Sumamente importante es tomar la decisión de hacer independientemente de lo que sintamos.

En otras palabras, si no sentimos deseos de orar, oremos; si no tenemos ánimo para leer la Biblia, leámosla; si no queremos asistir a las reuniones de la iglesia, no nos quedemos en casa, salgamos y congreguémonos con nuestros hermanos.

Actuando así implantaremos en nuestra vida disciplinas espirituales que nos permitirán crecer en nuestra relación con Dios y mantener nuestro espíritu despierto.

Dios desea un pueblo que se identifique con él en su manera de ver, pensar y actuar.

 

CONCLUSION:

I. RAZONES POR LAS CUALES EL ESPÍRITU DUERME

II. CONSECUENCIAS DE UN ESPÍRITU DORMIDO

III. CÓMO DESPERTAR EL ESPÍRITU

 .

EL MEJOR REGALO PARA PAPA

 

EFESIOS 6:1-3 1Hijos, obedeced en el Señor a vuestros padres, porque esto es justo. 2Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa; 3para que te vaya bien, y seas de larga vida sobre la tierra.

 

INTRODUCCIÓN:

El gran deber de los hijos es obedecer a sus padres. La obediencia comprende la reverencia interna y los actos externos, y en toda época la prosperidad ha acompañado a los que se distinguen por obedecer a sus padres.

 

1.- EL MEJOR REGALO PARA TU PAPA ES OBEDECERLO.

EFESIOS 6:1 BLS 1 Hijos, obedezcan a sus padres, porque ustedes son de Cristo y eso es lo que les corresponde hacer.

La palabra griega “hypakouo” significa obedecer, escuchar, o prestar atención.

Para un hijo menor, obedecer a sus padres va de la mano con honrarlos.  Eso incluye escucharlos, prestarles atención, y someterse a su autoridad.

Después de que los hijos maduran, la obediencia que aprendieron cuando niños, les servirá para honrar a las autoridades tales como el gobierno, la policía y sus jefes.

Pablo les impone a los hijos que obedezcan y respeten a sus padres. Dice que este es el primer mandamiento. Probablemente quiere decir que era el primer mandamiento que un hijo cristiano aprendía de memoria. Para Pablo, respetar no es solamente de labios para fuera.

La verdadera manera de honrar a los padres es obedecerlos, honrarlos y no darles disgustos.

El quinto mandamiento era el primero que incluía una promesa específica para quien obedecía.

EXODO 20:12 12Honra a tu padre y a tu madre,  para que tus días se alarguen en la tierra que Jehová tu Dios te da.

Está claramente señalado que los padres debían administrar la autoridad “en el Señor”.

La cuestión no es tanto exigir obediencia a los hijos sino serles ejemplo. Ser verdadero, honesto, detallista e  industrioso es parte de la conducta “en el Señor”.

La orden de obedecer a los padres es tan antigua como la paternidad.

Reflejamos a Dios y le damos Gloria cuando obedecemos a nuestros padres.

De igual manera escucha el consejo sabio de tu padre y no menosprecies su dirección él te ama y quiere para ti  lo mejor.
            En general, la voluntad de los padres debiera ser ley para los hijos. Más aún si recordamos lo que el apóstol Pablo escribió a los creyentes en Colosa;

COLOSENSES 3:20 20Hijos, obedeced a vuestros padres en todo, porque esto agrada al Señor.

Recalca que la obediencia de los hijos a los padres debe ser “en todo” Felizmente,

EFESIOS 6:1 contiene una aclaración: 1Hijos, obedeced en el Señor a vuestros padres, porque esto es justo.

Nuestra lealtad a Dios, nuestro Padre celestial, está por encima de nuestra lealtad a los padres terrenales y por encima de cualquier vínculo humano. Pero el pasaje en Efesios 6:1, ahora la segunda parte, aclara la razón de la obediencia: “porque esto es justo”.

Los padres tienen el derecho de mandar a sus hijos, y los hijos la obligación de someterse a la voz de sus padres porque, por ley natural (LEY DE VIDA), nosotros tenemos una vida derivada de nuestros padres.

Es justo y razonable entonces que les retribuyamos con la obediencia.

La obediencia de hijos a padres es una expresión de compensación natural.

 

 

2.- EL MEJOR REGALO PARA TU PAPA ES HONRARLO. (RESPETARLO)

EFESIOS 6:2 (BAD) 2 “Honra a tu padre y a tu madre”. De los Diez Mandamientos éste es el primero que termina con una promesa:

La palabra griega para honor, significa venerar, apreciar, y valorar. Honor es darles respeto, no solo por mérito sino también por rango.

Dios nos exhorta a honrar a nuestros padres  Él valora el honrar a los padres, lo suficiente como para incluirlo dentro de los 10 Mandamientos:

ÉXODO 20:12 12Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra que Jehová tu Dios te da

En los días del Antiguo Testamento, el hablar mal de los padres de uno o rebelarse contra sus instrucciones, resultaba en la pena capital

ÉXODO 21:15-17 15El que hiriere a su padre o a su madre, morirá. 16Asimismo el que robare una persona y la vendiere, o si fuere hallada en sus manos, morirá. 17Igualmente el que maldijere a su padre o a su madre, morirá.

Mientras que aquellos que honraban a sus padres eran bendecidos:

PROVERBIOS 4:1 Oíd, hijos, la instrucción de un padre, y prestad atención para que ganéis entendimiento,

Salomón, el hombre sabio, exhortaba a los hijos a respetar a sus padres:

PROVERBIOS 1:8 Oye, hijo mío, la instrucción de tu padre, y no abandones la enseñanza de tu madre;

Aunque en la actualidad ya no estemos directamente bajo la autoridad, de Salomón no podemos ignorar el mandamiento de Dios de honrar a nuestros padres.

Aún Jesús, el Hijo de Dios, se sometió Él mismo a Sus padres terrenales y a Su Padre celestial:

MATEO 26:39 39Yendo un poco adelante, se postró sobre su rostro, orando y diciendo: Padre mío, si es posible, pase de mí esta copa; pero no sea como yo quiero, sino como tú.

Siguiendo el ejemplo de Cristo, como cristianos, debemos tratar a nuestros padres de la manera en que deberíamos aproximarnos reverencialmente a nuestro Padre celestial.

El honor incluye la idea de traer gloria a alguien  nos dice que todo lo que digamos o hagamos, debemos hacerlo para la gloria de Dios.

1CORINTIOS 10:31 31Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios.

Debemos buscar honrar a nuestros padres de manera similar a la que los cristianos se esfuerzan por darle gloria a Dios –en nuestros pensamientos, palabras y acciones.

El honor engendra honor.  Dios no honrará a aquellos que no obedezcan Su mandamiento de honrar a sus padres.

Si deseamos complacer a Dios y ser bendecidos, debemos honrar a nuestros padres.

Honrar no es fácil, no siempre es divertido, y ciertamente es imposible en nuestra propia fuerza.

Pero el honor es un camino seguro para nuestro propósito en la vida: glorificar a Dios

 

 

3. EL MEJOR REGALO PARA TU PAPA ES PARTICIPAR EN TU CRIANZA

DEUTERONOMIO 6:7 7y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes.

Para criar, es decir alimentar, nutrir, robustecer, educar y dirigir a los hijos, debemos:

* Valorar la calidad de lo que el niño es, su capacidad y alcance.

* Entender a cada uno en forma individual pues cada personalidad es distinta.

* Reconocer que la voluntad de Dios es el límite de la autoridad paterna.

Criar significa colocar los fundamentos en una vida nueva que debe asimilarse al hogar y reverenciar a Dios.

Para cumplir este objetivo los padres deben tener en cuenta que:

—Es esencial invertir en los hijos tanto tiempo como sea posible.

—Es preciso enseñarles sobre el Señor, primero con el ejemplo de sus vidas, y luego con la enseñanza

DEUTERONOMIO 6: 7 7y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes.

—Los niños conocerán qué es amor genuino al verlo confirmado en la fidelidad conyugal:

 MALAQUIAS 2:16 16Porque Jehová Dios de Israel ha dicho que él aborrece el repudio, y al que cubre de iniquidad su vestido, dijo Jehová de los ejércitos. Guardaos, pues, en vuestro espíritu, y no seáis desleales.

El respeto mutuo entre los padres:

1 PEDRO  3:7 7Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente,  dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo.

Y la sinceridad reflejada en el trato con ellos. Ni regalos ni promesas ni amenazas pueden suplir la presencia, protección o disciplina del padre y de la madre.

La crianza estará coordinada por ambos cónyuges. Si el principio de autoridad está en vigencia, la reprensión o castigo del padre nunca será anulado o disimulado por la madre, y viceversa.

La disciplina y amonestación del Señor es la corrección de acuerdo al modelo de Dios,  la formación de la mente por medio de la instrucción, la advertencia clara en el momento adecuado  y la ilustración por el ejemplo personal o de otros.

El paganismo era severo y sin razón. Había que aceptar las cosas “porque sí”, y el fatalismo de vivir sin entender presentaba un cuadro gris y descorazonador. Dentro del cuerpo de Cristo las cosas son distintas.

Los padres deben ser firmes y cumplir con las medidas correctivas, mostrándoles a los hijos que la disciplina es el método para evitar que caigan en malas sendas. Deben saber que no se trata de venganza sino de formación:

ROMANOS 12:10 10Amaos los unos a los otros con amor fraternal; en cuanto a honra, prefiriéndoos los unos a los otros.

Y que no hay otra opción aparte de la recompensa del pecado o la corrección “del Señor”

2 TIMOTEO 2:25 25que con mansedumbre corrija a los que se oponen, por si quizá Dios les conceda que se arrepientan para conocer la verdad,

 

 

 

CONCLUSION:

No olvidemos que la vida da vueltas, y que los que hoy sólo somos hijos, después seremos padres.

Tales de Mileto dijo: “El bien que hicieres a tus padres, espéralo de tus hijos”.


EL MEJOR REGALO PARA TU PAPA ES:

 

1. OBEDECERLO.

2. HONRARLO.

3. PARTICIPAR EN TU CRIANZA

 

 

 

 .

EL GOZO DEL PADRE AMANTE Y MISERICORDIOSO

 

LUCAS 15:24 y 32                15:11- 32.

24porque este mi hijo muerto era, y ha revivido; se había perdido, y es hallado. Y comenzaron a regocijarse.

32Mas era necesario hacer fiesta y regocijarnos, porque este tu hermano era muerto, y ha revivido; se había perdido, y es hallado.

 

INTRODUCCIÓN:

La historia que Jesús tenía en mente como telón de fondo es una de las más espléndidas parábolas en todo el NT. Es la reina de las parábolas lucanas. Inédita de Lucas, resume todo el pensamiento y misión de Jesús.

Ya no se trata de ovejas o monedas; la historia llega a su clímax para narrar la tragedia de un ser humano, pecador.

En ese sentido, las tres parábolas son la misma historia, porque las primeras han servido para introducir el gran tema y para preparar la mente cauterizada de los fariseos y escribas.

Se la ha llamado la parábola del hijo pródigo, pero bien pudiera ser también la parábola del hermano rebelde y aburrido. Sin embargo, el protagonista de la historia no es ninguno de los hijos, sino el padre amante y misericordioso. El héroe de la parábola es el padre.

El texto resalta la necesidad de alegrarse  y regocijarse, por hallar un perdido que se consideraba muerto y ha vuelto a la vida.

Las ovejas y las monedas pueden perderse, y si al fin no se encuentran, no hay problema; al cabo, son animales y cosas. Pero un hijo, ¡no! Además Jesús hace un paralelismo entre el pastor de ovejas, la mujer pobre y Dios mismo, para mostrar que Dios no discrimina a los considerados impuros y, además, ha aceptado a los gentiles (que es el énfasis de Lucas).

En las dos primeras parábolas es el cielo y los ángeles los que se gozan por un pecador que se arrepiente; ahora es Dios mismo en persona que lo hace.

El relato está estructurado en cinco partes bien definidas.

 

    El gozo del Padre amante espera del pecador:

I. QUE TOMEN UNA DECISIÓN   

LUCAS 15:11-13 11También dijo: Un hombre tenía dos hijos; 12y el menor de ellos dijo a su padre: Padre, dame la parte de los bienes que me corresponde; y les repartió los bienes. 13No muchos días después, juntándolo todo el hijo menor, se fue lejos a una provincia apartada; y allí desperdició sus bienes viviendo perdidamente.

El menor de los dos hijos se cansó de estar en casa. Como ha ocurrido con algunos jóvenes desde ese entonces (y la situación es deplorable aun hoy día), este joven deseaba estar libre de las restricciones paternales.

Estaba convencido que al estar solo, lejos de los ojos de sus padres, podría hacer lo que quisiera, y esta “libertad” lo haría feliz.

Por supuesto, para llevar a cabo su plan necesitaba dinero. Probablemente sabía que en conformidad con la ley de:

DEUTERONOMIO 21:17 (BL95)  Al contrario, deberá reconocer como primogénito al hijo de la mujer menos amada y darle una parte doble de toda su herencia. Al que engendró primero, a éste le corresponden los derechos de primogénito.

Este hecho significaba como haberle deseado la muerte al padre; por ello se califica como un hecho rebelde y contumaz.

Con todo su patrimonio, se fue a una región lejana y allí desperdició sus bienes viviendo perdidamente (v. 13).

Región lejana puede significar “tierra de gentiles y paganos”, además por el oficio de criar cerdos, actividad impropia para judíos. La vida de promiscuidad se contrapone con la supuesta vida de santidad que vivían aquellos fariseos.

Aquí, la actitud del padre (o Padre, Dios), se revela en términos de respeto a la libre voluntad del hombre, aunque se entiende en un contexto de mucho dolor.

Dios creó al hombre a su imagen, entre otras cosas, significa que es libre. Libre para obedecer o no, para servir o no.

 

    El gozo del Padre amante espera del pecador:

II. QUE REFLEXIONE EN MEDIO DE LA TRIBULACION    

LUCAS 15:14-19 14Y cuando todo lo hubo malgastado, vino una gran hambre en aquella provincia, y comenzó a faltarle. 15Y fue y se arrimó a uno de los ciudadanos de aquella tierra, el cual le envió a su hacienda para que apacentase cerdos. 16Y deseaba llenar su vientre de las algarrobas que comían los cerdos, pero nadie le daba. 17Y volviendo en sí, dijo: ¡Cuántos jornaleros en casa de mi padre tienen abundancia de pan, y yo aquí perezco de hambre! 18Me levantaré e iré a mi padre, y le diré: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti. 19Ya no soy digno de ser llamado tu hijo; hazme como a uno de tus jornaleros.

Y allá malgastó su riqueza al vivir extravagantemente. ¡Que conducta más necia fue la suya! Primero juntó “todo lo que tenía”, sin dejar nada para el caso que su proyecto no resultara bien y que tuviera que regresar a casa; y ahora, además, gastó el dinero a diestra y siniestra de modo que al poco tiempo nada le quedaba.

Pero las cosas fueron de mal en peor: 14. Cuando hubo malgastado todo, sobrevino un hambre muy grave en todo ese país y comenzó a padecer necesidad.

Se le acabó el dinero; llega el hambre. ¡Además, este nuevo desastre no solamente recayó sobre el lugar donde estaba viviendo en ese tiempo sino sobre todo el país! El mismo nada tenía y no podía esperar ayuda de nadie.

Un judío apacentando cerdos, animales inmundos , ¿No era algo común entre los judíos este dicho: “Que la maldición caiga sobre el hombre que cuida cerdos”?

El hambre se añade a la humillación. Tenía hambre todo el tiempo, como sugiere el original, tanto hambre que le dolía el estómago por algo de comer, lo que fuera.

Los cerdos devoraban las algarrobas(un tipo de vaina). Y él deseaba ardientemente comer algo de eso él mismo. Nos preguntamos: “Bueno, ¿por qué no comer algo de ello?” No lo sabemos. Se ha sugerido que aunque él mismo apacentaba los animales mientras estaba en el campo (véase v. 15), ellos eran alimentados por otros cuando volvían del campo. Como quiera que sea, se nos dice en forma definitiva que nadie le daba nada. ¿Robaba para tener suficiente para mantenerse vivo?

Y ahora a la humillación y al hambre se suma la nostalgia:

En medio de su miseria este joven comienza a pensar en el hogar que dejó. El original dice literalmente: “Cuando él volvió a sí mismo”, es decir, cuando comenzó a reflexionar en todo lo que había ocurrido desde que salió de casa y sobre la cuestión de si él mismo era o no culpable de lo que estaba ocurriendo.

Nótese este término, jornaleros. En el cercano oriente uno no contrata un maestro o un ingeniero. De hecho, uno ni siquiera contrata un siervo de tiempo completo. Uno contrata un jornalero, es decir, uno que trabaja por el día. Bien, aun estos jornaleros tienen suficiente comida y les sobra. Y el mismo está muriéndose de hambre. ¡Y todo esto debido a su partida necia y pecaminosa de su casa.

Me levantaré e iré a mi padre y le diré: Eh pecado. ¿Un pecado cometido contra quién? ¿Contra su padre? Bueno, primero y ante todo contra el “cielo”, es decir, “contra Dios” (los hebreos con frecuencia ponían la palabra cielo en lugar de Dios). Fue Dios el que le había dado un padre maravilloso, amante y cariñoso; por eso “contra el cielo” y “contra ti”

Ahora él comprende cuán ingrato y egoísta ha sido. Ya no tiene derecho de ser llamado hijo. Irá a su padre y le dirá: “He pecado … hazme como uno de tus jornaleros”.

 

    El gozo del Padre amante espera del pecador:

III. EL ARREPENTIMIENTO Y LA CONVERSIÓN  

LUCAS 15:20-24 20Y levantándose, vino a su padre. Y cuando aún estaba lejos, lo vio su padre, y fue movido a misericordia, y corrió, y se echó sobre su cuello, y le besó. 21Y el hijo le dijo: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, y ya no soy digno de ser llamado tu hijo. 22Pero el padre dijo a sus siervos: Sacad el mejor vestido, y vestidle; y poned un anillo en su mano, y calzado en sus pies. 23Y traed el becerro gordo y matadlo, y comamos y hagamos fiesta; 24porque este mi hijo muerto era, y ha revivido; se había perdido, y es hallado. Y comenzaron a regocijarse.

      Se levantó y fue a su padre.  La conversión no es un pensamiento, es una actitud radical de la vida entera. Muchas resoluciones piadosas nunca se llevan a cabo. Este joven hizo lo que había resuelto hacer. Salió y siguió en camino. Tiene que haber sido un largo viaje, porque había ido a un país lejano (v. 13). Además, en su condición debilitada el viaje de regreso debe haber sido difícil. Pero él perseveró.

Pero el padre también estaba aguardando el regreso del hijo desde el primer día, con gran expectativa. Ello se desprende del hecho de verlo cuando todavía estaba lejos.

El padre realiza cinco acciones específicas:

1. Vio al hijo, desde lejos.

2. Tuvo compasión de él.

3. Corrió hacia el hijo. El padre no puede haber sido muy joven; sin embargo, corre. En aquella parte del mundo generalmente no se consideraba digno que un anciano corriese; sin embargo, él corre. Nada puede impedirle el hacerlo.

4. Se echó sobre el cuello del hijo. El abraza a su hijo por el cuello. Apasionadamente lo abraza. ¿No indica este hecho mismo que el padre en su corazón ya había concedido el perdón a su hijo?

5. Le besó, signo de intimidad familiar.

Jesús describe a propósito estas cinco acciones del padre, que recuerdan y revelan la perfecta gracia de Dios.

Y cuando llegó, le perdonó sin echarle nada en cara. Hay un perdón que se otorga por hacer un favor; o aún peor: cuando se sigue recordando el pecado con insinuaciones o alusiones o amenazas.

El hijo confiesa exactamente lo que había planeado decir (15:18, 19), excepto la tercera cosa: lo referente a ser jornalero. ¿Por qué? ¿Se le olvidó? ¿Se arrepintió de decirlo? ¿Cambió de opinión en el camino? Nada de eso. ¡Simplemente porque el amor del padre no se lo permitió, ni siquiera pudo seguir hablando! El sólo hecho de regresar ya habría sido suficiente para el padre. Sin embargo, confesó lo adecuado, no era necesaria una “humillación extra”, ni desnaturalizar la relación.

De manera atrevida Jesús presenta a Dios no esperando a que su avergonzado hijo se introdujese furtivamente en el hogar, ni manteniéndose en su dignidad cuando llegó, sino corriendo a recibirle en sus brazos, en todo su estado de vergüenza, en sus harapos y suciedad. Este mismo nombre de «Padre» oscurece a la vez el color del pecado y destaca la espléndida gloria del perdón

La respuesta del padre nuevamente se da en un contexto de plena gracia.

Manda: 1. Ponerle el mejor vestido (señal de aceptación), que probablemente fue el del mismo padre, porque era quien tenía las mejores prendas (comp. Gén. 3:21). Por lo tanto, sus servidores deben traer el mejor vestido largo, símbolo de alto nivel social, y deben vestirlo.

2. Devolverle el anillo, que autenticaba el linaje familiar, autoridad y restauración al rango de hijo. Probablemente un anillo con sello (Gn. 41:42), indicación de autoridad.

3. Ponerle calzado, símbolo de reconocerlo como hijo, hombre libre y no como esclavo, porque aquellos andaban descalzos.

4. Traer el ternero que habían engordado (reservado para las grandes ocasiones) y prepararlo para la comida, que seguramente compartieron con todos los vecinos (comp. vv. 6 y 9).

5. Hacer fiesta en su honor. El padre no recuerda la herencia desperdiciada, ni siquiera pregunta qué es lo que aquel malvado hijo ha hecho durante su ausencia (además no era necesario, sólo al verle la traza de pordiosero).

Con todas estas señales, el mensaje del padre es: “Sólo te recibiré en calidad de hijo”. Sólo sabe que su hijo ha vuelto a vivir, porque estaba perdido.

 

    El gozo del Padre amante espera del pecador:

IV. QUE LA IGLESIA LO RESTAURE

LUCAS 15:25-30 25Y su hijo mayor estaba en el campo; y cuando vino, y llegó cerca de la casa, oyó la música y las danzas; 26y llamando a uno de los criados, le preguntó qué era aquello. 27Él le dijo: Tu hermano ha venido; y tu padre ha hecho matar el becerro gordo, por haberle recibido bueno y sano. 28Entonces se enojó, y no quería entrar. Salió por tanto su padre, y le rogaba que entrase. 29Mas él, respondiendo, dijo al padre: He aquí, tantos años te sirvo, no habiéndote desobedecido jamás, y nunca me has dado ni un cabrito para gozarme con mis amigos. 30Pero cuando vino este tu hijo, que ha consumido tus bienes con rameras, has hecho matar para él el becerro gordo.

Jesús pudo terminar la parábola allí, como las dos anteriores, pero el propósito era confrontar pastoralmente a aquellos fariseos y escribas (que representan al hijo mayor), para al menos provocarles a seria reflexión. El hermano mayor adopta una reacción que contrasta completamente con la del padre.

Al regreso del campo percibe el alboroto, y después de averiguar con un criado y ser informado de la situación, se enojó mucho y no quería entrar.

El siervo es una figura profética como las tantas que Israel tuvo y no quisieron creer, incluyendo a Juan el Bautista (comp. 11:47–51); es obvio que el siervo aquel le habrá pedido entrar y unirse al regocijo. Mas tuvo que salir el padre en persona (Dios encarnado en Jesús) para rogarle que entrara (v. 28). El hijo mayor reveló algunos pecados personales, por ejemplo:

1. Para empezar rebeldía, por no querer entrar a la fiesta (v. 28), lo cual es un grave insulto a la dignidad del padre, que aparte de todo, ni lo ha saludado (v. 29).

2. Luego mentira, porque aduce que jamás desobedeció un mandamiento del padre, y acaba de quebrantar uno en la cara del padre (el padre ruega que entre y él no quiere); y además menciona que nunca se le ha dado oportunidad de una fiesta con sus amigos, lo cual es un berrinche de niño malcriado. ¿Cómo creer que un padre tan bondadoso, que ni al rebelde le negó la herencia para despilfarrarla, le negara un cabrito al que quedó en casa?

3. También egoísmo, porque no admite a su hermano, sino que se refiere a él en términos despectivos e irrespetuosos para su propio padre: éste tu hijo, no dice “mi hermano”.

 4. Finalmente, calumnia, porque no obstante la rebeldía del hijo menor, el mayor no sabía exactamente cómo había gastado el menor su fortuna (vv. 13); sin embargo, él se atreve a condenarlo especificando sus pecados, y no reconociendo el honor que el padre le ha devuelto.

¡El hijo mayor estaba tan perdido como su hermano menor! Él también estaba apartado de su padre, pese a vivir siempre en su casa. Sin embargo, el padre le mostró el mismo amor que al menor; pero Dios ofrece su amor, jamás lo impone.

¡Qué triste es cuando las acciones de la gente hablan más fuerte que sus palabras! Ese era el conflicto de los fariseos y maestros de la ley.

 

    El gozo del Padre amante espera del pecador:

V. SU LA SALVACIÓN     

LUCAS 15:31-32 31Él entonces le dijo: Hijo, tú siempre estás conmigo, y todas mis cosas son tuyas. 32Mas era necesario hacer fiesta y regocijarnos, porque este tu hermano era muerto, y ha revivido; se había perdido, y es hallado.

            El padre replica tres cosas precisas al hijo malvado. Porque a estas alturas hay que preguntar: ¿Cuál de los dos, al final de la historia, es el hijo malvado? El padre le recuerda que:

1. Tú eres mi hijo. En el AT, Dios llama a Israel su hijo (comp. Éxo. 4:22, 23; Ose. 1:10; 11:1).

2. Tú siempre estás conmigo. Dios tiene cuidado especial por su pueblo Israel.

3. Todas mis cosas son tuyas, ya le había dado la herencia a él también.

Como hijo mayor había heredado doble porción que el hijo menor, dos tercios; sin embargo, se queja por un cabrito.

Tanta es la bondad y mansedumbre del padre que se toma el tiempo de explicarle al hijo mayor su propia actitud: precisa que el regocijo era necesario.

El hijo mayor termina rechazando a su hermano, la fiesta y aún a su propio padre, al no obedecerle. Lo triste es que él nunca dejó la casa, pero no sabía lo que era disfrutar el amor del padre. Él revela una relación carnal más que una espiritual.

En realidad fue muy difícil, inclusive que los judíos creyentes aceptaran a los gentiles.

Por último, el padre señala que la poderosa razón del gozo es que aquel hermano estaba muerto y ha vuelto a vivir; estaba perdido y ha sido hallado.

Ese es el corazón del evangelio del reino de Dios: La disposición y el gozo de Dios de aceptar al más inaceptable de los seres humanos, tan sólo si se arrepiente y vuelve al Padre.

Pero aceptar el evangelio del reino significa también, y en consecuencia, aceptar en nuestra vida a quienes Dios ya ha aceptado. Porque rechazar a los que Dios acepta evidencia que en realidad no hemos conocido el amor de Dios:

1 JUAN 4:7-8 7Amados, amémonos unos a otros; porque el amor es de Dios. Todo aquel que ama, es nacido de Dios, y conoce a Dios. 8El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor.

Lamentablemente, esta historia ilustra una realidad que se vive cotidianamente entre las personas que pertenecen al Reino de Dios, ya que muchos viven continuamente “supervisando” lo que está bien o lo que está mal, criticando a los compañeros de milicias, también descalificando a algunos, por supuesto siempre haciéndolo como el hermano mayor “con razón.”

Se llega al extremo que muchos que son hermanos, son mucho más duros que el padre, quien era el realmente ofendido.

No solamente en la parábola, también es una experiencia actual muy habitual que muchos hermanos en las iglesias, son muy duros con sus propios hermanos.

Es necesario orar intensamente para que este espíritu juzgador de “hermano mayor” no interfiera en las relaciones de la familia de Dios.

Por casos como estos escribió el apóstol Santiago lo siguiente en:

SANTIAGO 4:11 “Hermanos, no hablen mal unos de otros, Si alguien habla mal de su hermano o lo juzga, habla mal de la ley y la juzga. Y si juzgas la ley, ya no eres cumplidor de la ley, sino su juez. No hay más que un solo legislador y juez, aquel que puede salvar y destruir. Tú, en cambio, ¿quién eres para juzgar a tu prójimo.”

 

CONCLUSION:

EL GOZO DEL PADRE AMANTE Y MISERICORDIOSO

 

   El gozo del Padre amante espera del pecador:

 

I. QUE TOMEN UNA DECISIÓN   

II. QUE REFLEXIONE EN MEDIO DE LA TRIBULACION, VV. 14–19.

III. EL ARREPENTIMIENTO Y LA CONVERSIÓN  

IV. QUE LA IGLESIA LO RESTAURE

V. SU LA SALVACIÓN     

 .

LAS CARACTERISTICAS DE UNA CISTERNA ROTA

 

JEREMIAS 2:13

13Porque dos males ha hecho mi pueblo: me dejaron a mí, fuente de agua viva, y cavaron para sí cisternas, cisternas rotas que no retienen agua.

 

INTRODUCCION:

Ahora Jehová pregunta por qué ha cambiado. El pueblo, los sacerdotes, los gobernantes y los profetas han olvidado todo lo que Dios hizo por ellos. A diferencia de tierras paganas como Quitim y Cedar que son leales a sus dioses, Judá ha abandonado a Jehová su Dios a cambio de ídolos despreciables. ¿Por qué habían dejado al Señor cambiando su libertad por esclavitud a través de las alianzas con Asiria y Egipto?

¿Quién apartaría un manantial de agua resplandeciente por una cisterna, un pozo que recogía agua de lluvia? Dios le dijo a los israelitas que hacían exactamente eso cuando se apartaban de Él, la fuente de agua viva, para adorar a otros ídolos.

No solo eso, las cisternas que escogieron estaban rotas y vacías. El pueblo construyó sistemas religiosos para almacenar la verdad, pero no tenían valor alguno. ¿Por qué nos debemos asir de las promesas quebrantadas de «cisternas» inestables (dinero, poder, sistemas religiosos o cualquier cosa pasajera que colocamos en lugar de Dios), cuando Dios nos promete refrescarnos constantemente con Él mismo, fuente de agua viva?

Revisemos algunas características de estas cisternas rotas para evitar caer en lo mismo:

 

    Las características de una cisterna rota son:

I. RECHAZAR A JESÚS, LA FUENTE DE AGUA VIVA.

JEREMIAS 3:13 (BL95)  doble falta ha cometido mi pueblo: me ha abandonado a mí, que soy manantial de aguas vivas, y se han cavado pozos, pozos agrietados que no retendrán el agua.

La Biblia deja muy claro que es un gran pecado rechazar a Jesús. Jesús dijo:

JUAN 16:9 9De pecado, por cuanto no creen en mí;

Es un gran pecado no creer en Jesús. Jesús te ofrece vida eterna y el perdón de los pecados gratuitamente. Sólo tienes que venir a Él para recibirlo.

Israel cometió dos pecados. El primero fue de omisión: ella había abandonado a su Dios. Su segundo pecado fue uno de comisión: ella había reemplazado a su verdadero Dios con falsos ídolos.

Jeremías comparó las acciones de la nación con alguien que abandonaba un manantial de agua viva (en funcionamiento) por cisternas rotas.

Las fuentes de agua más confiables y refrescantes en Israel fueron sus manantiales naturales. Esta agua era confiable; y su clara y fresca consistencia era satisfactoria. Por el contrario, la fuente de agua más poco confiable eran las cisternas.

Preferimos las cisternas rotas—recipientes que contienen agua de lluvias muy comunes en oriente, donde escasean los manantiales. Las cisternas no sólo no pueden proveer de agua fresca de manera perenne, como las fuentes, sino que ni siquiera retienen la que a raíz de un aguacero penetra en ellas; pues estando roto su revestimiento interior de piedras, la tierra absorbe la que ocasionalmente penetra en ellas. Otro tanto ocurre en general con todos los medios terrenales de satisfacer los más elevados anhelos del hombre, comparados con los celestiales:

ISAÍAS 55:1-2 1A todos los sedientos: Venid a las aguas;a y los que no tienen dinero, venid, comprad y comed. Venid, comprad sin dinero y sin precio, vino y leche. 2¿Por qué gastáis el dinero en lo que no es pan, y vuestro trabajo en lo que no sacia? Oídme atentamente, y comed del bien, y se deleitará vuestra alma con grosura.

Si no creemos en Jesús, seremos condenados al Infierno.

Tenemos una gran sed de toda clase de pecados en el mundo. Pero no tenemos sed de Jesús.

Sin embargo Dios en su gran misericordia ofrece el perdón de los pecados por medio de Jesús. Él te ofrece vida de entre los muertos por medio de Jesús. Cristo es la Fuente de Agua Viva.

JUAN 4:13-14 13Respondió Jesús y le dijo: Cualquiera que bebiere de esta agua, volverá a tener sed; 14mas el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna.

El agua que Jesús da satisface de verdad. Todo el que bebe del agua de las bendiciones y misericordia de Cristo no tendrá sed jamás. No sólo Sus beneficios llenan el corazón, sino que también rebosan. Son como una fuente que borbotea, constantemente derramando sus aguas, y no sólo en esta vida sino también en la eternidad.

La expresión que salte para vida eterna significa que los beneficios de esta agua que da Cristo no se limitan a la tierra, sino que permanecerán para siempre.

Todo lo que la tierra pueda proveer no es suficiente para llenar el corazón del hombre. Pero las bendiciones que Cristo provee no solamente llenan el corazón, sino que son demasiado grandes para que puedan ser contenidas por ningún corazón.

 

     Las características de una cisterna rota son:

II. SON CISTERNAS QUE NO RETIENEN AGUA.

JEREMIAS 2:13 (PDT) (Palabra de Dios para Todos) Mi pueblo ha cometido dos pecados en mi contra: Me ha abandonado a mí, fuente de agua viva, y luego ha cavado sus propias cisternas; pero esas cisternas están rotas y no pueden darles agua.

El pueblo ha cavado cisternas, ha buscado a otros dioses, a otros poderes, y estos no son lo que prometen ser. Como resultado todos van a sufrir porque no se puede vivir sin agua, y la cisterna rota no retiene agua para su uso diario.

Los dioses del pueblo no van a poder ayudar a sus adoradores en el momento de necesidad. Lo increíble es que el pueblo de Jehovah le ha dejado, pensando que puede encontrar la seguridad que necesita en los dioses del pueblo y su poder. Han dejado su confianza en el Dios del pacto y han ido tras otras fuentes de poder.

Pero estas son cisternas rotas, agrietadas, son vanas revisemos algunas:

La Cisterna rota del placer. La Biblia habla de los “amadores de los deleites más que de Dios”  Queremos  “gozar de los deleites temporales”. Pero pronto nos damos cuenta de que los placeres del pecado son temporales. Todos estos pecados te dejarán más insatisfecho que nunca. No tendrás paz interior. Tu cisterna rota de placer te dejará con el barro seco de descontento. Y luego está la muerte y el Infierno. Pero Cristo te dice:

TITO 3:2-6 (BLA) (Biblia Latinoamericana) 2Que no insulten a nadie, que sean pacíficos y comprensivos y traten a todos con toda cortesía. 3Pues también nosotros fuimos de esos que no piensan y viven sin disciplina: andábamos descarriados, esclavos de nuestros deseos, buscando siempre el placer. Vivíamos en la malicia y la envidia, éramos insoportables y nos odiábamos unos a otros.

4Pero se manifestó la bondad de Dios, nuestro Salvador, y su amor a los hombres; 5no se fijó en lo bueno que hubiéramos hecho, sino que tuvo misericordia de nosotros y nos salvó. En el bautismo volvimos a nacer y fuimos renovados por el Espíritu Santo 6 que Dios derramó sobre nosotros por Cristo Jesús, nuestro Salvador.

La cisterna rota de la familia y amigos. Anteponemos los afanes de la familia y amigos antes que la obra de Cristo, la reunión al culto, las enseñanzas. Tenemos miedo de lo que dirán nuestras amistades si se enteran que somos cristianos, talvez nuestros compañeros de trabajo, la familia de mi pareja, en mi nuevo trabajo o escuela. Jesús nos dice:

MATEO 6:34 (NVI) Por lo tanto, no se angustien por el mañana, el cual tendrá sus propios afanes. Cada día tiene ya sus problemas.

La cisterna rota de las riquezas. Tú luchas y trabajas muy duro para acumular riqueza y hacerte muy importante. Y tienes gran opinión de ti mismo. Te sientes más y más orgulloso de lo que has logrado. Pero Jesús dijo:

LUCAS 12:15 (BL95)  Después dijo a la gente: "Eviten con gran cuidado toda clase de codicia, porque aunque uno lo tenga todo, no son sus posesiones las que le dan vida.

La Cisterna rota de los aparatos modernos. Estamos muy ocupados con nuestros aparatos.

Tu mente siempre está distraída. Y no puedes concentrarte en escuchar los sermones. Y no puedes enfocarte en Jesús lo suficiente como para confiar en Él. Y no eres feliz tampoco. No estás viviendo. ¡Estás desperdiciando tu vida! Pero no puedes parar. Estás adicto a todos estos aparatos.

            Hagamos un alto y reflexionemos lo que Jesucristo nos dice:

MARCOS 4:19 (BLA) 19pero luego sobrevienen las preocupaciones de esta vida, las promesas engañosas de la riqueza y las demás pasiones, y juntas ahogan la Palabra, que no da fruto.

La cisterna rota de la religión vacía. 

Esta es la cisterna más triste y lamentable de todas. Eso es debido a lo que profesamos ser y no somos. Pretendemos tener la religión del Cristo vivo Pero es la religión de ti mismo. Nuestro canto, oraciones, testimonio, sentimientos están muertos, porque no tenemos amor a Dios.

¡Tira a la basura la cisterna rota de tu religión seca y vacía! ¿Cómo te ha ayudado? Ven a Jesús, la Fuente de Agua Viva. Jesucristo nos muestra la verdadera religión:

SANTIAGO 1:27 (DHH)  La religión pura y sin mancha delante de Dios el Padre es esta: ayudar a los huérfanos y a las viudas en sus aflicciones, y no mancharse con la maldad del mundo.

 

    Las características de una cisterna rota son:

III. CRISTIANISMO DIFERENTE

JEREMIAS 2:13 (BL95)  doble falta ha cometido mi pueblo: me ha abandonado a mí, que soy manantial de aguas vivas, y se han cavado pozos, pozos agrietados que no retendrán el agua.

En la actualidad somos muchos los que nos llenamos la boca diciendo soy evangélico, pero ¿a cuántas personas le hemos anunciado el evangelio esta semana? En este año? Donde cada uno de nosotros nos movemos necesitamos ser verdaderamente evangélicos, tenemos que pensar de qué manera podemos ser instrumentos de Dios para salvación.

No olvidemos lo que la Palabra de Dios nos dice de cómo debemos ser:

1- Un cristiano verdadero es aquel que ha recibido a Jesús como el Señor y salvador de su vida JUAN 1:12 12Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios;

2- Un verdadero seguidor de Jesucristo tiene plena seguridad de su salvación:

JUAN 5:24 24De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida.

3- Un cristiano verdadero es aquel que ha nacido de nuevo:

JUAN 3:3 3Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios.

4- Un cristiano verdadero hace la voluntad de Cristo:

LUCAS 6:46 46¿Por qué me llamáis, Señor, Señor, y no hacéis lo que yo digo?

5- Un verdadero cristiano es evangélico:

ROMANOS 10:15 15¿Y cómo predicarán si no fueren enviados? Como está escrito: ¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz, de los que anuncian buenas nuevas!

Estas son las cuatro necesidades básicas de todo ser humano, y solo Dios que es la fuente de agua viva las puede suplir totalmente, porque no venir a Él o porque no mantenernos en Él y ser saciados de todo su amor y bienestar.

  • Sentirse a sí mismo como alguien valioso.
  • Tener significado o propósito en la vida.
  • Sentir que verdaderamente le aman.
  • Sentir seguridad.

 

CONCLUSIÓN:

Tengamos cuidado nosotros de no caer en el mismo error, pensar que podemos encontrar fuera de Dios lo que saciará nuestras vidas. Que no hay diferencia, que podemos encontrar lo mismo estando con Dios que sin Él.

   

Las características de una cisterna rota son:

 

I. RECHAZAR A JESÚS, LA FUENTE DE AGUA VIVA.

II. SON CISTERNAS QUE NO RETIENEN AGUA.

III. CRISTIANISMO DIFERENTE.




LA RESPONSABILIDAD DE SER MADRES

 

2 TIMOTEO 3:14-15

14Pero persiste tú en lo que has aprendido y te persuadiste, sabiendo de quién has aprendido; 15y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús.

 

INTRODUCCION:

Loida abuela y Eunice La madre de Timoteo son  las mujeres que impactaron la vida del apóstol Pablo. Su cristianismo genuino y su fe inquebrantable dejaron huellas imborrables como  mujeres de Dios.

El mismo apóstol Pablo da testimonio de la fe que identificaba a Eunice y posteriormente a su hijo.

 

1.- EDUCAR DESDE LA NIÑEZ ES RESPOSABILIDAD DE SER MADRES

2 TIMOTEO 3:14 (PDT) (Palabra de Dios para Todos) Sigue practicando las enseñanzas que has aprendido. Sabes que son ciertas porque conoces a quienes te las enseñaron.

La infancia de Timoteo fue como todo niño juguetón e inquieto, pero con la gran diferencia de ser educado en las verdades divinas.

Eunice su madre creo un ambiente adecuado y una relación interpersonal entre madre e hijo lo suficientemente saludable, como para sembrar la Palabra de Dios en el corazón de su hijo.

Es verdad que no había en ese tiempo celulares, computadoras, internet, Facebook, pero el diablo hacia su trabajo para tentar y distraer. Habían pecado tentaciones como en toda época. El  mundo entero está bajo el maligno. Sin embargo, la labor educativa de una madre rebasa los obstáculos y no permite que su hijo fuera apartado del camino del Señor.

Ella fue capaz de provocar el hambre y la sed espiritual en su niño para que buscara de Dios y de su Palabra.

B.- La madre responsable no permite que el maligno aparte a sus hijos del camino de la salvación.

Si las fuerzas del mal, son tercas para querer dañar a sus hijos, ella es más persistente para guardarlos en la fe.

La fe de Timoteo fue cimentada en las promesas de un Dios vivo hacedor de maravillas, fue arraigada en las normas divinas respaldada por el testimonio de su madre y de su abuela.

C.- El apóstol califica la fe de Timoteo como una no fingida:

2 TIMOTEO 1:5 5trayendo a la memoria la fe no fingida que hay en ti, la cual habitó primero en tu abuela Loida, y en tu madre  Eunice, y estoy seguro que en ti también.

El escritor de la carta garantiza la calidad de la fe de Timoteo. Resulta admirable observar a una madre de familia  como lo fue Eunice y ver la formación que hizo en su niño.

La narración de la epístola no menciona en ningún momento la colaboración del padre de Timoteo para moldear el conocimiento de su hijo.

Parece ser que fue suficiente  como maestra para sembrar la poderosa palabra en el pequeño.

Semilla espiritual que broto en un corazón infantil y creció y dio fruto abundante al grado tal de convertirlo en un ministro.

Desde luego el discipulado que recibió bajo la sombra de Pablo consolido la instrucción y formación de Timoteo, pero la obra docente que hizo Eunice es sencillamente maravillosa.

El poder de la Palabra cambia el corazón, trasforma el temperamento y controla la voluntad.

D.- Nosotros al igual que Eunice podemos formar la vida de nuestros hijos y construir la fe en el corazón de nuestros  niños, para que el maligno no los desvié en un mundo perverso  y sucio.

No renunciemos a la oportunidad que el creador nos da para educar a nuestros hijos en la fe.

Nada es más poderoso que el poder de la Palabra viva y eficaz para corregir, enseñar y salvar la vida de aquellos que desde de su vientre los ha traído como un regalo del Señor.

 

2.- MOTIVARLOS A SER DISCIPULOS ES RESPONSABILIDAD DE SER MADRES

2 TIMOTEO 3:15 15y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús.

Eunice puso los cimientos para afianzar a su hijo en la fe y posteriormente le ayudo a tomar decisiones para encaminarlo a una vida continua de aprendizaje bajo la sombra de Pablo.

El propósito de Dios es que los que hemos recibido a Cristo y creemos en el cómo nuestro salvador, tengamos las cualidades, el carácter y al identidad con Jesucristo.

ROMANOS 8:29 29Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos

B.- Las madres responsables hacen su mejor esfuerzo por instruir a sus hijos con el conocimiento de la Palabra de Dios, con su ejemplo mismo  e induciéndoles a una vida cristiana de aprendizaje, estando bajo autoridad pastoral y siendo formados junto a ministerios sólidos.

Timoteo fue creciendo en el discipulado bajo la enseñanza del apóstol. Aprendió valores y principios para mantenerse saludable en la fe.

2 TIMOTEO 1:6 6Por lo cual te aconsejo que avives el fuego del don de Dios que está en ti por la imposición de mis manos

Pablo exhorto a su hijo en la fe para mantener el fuego ardiendo.

Avivar significa soplar fuerte sobre las brasas para que la llama del fuego no se apague.

La instrucción era no descuidar el calor del amor de Dios, avivar el fuego para que arda con mayor fuerza.

2TIMOTEO 1:8 8Por tanto, no te avergüences de dar testimonio de nuestro Señor, ni de mí, preso suyo, sino participa de las aflicciones por el evangelio según el poder de Dios,

El maestro clava en el corazón del alumno el valor para dar testimonio  y al mismo tiempo para soportar las aflicciones en el caminar cristiano. Pablo estaba formando un discípulo fuerte y valiente, de carácter firme.

2 TIMOTEO 1:13 13Retén la forma de las sanas palabras que de mí oíste, en la fe y amor que es en Cristo Jesús.

 

3.- ENSEÑARLOS A DAR LA GLORIA A DIOS ES RESPONSABILIDAD DE SER MADRES

2 TIMOTEO 3:15 (BLS)  Recuerda que desde niño has leído la Biblia, y sus enseñanzas pueden hacerte sabio, para que aprendas a confiar más en Jesucristo y así seas salvo.

La satisfacción que obtiene una madre  al educar a su hijo en la fe e integrarlo a un proceso de aprendizaje bajo la autoridad pastoral es de gran bendición para su vida.

Pero sobre todas las cosas la gloria y el honor le pertenecen a Dios.

Él es quien nos da capacidad y habilidades para enseñar. Él es quien nos permite contar con su poderosa Palabra y la gloriosa asistencia del Espíritu Santo. Nosotros hacemos lo posible, pero  él lo imposible.

Los hijos son un regalo de Dios, pero la responsabilidad de educarlos es de los padres:

PROVERBIOS 1:8 8Oye, hijo mío, la instrucción de tu padre, Y no desprecies la dirección de tu madre;

Al igual que Eunice usted  y yo podemos ser parte importante en la formación y educación de nuestros hijos.

Los consejos, la orientación y el ejemplo de una mujer de Dios van dejando un testimonio imborrable en el corazón y la conciencia de su familia.

 

CONCLUSION:

1.- EDUCAR DESDE LA NIÑEZ ES RESPOSABILIDAD DE SER MADRES

2.- MOTIVARLOS A SER DISCIPULOS ES RESPONSABILIDAD DE SER MADRES

3.- ENSEÑARLOS A DAR LA GLORIA A DIOS ES RESPONSABILIDAD DE SER MADRES.

PECADOS DE OMISIÓN Y COMISIÓN

PECADOS DE OMISIÓN Y COMISIÓN

 

LUCAS 16:25

25Pero Abraham le dijo: Hijo, acuérdate que recibiste tus bienes en tu vida, y Lázaro también males; pero ahora éste es consolado aquí, y tú atormentado.

 

INTRODUCCIÓN:

La historia del rico y Lázaro provee otra ilustración del intento de los judíos por autojustificarse ante Dios, ahora con el argumento de ser hijos de Abraham.

Siete veces se menciona el nombre de Abraham, que en el relato personifica y simboliza a Dios mismo. Es curioso que Jesús no mencione el nombre del hombre rico, al parecer como una señal de desaprobación. Por otro lado, usa el nombre de Lázaro, que era muy común, por su significado en la forma hebrea: “Dios, el ayudador”, ó “Dios ha ayudado”.

En todo el relato, Lázaro no dice nada y no tiene que hacerlo porque es el padre el que habla por él. Lázaro es el símbolo de los pecadores con los cuales Jesús comía, y por lo que fue cuestionado duramente.

            Por esto es necesario saber cuáles son las características de los pecados de omisión y comisión.

Pecado por omisión es (dejar de hacer alguna cosa) o sea, por lo que no hacen cuando lo deben hacer. Como dice Santiago 4:17 A aquel, pues, que sabe hacer lo bueno y no lo hace, le es pecado.

Pecado por comisión (acción de cometer), por lo que hacen y no deberían hacer.

Como dice Pablo a los Gálatas 6:7-8 7 No os engañéis: Dios no puede ser burlado: que todo lo que el hombre sembrare, eso también segará. 8 Porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción, mas el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna.

En ambos casos asumen su responsabilidad revisemos cuales son:

 

1. HAGAMOS UN USO APROPIADO DEL  TESORO DE DIOS EN EL MUNDO.

LUCAS 16:19-21 19Había un hombre rico, que se vestía de púrpura y de lino fino, y hacía cada día banquete con esplendidez. 20Había también un mendigo llamado Lázaro, que estaba echado a la puerta de aquél, lleno de llagas, 21y ansiaba saciarse de las migajas que caían de la mesa del rico; y aun los perros venían y le lamían las llagas.

Jesús habló de un rico que festinaba sus bienes todos los días haciendo banquetes espléndidos, y vistiendo ropas elegantes y muy costosas. Al mismo tiempo y en el mismo escenario, un mendigo de nombre Lázaro estaba sentado junto a la puerta de aquel rico, deseando calmar su hambre con los restos de pan que caían de la mesa del festín.

En realidad no son migajas, sino grandes trozos de pan que los ricos usaban en lugar de servilletas para limpiar y enjugar la boca y las manos, y que luego se tiraban al piso. Por tanto, no eran restos de comida, sino basura, pero ni aun eso le estaba permitido a Lázaro.

Tal era su condición que aún los perros … le lamían las llagas. Pero aquello no era un alivio, sino al contrario, un tormento (físico y espiritual) adicional, porque en las Escrituras se presenta a los perros como animales inmundos.

Además, debieron haberle provocado numerosas infecciones por causa de la total ausencia de higiene. En una palabra, Lázaro era también inmundo e impuro.

Jesús lleva el relato al extremo, precisamente para despertar el realismo de la injusticia que provoca la avaricia.

Jesús está defendiendo un concepto de riqueza muy ignorado hoy día, el concepto de mayordomía.

Jesús enseña que la riqueza es algo que Dios nos confía no para utilizarlo para nosotros, sino para el beneficio de los demás. Si quieres invertir en la eternidad, la única inversión posible es en la gente. Porque la gente permanece, el dinero no.

Nuestra historia es, por tanto, un relato elegido por Jesús para demostrar lo peligrosa que es una vida dedicada a adquirir bienes materiales.

Este hombre no iba al infierno por las cosas malas que había hecho, sino por las cosas buenas que había dejado de hacer. (Omision)

SANTIAGO 4:17 A aquel, pues, que sabe hacer lo bueno y no lo hace, le es pecado.

 «Tenías cosas buenas—le dice Abraham—, pero el mendigo que estaba en a tu puerta nunca se benefició de ellas. Tuviste la oportunidad de utilizar tu riqueza para ayudarle y la rechazaste. Por eso estás aquí, señor rico. El dinero te importaba más que las personas.

 

2. LA REALIDAD DEL CIELO Y DEL INFIERNO.

LUCAS 16:22-26 22Aconteció que murió el mendigo, y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico, y fue sepultado. 23Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno. 24Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque estoy atormentado en esta llama. 25Pero Abraham le dijo: Hijo, acuérdate que recibiste tus bienes en tu vida, y Lázaro también males; pero ahora éste es consolado aquí, y tú atormentado. 26Además de todo esto, una gran sima está puesta entre nosotros y vosotros, de manera que los que quisieren pasar de aquí a vosotros, no pueden, ni de allá pasar acá.

La muerte es una realidad inexorable para pobres y ricos.

Se resalta la muerte gloriosa de Lázaro, siendo llevado por los ángeles al seno de Abraham, esto es, en el lugar más privilegiado y de mayor honor en la mesa del Padre.

Del rico y su muerte sólo se dice que fue sepultado.

El seno de Abraham es una expresión rabínica, y al parecer se refiere al paraíso donde iban los creyentes en el AT al morir: El martes daré un estudio más exhaustivo:

A) Podemos afirmar, en primer lugar, que el she'ól designa, en el hebreo original del Antiguo Testamento, el  lugar de las almas de los difuntos; tanto justos, como impíos.

B) El she'ól es un lugar indeseable. El Antiguo Testamento describe el she'ól como lugar tenebroso y caótico, la soledad desierta de un lugar estéril, carente de fertilidad; en una palabra, todo lo contrario de «la tierra de los vivientes».

E) ¿Un lugar o un estado? podemos afirmar que el she'ól designa un estado o una condición de los muertos, más bien que un lugar.

El judaísmo tardío llegó a percibir en el she'ól dos aspectos decisivos para la transición al concepto de hádes, según lo presenta el Nuevo Testamento: (a) un lugar transitorio; (b) un lugar con bien marcada división.

1. Los salvos entran, inmediatamente después de morir, en la gloria celeste  Dice la Confesión de Westminster, capítulo 32, 1: «Las almas de los justos, hechas perfectas en santidad, son recibidas en lo más alto del Cielo, donde contemplan la faz de Dios en luz y gloria, esperando la completa redención de sus cuerpos.»

2. Los salvos llevan, en el estado intermedio, una vida activa

1 TESALONICENSES. 5:10 10quien murió por nosotros para que ya sea que velemos, o que durmamos, vivamos juntamente con él.

Da entender que la vida del espíritu humano no se interrumpe con la muerte. Por otra parte, el hecho de ser espíritu no implica inactividad, ya que Dios es, al mismo tiempo, Espíritu purísimo  y Espíritu activísimo

HECHOS 17:28 28Porque en él vivimos, y nos movemos, y somos; como algunos de vuestros propios poetas también han dicho: Porque linaje suyo somos.

Es cierto que el Nuevo Testamento habla de la muerte de los justos como de un sueño o dormición pero esa dormición no se refiere al alma, sino al cuerpo.

A veces he oído a personas decir que no les importaría ir al infierno. Dicen “Allí tendrían muchos colegas con los que pasarlo bien”. Pero ¿dónde estaban los colegas de aquel hombre? Esa soledad es lo patético del infierno.

T.S. Eliot escribió: «El infierno es uno mismo, el infierno es soledad». El infierno es la agonía de ser incapaces de amar o de ser amados. El infierno es el reconocimiento de lo mucho que necesitamos a los demás, y de que esa necesidad ya nunca podrá ser satisfecha y sólo podremos lamentarnos de la oportunidad perdida.

¿Cómo va a enviarme Dios a mí al infierno? Soy cristiano; voy a la iglesia; estoy en los cultos, tengo mi Biblia. Debemos prestar atención a la advertencia de Jesús.

Puede que el fuego y la tortura física sean símbolos, pero simbolizan algo real, terrible y definitivo. Y lo peor de todo es que simbolizan algo a lo que la persona puede precipitarse debido a un pecado de negligencia, a pesar de haberse llamado siempre cristiano.

Volviendo a la parábola, cuando el rico murió, su espíritu fue al lugar del tormento, el lugar de los perdidos. Y el mendigo fue al lugar llamado paraíso.

El pasar por el umbral de la muerte, verdaderamente cambió su estado o condición, pero ello se debió a lo que había en el corazón de aquellos 2 hombres. Y esto es lo que el Señor había estado diciendo por todo este pasaje Bíblico: que el ser humano no puede emitir juicios basados en la apariencia exterior.

 

3. PREDICA EL EVANGELIO

LUCAS 16:27-31  27Entonces le dijo: Te ruego, pues, padre, que le envíes a la casa de mi padre, 28porque tengo cinco hermanos, para que les testifique, a fin de que no vengan ellos también a este lugar de tormento. 29Y Abraham le dijo: A Moisés y a los profetas tienen; óiganlos. 30Él entonces dijo: No, padre Abraham; pero si alguno fuere a ellos de entre los muertos, se arrepentirán. 31Mas Abraham le dijo: Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos.

Lázaro es transformado por el rico en un potencial predicador de ultratumba; su familia, llevada por la superstición, probablemente lo escucharía con atención.

El rico tenía cinco hermanos que aún no habían muerto; por lo tanto, para él estaban al alcance de la gracia de Dios.

Por la ansiedad del atormentado se deduce que vivían con la misma actitud miserable que él había tenido, olvidando los preceptos de Dios:

ISAÍAS 58:7-8 7¿No es que partas tu pan con el hambriento, y a los pobres errantes albergues en casa; que cuando veas al desnudo, lo cubras, y no te escondas de tu hermano? 8Entonces nacerá tu luz como el alba, y tu salvación se dejará ver pronto; e irá tu justicia delante de ti, y la gloria de Jehová será tu retaguardia.

El rico insiste con la presencia terrenal de Lázaro, pero se insiste también desde el cielo en señalarle que, si no escuchan el testimonio de las Escrituras, tampoco se persuadirán si alguno se levanta de entre los muertos. Es que si no aceptan el testimonio del AT respecto de la persona de Jesús como el Mesías, tampoco aceptarán el NT, cuyo texto gira en torno a la persona, palabra y obra de aquel despreciado nazareno que era—y es—el mismo Hijo del Hombre.

El rico y sus cinco hermanos, que representan a los fariseos, necesitaban una actitud más receptiva y quebrantada ante el anuncio del evangelio, y no una señal más clara. Si no creían a lo que estaba escrito, tampoco creían en la resurrección de Aquel a quien no identificaron adecuadamente como su Mesías.

Después de un poco de tiempo, Jesús resucitó a su amigo que también se llamaba Lázaro ; contrario a lo que se esperaba, en lugar de creer en Jesús por ello, los líderes religiosos comenzaron a tramar cómo asesinar tanto a Lázaro como a Jesús (comp. Juan 11:45–53; 12:10, 11).

Los cinco hermanos, claro está, somos tú y yo, los fariseos que le escuchaban o cualquiera que oiga la historia. El destino de Lázaro y del hombre rico estaba ya decidido, pero no así el de los cinco hermanos, ni el nuestro. Aún estamos aquí y tenemos nuestra oportunidad.

Al rico le gustaría enviarnos un fantasma que nos avise de la realidad de la vida venidera.

Jesús dice que sólo hay una cosa que tiene un verdadero poder de crear fe y arrepentimiento en la vida de una persona es la Biblia. La Palabra de Dios la que despierta la vida espiritual.

Cada vez que abrimos el libro de Dios, estamos ante las puertas del cielo y del infierno. Hasta ese punto es serio escuchar la Palabra de Dios. Como los cinco hermanos, puedes abrir la Biblia delante de ti; tienes ese privilegio.

Si no escuchamos la Biblia, no escucharemos nada. Si no somos cambiados por ella, no seremos cambiados por nada.

 

 

CONCLUSION:

Cinco hermanos: unos ricos y otros pobres, unos capaces y otros incompetentes, unos afortunados y otros con mala suerte. Pero todos ellos son igualmente responsables y llamados a hacer caso de la advertencia del Libro y a escoger el camino que va al cielo.

 .

LAS CORONAS DEL CRISTIANO

APOCALIPSIS 4:10-11

 10Los veinticuatro ancianos se postran delante del que está sentado en el trono, y adoran al que vive por los siglos de los siglos, y echan sus coronas delante del trono, diciendo:11Señor, digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder; porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas.

 

INTRODUCCIÓN:

Los veinticuatro ancianos representan a la gran Iglesia unida en Jesucristo alabando a Dios.

Juan usa aquí una figura que conocía muy bien el mundo antiguo: Los ancianos rendían sus coronas ante el trono de Dios. En el mundo antiguo aquel gesto era la expresión de una sumisión total. Cuando un rey se rendía a otro, echaba su corona a los pies del vencedor.

Algunas veces los romanos llevaban consigo una imagen de su emperador; y, cuando sometían a un monarca, hacían una ceremonia en la que el vencido tenía que rendir su corona ante la imagen del emperador.

Esta escena presenta a Dios como el Conquistador de las almas, y a la Iglesia como el Cuerpo de creyentes que se le han rendido. No puede haber fe sin sumisión.

Los ancianos alaban a Dios por dos cosas:

(i) Él es su Señor y Dios. Llamar sencillamente a Dios Señor y Dios era una confesión triunfante de fe, una proclamación de que Él ocupa el lugar supremo en todo el universo.

(ii) Dios es el Creador. Es por Su voluntad y propósito por lo que existían todas las cosas aun antes de la Creación y fueron por último traídas al ser real. El ser humano ha adquirido muchos poderes, pero no posee el de crear. Puede alterar y reformar, hacer cosas con materiales ya existentes; pero únicamente Dios puede crear de la nada. Esta gran verdad quiere decir que en su sentido más real todo el universo le pertenece, y no hay nada que el ser humano pueda usar a menos que Dios se lo haya dado.

            Revisemos en la Palabra de Dios cuáles son esas coronas que los creyentes pueden recibir de Dios. Existe cinco coronas para el creyente que persevere hasta el final y alcance tesoros en esta tierra: 

 

    Las coronas que el creyente puede recibir es:

1. LA CORONA INCORRUPTIBLE: Para los que luchan contra el pecado.

1 CORINTIOS 9:24-25 24 ¿No sabéis que los que corren en el estadio,  todos a la verdad corren,  pero uno solo se lleva el premio?  Corred de tal manera que lo obtengáis. 25Todo aquel que lucha,  de todo se abstiene;  ellos,  a la verdad,  para recibir una corona corruptible,  pero nosotros,  una incorruptible.

En esta lectura Pablo usa una analogía. Les insiste a los cristianos corintios que querían tomárselo con calma en que nadie llega nunca a nada sin una seria autodisciplina.

A Pablo le fascinaba siempre la figura de los atletas. Un atleta tiene que entrenarse intensamente si quiere ganar una competición; y los corintios sabían de esas cosas, porque los famosos juegos ístmicos que solo eran menos importantes que los olímpicos se celebraban en Corinto.

Además, el atleta se somete a la autodisciplina y al entrenamiento para ganar una corona de laurel que quedaba reducida a polvo en breve tiempo; ¡cuánto más tendría que disciplinarse un cristiano para ganar la corona de la vida eterna!

En este pasaje, Pablo expone brevemente una especie de filosofía de la vida.

(i) La vida es una contienda. Como decía William James: «Si esta vida no fuera una auténtica pelea en la que se gana algo eterno para el universo cuando se tiene éxito, no es más importante que un simulacro del que uno se puede retirar cuando quiera.

Un soldado de juguete no gana batallas; un entrenador tolerante no gana campeonatos. Tenemos que vernos como guerreros siempre en campaña, como atletas que se lanzan hacia la meta.

(ii) Ganar una batalla o salir vencedor en una competición requieren disciplina. Tenemos que someter a disciplina nuestros cuerpos para tenerlos en forma; esta es una de las áreas más abandonadas en la vida espiritual, de la que muchas veces surgen las depresiones. Si hemos de hacer algo lo mejor posible tendremos que dedicarle un cuerpo tan capaz como pueda llegar a ser.

Hemos de someter a disciplina nuestras mentes; una de las tragedias de la vida es que la gente se niega a pensar hasta llegar a una condición en que ya le resulta imposible. No podemos resolver los problemas escondiéndonos o huyendo de ellos. Tenemos que someter a disciplina nuestra alma; podemos hacerlo enfrentándonos con los dolores de la vida con serena entereza; con sus tentaciones, con la fuerza que Dios da; con sus desilusiones, con valor.

(iii) Tenemos que conocer nuestra meta. Es descorazonador ver el obvio despiste de las vidas de tantas personas; van a la deriva en vez de dirigirse a algún sitio.

Tenemos que saber lo que vale nuestra meta. El gran atractivo de Jesús es que se basaba en la declaración: «Considera lo que te pierdes si no sigues Mi camino».

La meta es la vida, y no cabe duda de que vale la pena alcanzarla.

(iv) No podemos salvar a otros si no somos los dueños de nosotros mismos.

Los griegos enseñaban que la primera regla de la vida es: «¡Conócete a ti mismo!».

Está claro que no podemos hacer nada por otros hasta que no hagamos algo con nosotros mismos; no podemos enseñar lo que no sabemos; no podemos llevar a otros a Cristo hasta haberle encontrado nosotros.

 

    Las coronas que el creyente puede recibir es:

2. LA CORONA DEL GOZO:   Del ganador de almas.

1 TESALONICENSES 2:17-19 17Pero nosotros,  hermanos,  separados de vosotros por un poco de tiempo,  de vista pero no de corazón,  tanto más procuramos con mucho deseo ver vuestro rostro;

18por lo cual quisimos ir a vosotros,  yo Pablo ciertamente una y otra vez;  pero Satanás nos estorbó.

19Porque  ¿cuál es nuestra esperanza,  o gozo,  o corona de que me gloríe?  ¿No lo sois vosotros,  delante de nuestro Señor Jesucristo,  en su venida?

FILIPENSES 4:1 1  Así que,  hermanos míos amados y deseados,  gozo y corona mía,  estad así firmes en el Señor,  amados.

 

No hay un gozo tan hermoso que cuando conducimos a las personas a Cristo, esta corona está reservada para el ganador de almas. 

Pablo usa dos ilustraciones interesantes en este pasaje.

(i) Dice que Satanás le bloqueó el camino cuando quería ir a Tesalónica. La palabra que usa (enkóptein) es el término técnico para poner un bloque en medio de la carretera para impedir el paso de una expedición. La labor de Satanás consiste en poner obstáculos en el camino del cristiano —y la nuestra debe ser vencerlos.

(ii) Dice que los tesalonicenses eran su corona. En griego hay dos palabras para corona. Una es diádêma, que se usa casi exclusivamente refiriéndose a la corona real. La otra es stéfanos, que se utiliza casi exclusivamente para designar la corona del vencedor en alguna contienda deportiva. Stéfanos es la palabra que usa aquí Pablo. El único premio que apreciaba realmente en la vida era ver vivir a sus convertidos de acuerdo con el Evangelio.

La gloria de cualquier maestro está en sus alumnos; y si llegara el día en que le dejaran atrás en sabiduría, su gloria sería aún mayor. La mayor gloria de una persona está en las que haya puesto o ayudado en el camino de Cristo.

 

    Las coronas que el creyente puede